Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:39

Corredora encargada de la enajenación de canal del Presidente responde a dudas obre concesión del canal

Larraín Vial asegura que informe de Contraloría no afecta venta de Chilevisión

por 17 agosto 2010

Larraín Vial asegura que informe de Contraloría no afecta venta de Chilevisión
El contrato firmado por la Universidad de Chile y Venevisión establece la renovación automática del usufructo por otros 25 años. Y es el Consejo Nacional de Televisión, sostiene la corredora, el que tendrá que aprobar en 2018 la extensión del período. Un trámite que no reviste mayor problema, aseguran, por lo que la venta estaría en la puerta del horno.

El informe de la Contraloría emitido ayer no afecta de ningún modo la negociación de venta de Chilevisión, aseguraron a El Mostrador fuentes de la corredora Larraín Vial. Los representantes de la corredora de bolsa, encargada del proceso de compraventa de la estación televisiva de propiedad del Presidente Sebastián Piñera, salieron a poner “paños fríos” luego que este lunes el contralor Ramiro Mendoza se pronunciara sobre la venta de Chilevisión instalando un nuevo punto de incertidumbre.

En un documento de poco más de 20 páginas, el contralor indicó que la señal del canal privado le pertenece a la Universidad de Chile y que la casa de estudios la entregó a Venevisión para su explotación en 1993 por un plazo fijo de 25 años, que vence en 2018.

Esta decisión fue validada por el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) en su oportunidad, pero en dicho acuerdo no se incluyó una cláusula que indicara que el usufructo se podía renovar automáticamente. Algo que, según Larraín Vial, sí estaría despejado puesto que en otro apartado del informe de Contraloría se estipula que el contrato firmado por la Universidad de Chile con Venevisión contempla la renovación automática del usufructo de la concesión en 2018.

Detalles del contrato

El plazo fijo o la renovación automática ha sido el principal punto en discordancia para que Piñera pueda vender la estación. Linzor Capital, desechó el negocio debido a este hecho.

Gracias al documento de la Contraloría ayer se conocieron por primera vez los detalles de la operación que lideró el entonces rector Jaime Lavados. El contrato, firmado el 30 de julio de 1993, establece en su cláusula número cuatro, “que la Universidad y Venevisión acordaron que al término de 25 años contemplados para la duración del usufructo éste se renovaría automáticamente por el mismo período de tiempo”.

Según fuentes de Larraín Vial lo que procede entonces es que el nuevo comprador de Chilevisión solicite, en 2018, la aprobación por un nuevo período de 25 años al Consejo Nacional de Televisión, el ente encargado de autorizar la entrega de cualquier señal televisiva en Chile. Un trámite que reviste un carácter administrativo, ya que salvo incumplimientos graves a la ley el CNTV visa sin dificultades este tipo de operaciones.

La Contraloría señala que el CNTV otorgó el usufructo de la concesión por 25 años, es decir, hasta 2018, haciendo notar que el acuerdo de renovación automática acordado por la Universidad de Chile excede dicho plazo. Y agrega que, en su momento, los organismos competentes deberán ponderar dichas materias.

Fuentes de la corredora aseguraron que los interesados no tienen dudas respecto al punto, que hicieron los estudios en derecho y, que pese a que fue este acápite el que abortó el traspaso de Chilevisión al fondo Linzor, la venta se concreta esta semana.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes