sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 01:21

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Libro "Las bondades del pesimismo y el peligro de la falsa esperanza" de Roger Scruton

por 26 abril, 2018

Libro “Las bondades del pesimismo y el peligro de la falsa esperanza” de Roger Scruton
A lo largo de todo el libro, Scruton hace el énfasis en el “nosotros” por sobre el “yo, no para negarlo o subsumirlo en estructuras dominadoras, sino justamente para que logre potenciarse en los lazos de la ciudad.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Todo espíritu fino pega respingos frente a las falacias.

Y Roger Scruton ciertamente tiene una mente delicada y sutil.  Por eso, gran parte de su magnífico libro está centrado en la argumentación contra ciertas y muy extendidas falacias. Es un agrado leer críticas tan certeras sobre ellas. La del mejor caso posible, la de los nacidos en libertad, la de la utopía, la de la suma cero, la de planificación, la del espíritu en movimiento, la de la agregación, todas y cada una diseccionadas y desvirtuadas.

A lo largo de todo el libro, Scruton hace el énfasis en el “nosotros” por sobre el “yo, no para negarlo o subsumirlo en estructuras dominadoras, sino justamente para que logre potenciarse en los lazos de la ciudad.  Ahí, en el asentamiento humano, quedan desvirtuados los optimismos ilimitados y las esperanzas infundadas, ahí es posible la distinción entre falso y verdadero optimismo (siempre algo pesimista) y las falsas y verdaderas esperanzas. Por eso, Scruton le otorga un papel tan importante a la ironía y al perdón, dos actitudes profundamente humanas que colocan nuestro “yo” al servicio del “nosotros”.

Aunque hay momentos en que molesta una cierta  indefinición del autor respecto a convicciones y objetivos finales, su dura y descalificadora crítica de los transhumanistas revela dos cosas: el conocimiento que Scruton tiene de todas les tesis sobre desarrollos científicos previstos y propuestos que pretenden llevar a la humanidad “más allá de sí misma” y  la valoración muy negativa con que enfrenta esas posibilidades. No sólo estima que se harán imposibles muchas de ellas, sino que anuncia también el fracaso práctico de las que logren concretarse. Es, sin duda alguna, un muy buen texto para contrastar con el libro de Álvaro Fischer que comentábamos pocas semanas atrás.

Ayudará mucho al lector conocer de primera mano dos fuentes importantes para Scruton: Huxley y su mundo “feliz” y Burke, con su valoración positiva del precedente o prejuicio. En la ridiculez de esa felicidad fracasada y en la vitalidad de esa tradición revalorada -respectivamente-   funda Scruton su mirada escéptica que, de modo algo exagerado, el autor llama pesimismo.

Un libro para liberales transhumanizadores (lo sufrirán) y para conservadores optimistas y esperanzados (lo valorarán).

Roger Scruton, Las bondades del pesimismo y el peligro de la falsa esperanza, Fundación para el Progreso. Santiago, 2018, 233 páginas.

Gonzalo Rojas Sánchez. Profesor Universitario. Foro republicano

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV