Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Presunta boleta de garantía falsa entrampa millonaria licitación del Registro Civil

por 19 agosto 2010

Presunta boleta de garantía falsa entrampa millonaria licitación del Registro Civil
"Si la evaluación técnica se hubiera ajustado estrictamente a las bases de licitación, nuestra propuesta debió haber sido la adjudicada. Presentamos la mejor oferta técnica y una oferta económica cuyo precio es 10,72% inferior al límite máximo impuesto en las bases", sostiene la firma Sagem.

Una nueva denuncia por presuntas irregularidades está entrampando una de las millonarias licitaciones del Servicio de Registro Civil e Identificación. Esta vez se trata del contrato por cerca de US$300 millones para la renovación de cédulas de identidad y pasaportes adjudicado el 16 de julio pasado a la empresa española Indra.

Once días después, el Tribunal de Contratación Pública ordenó suspender la suscripción del contrato mientras no se aclaren las impugnaciones al proceso hechas por Sonda y la francesa Sagem (ahora Morpho), otros oferentes de la licitación que cuestionaron cambios en criterios técnicos y acusaron ilegalidades en la renovación de una boleta de garantía de la española.

Sobre este último punto, según un escrito presentado el miércoles por Sagem ante el Tribunal de Contratación Pública, Corpbanca reconoció que una boleta de garantía de Indra por US$500 mil fue emitida fuera de plazo.

Lo anterior, consideró la denunciante "comprueba que la española no cumplió con la exigencia de garantía que imponían las bases de licitación -por la cual COASIN fue descalificado- y que el Registro Civil cometió una grave irregularidad para favorecer a la empresa española".

En el documento Sagem manifiesta que en una reunión efectuada el mismo miércoles entre el abogado de Sagem, Miguel Aylwin, y el fiscal de Corpbanca, Cristián Canales Palacios, este último reconoció que el 29 de marzo recibieron la instrucción de la Caixa de Barcelona de emitir una boleta de garantía cuyo beneficiario era el Servicio de Registro Civil e Identificación y cuyo tomador era Indra Sistemas Chile S.A. La solicitud contenía expresamente el requerimiento que dicha boleta indicara como fecha de emisión el 11 de marzo de 2010.

En el escrito, la firma agrega que de esta forma, la boleta Nº 000486 por US$ 500.000 fue emitida efectivamente el 31 de marzo, pero con fecha de emisión 11 de marzo tal como se había solicitado desde el banco español.

Este hecho es parte de una serie de presuntas arbitrariedades e ilegalidades que denunció Sagem respecto de la licitación de cédulas de identidad y pasaportes perjudicaron claramente su posición de liderazgo, explica la compañía en su presentación.

Lo anterior, reseña en el escrito, porque sólo dos días antes de entregar el resultado de la evaluación técnica -después aproximadamente 13 meses de análisis- en forma arbitraria e ilegal y sin respetar las bases de licitación se modificaron las exigencias en relación a la experiencia solicitada, con lo cual se favoreció abiertamente a uno de los proponentes, puesto que este hecho impidió su descalificación técnica

"Si la evaluación técnica se hubiera ajustado estrictamente a las bases de licitación, nuestra propuesta debió haber sido la adjudicada. Presentamos la mejor oferta técnica y una oferta económica cuyo precio es 10,72% inferior al límite máximo impuesto en las bases", dice Sagem.

Y, en ese sentido, la compañía solicita "a las autoridades que corresponden a interiorizarse del proceso y hacer cumplir estrictamente las bases publicadas" así como que esperaba que "el Registro Civil actúe en consecuencia, decrete la inadmisibilidad de la propuesta de Indra y proceda a revisar la evaluación técnica, eliminando los cambios de criterios que afectaron al final del proceso de evaluación".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes