Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

El miedo provoca las mayores caídas en más de tres meses en Wall Street

por 16 noviembre 2010

El miedo provoca las mayores caídas en más de tres meses en Wall Street
El Dow Jones no había registrado un descenso tan pronunciado desde el pasado 11 de agosto. Lo mismo ocurrió con el selectivo S&P 500, que bajó un 1,62%, al perder 19,41 unidades y cerrar en 1.178,34 unidades.

El miedo a que los problemas irlandeses se propaguen por otros países europeos y a que la economía china se resienta de una hipotética subida de tipos de interés desencadenó este martes  las mayores caídas en Wall Street desde hace más de tres meses, todas en torno al 1,6 por ciento.

El principal indicador del parqué neoyorquino, el Dow Jones de Industriales, cerró a 11.023,50 puntos, 178,47 por debajo del nivel de cierre del día anterior, lo que supone un descenso del 1,59%, que deja el índice muy cerca de la cota de los 11.000 puntos.

El Dow Jones no había registrado un descenso tan pronunciado desde el pasado 11 de agosto. Lo mismo ocurrió hoy con el selectivo S&P 500, que bajó un 1,62%, al perder 19,41 unidades y cerrar en 1.178,34 enteros.

Incluso el descenso del 1,75% registrado por el índice compuesto que mide la evolución del mercado Nasdaq (-43,98 puntos, hasta 2.469,84 unidades) fue también el más pronunciado desde el pasado 11 de agosto.

El parqué neoyorquino, que es el último gran mercado de valores que cierra diariamente en el mundo, vivió así una jornada muy similar a la de otras plazas financieras.

En Europa, la bolsa española bajó hoy el 2,46%, la mayor caída también desde hace tres meses, la italiana el 2,05%, la suiza el 1,3%, la francesa el 2,63%, la británica el 2,38% y la alemana el 1,87%, después de que horas antes los mercados bursátiles más importantes de Asia, salvo Kuala Lumpur, también cerraran con caídas, aunque más contenidas.

Los analistas atribuyen los descensos sufridos hoy en todo el mundo a los temores que despierta en la comunidad inversora internacional la posibilidad de que China decida, igual que hizo hoy Corea del Sur, subir sus tipos de interés para combatir los riesgos que conlleva la inflación.

Una subida de los tipos de interés en el gigante asiático podría conllevar un enfriamiento de su ritmo de crecimiento.

No es de extrañar que entre los sectores que más penaron hoy se encontraran el de las materias primas, ya que China es un gran consumidor.

Así, el fabricante de aluminio Alcoa fue el que más bajó hoy del Dow Jones (-2,76%), después de la aseguradora Travelers (-3,61%), al tiempo que en el mercado de materias primas el crudo de Texas bajó el 3%, para terminar la sesión a 82,34 dólares por barril, y el oro retrocedió un 2,2% para cerrar a 1.338,4 dólares la onza.

Otro foco de preocupación para los inversores provino hoy de Bruselas, donde los ministros de Finanzas de la zona euro discuten un plan para solventar las necesidades de financiación del maltrecho sector bancario irlandés y poner freno a la caída del precio de la deuda soberana del país en las últimas semanas, que ha disparado su rentabilidad, que evoluciona en sentido opuesto, hasta el 8%.

La Comisión Europea (CE) confirmó hoy que ya ha iniciado los contactos formales con las autoridades irlandesas, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para rescatar al sector bancario irlandés.

"Los verdaderos problemas están en el sector bancario" y no en la financiación pública, "pero ambos están conectados", explicó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, antes de participar en la reunión.

El Gobierno irlandés ha cifrado el rescate de su sistema financiero en unos 50.000 millones de euros, lo que elevará la cifra de déficit público del país hasta el 32% del PIB en 2010.

Dublín se resiste a pedir la asistencia de sus socios, pese a los reiterados ofrecimientos en este sentido por parte de los distintos líderes de la UE, preocupados por el posible contagio de la crisis a otros países de la periferia de la región, como Portugal.

Con esta incertidumbre sobre la situación en Europa tampoco es de extrañar que el dólar subiera hoy respecto al euro, por el que se pagaban 1,3489 dólares, frente a los 1,3569 dólares de un día antes, y que la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años cayera hasta el 2,84%.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes