Sigur Rós, esa experiencia mágica que solo esperaste ver en el cine - El Mostrador

Lunes, 11 de diciembre de 2017 Actualizado a las 14:36

Crítica de música

Autor Imagen

Sigur Rós, esa experiencia mágica que solo esperaste ver en el cine

por 27 noviembre, 2017

Sigur Rós, esa experiencia mágica que solo esperaste ver en el cine
Sigur Rós ha estado de gira por el mundo durante los últimos 19 meses y lo que más les sorprende, es lo conocidos que son. "Hemos estado actuando en lugares en los que nunca hemos estado antes, como Kuala Lumpur, Singapur, y hemos vendido conciertos de más de 8000 personas. Nunca esperamos eso", dijo el bajista Georg Holm a la revista Icelandreview el 31 de octubre pasado, solo a días de su esperado concierto en Chile que repletó el Movistar Arena el viernes pasado en la capital.

Cuando los miembros del grupo post-rock islandés Sigur Ros - Jónsi Birgisson, Georg Hólm y Orri Páll Dýrason - se embarcaron en su gira de conciertos actual, lo hicieron sin un grupo de músicos de apoyo, como era su costumbre, y sin el tecladista Kjartan Sveinsson, que dejó la banda en 2013.

Es un cliché decir que su música se describe más fácilmente en términos geológicos pertinentes para el país de origen del conjunto, pero es cierto. Una actuación de Sigur Rós no es fácil de describir. Primero que nada, las canciones no importan tanto como estar ahí para poder escucharlas. Un bootleg, por ejemplo, no cumpliría su propósito. Estar frente a ellos y sencillamente escucharlos, es todo.

Todas las fotografías: Carlos Müller

Esto no quiere decir que sus álbumes no sean igualmente singulares, porque lo son; Sigur Rós es uno de los pocos grupos que suenan de manera impecable tanto en el estudio como en el escenario. Las canciones ya están escritas, pero las reviven como si fuera la primera vez que las estuvieran tocando, y más conmovedor aún, es sentir que son tan personales, que, en vez de estar en el escenario, es como si estuvieran dentro de tu casa.

En vivo, la banda suena como un mosaico de temas, a ratos similares, subrayados por uno de los elementos de soporte de la compañía islandesa: la guitarra apagada y encorvada, la armonía escasa y la voz desgarradora del cantante Jónsi. Ninguna canción se aleja demasiado de la otra. Un conjunto, reconstruido por canciones de álbumes separados que se siente más como una sola sinfonía.

Visualmente, el espectáculo fue simplemente alucinante, presentando pantallas de luz innovadoras y lo más notable fue la serie de pantallas y mallas que representaban imágenes proyectadas en 3D.

Todas las fotografías: Carlos Müller

En dos horas, los islandeses nos presentaron una retrospectiva de su carrera que abarca casi todos sus 20 años de historia de grabaciones, pero con un giro. Algunas de las piezas fueron reorganizadas para adaptarse al nuevo formato de trío, haciéndolas más duras y quejumbrosas y dejando espacio para vagar por la voz de falsete de otro mundo de Birgisson y una guitarra eléctrica inclinada.

Sonaron varias canciones nuevas, incluyendo el número de apertura, la etérea boyante, "Á", el exuberante y calmado "Niður" y el luminoso y lento "Varða", que cerró el primer set.

Han pasado cuatro años desde que el trío islandés lanzó su último disco “Kveikur”, una respuesta temperamental y meditabunda a la catarsis de sus trabajos anteriores, un sonido increíblemente único que han sido pioneros. Mientras Sigur Rós nos hace adivinar qué encarnación de su belleza atormentada se revelará a continuación, el bajista, multiinstrumentista y miembro fundador Georg Hólm se toma un momento para arrojar sobre el escenario, el éxito y por qué puede volverse fácilmente, parte de la banda sonora de la vida.

Sigur Rós es esa banda que termina volviéndose un marcador de ruta profundamente personal para la memoria, la fantasía y la liberación. Uno de esos conciertos que ciertamente, los 11 mil fanáticos que repletaron el Movistar Arena, y que en algunos casos lloraban de emoción, difícilmente podrán olvidar.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)