Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

Acogió denuncia y comenzó investigación

La FNE le cae encima a Enersis

por 19 noviembre 2010

La FNE le cae encima a Enersis
Alta tensión en el sector eléctrico. La Fiscalía Nacional Económica investiga si existen subsidios cruzados en el grupo Enersis y si está cumpliendo con las medidas de transparencia impuestas por la Comisión Resolutiva después de que Endesa España comprara Enersis y sus filiales. Los empresarios se quejan con el Presidente Piñera por los altos precios de la energía. El economista Manuel Cruzat responsabiliza de la situación a la falta de competencia, al oligopolio de las generadoras Endesa, Colbún y Aes Gener.

En medio de la tensión que atraviesa el sector eléctrico, por los altos precios de generación, la Fiscalía Nacional Económica acogió una denuncia para investigar al grupo Enersis y sus filiales Endesa y Chilectra.

En la resolución, emitida el 30 de octubre, el organismo sostiene que revisará el cumplimiento del fallo de la Comisión Resolutiva que, en octubre de 2002, autorizó “con condiciones” la toma de control de Enersis y sus filiales (Endesa y Chilectra) por parte de Endesa España. Y estableció “medidas de transparencia respecto de las empresas controladas por Enersis que tuvieron por objeto asegurar la independencia en la administración de las sociedades controladas por Endesa España, esto es Enersis, Endesa y Chilectra".

Concluye que los antecedentes tenidos a la vista “permiten presumir que dichas medidas no se estarían cumpliendo a cabalidad, dando cuenta de la eventual existencia de subsidios cruzados entre las empresas que integran el holding Enersis, lo que configuraría un incumplimiento de la resolución 667/2002”.

Los subsidios cruzados se dan cuando una empresa opera en dos mercados: uno con competencia y otro sin. Así, vende bajo sus costos en el negocio con competencia, pero obtiene grandes ganancias en aquel sin competencia, ya que puede cobrar lo que desee. Esto implica un traspaso irregular de rentas.

La denuncia fue presentada en mayo por el ex trabajador de Chilectra, José Sepúlveda Vergara, quien fue despedido después de 22 años de cumplir labores en el centro económico de despacho de carga.

El Mostrador consultó a la FNE, pero el fiscal Felipe Irarrázabal declinó entregar antecedentes.

Precios más caros que antes del gas natural

El economista Manuel Cruzat Valdés explica que los altos precios de la electricidad tienen su origen en la falta de competencia en el negocio de la generación. “Ello quedó de manifiesto y se consolidó en las recientes licitaciones del consumo para los clientes residenciales”.

Cruzat opina que los errores deben cambiarse. “¿Cómo vas a aceptar una sobrecuenta de US$ 1.600 millones? ¿En que mundo aceptarías que te cobren un sobreprecio del 1% del PIB? Esto tiene que resolverse ¿o vamos a observar esto durante 15 años como si nada se pudiera hacer?”.

Sostiene que cuando existen pocos actores -en este caso, Endesa, Colbún y Aes Gener- se produce un oligopolio. El mismo que, según él, permitió que las tres empresas “cobraran US$ 30 en exceso por megawatt  hora (MW/h) en las licitaciones, lo que equivale a US$ 1.600 millones anuales de ganancias adicionales para esas generadoras”. A nivel país la cifra se traduce en un 1% del PIB anual. “Eso es tremendo e impacta gravemente el crecimiento del país”, dice quien se ha convertido en un defensor de la libre competencia y cuyo informe fue clave para impedir la fusión de D&S y Falabella.

Las generadoras se adjudicaron los contratos de energía y potencia a un precio promedio de US$ 100 por MW/h, “el doble de países que compiten con Chile como Perú o Estados Unidos”.  Y que superan a los que había antes de la llegada del gas natural: US$ 60 por MW/h (en dólares actuales) en promedio.

En 2005 se dictó la llamada Ley Corta 2 que cambió el sistema con que tradicionalmente se fijaban las tarifas. En medio de la crisis del gas argentino, el gobierno de Ricardo Lagos decidió asegurar el suministro eléctrico ante el temor de un racionamiento y diseñó un esquema de licitaciones a largo plazo. Gracias a la ley impulsada por el entonces ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, se adjudicó el 100% del consumo eléctrico residencial por 15 años a los valores antes mencionados. Estos regirán entre 2010 y 2025 sin modificaciones.

“Endesa, Colbún y Aes Gener se aprovecharon y profitaron de un error mayúsculo de la autoridad y entre ellas se repartieron la torta y cobraron precios más altos que los históricos”, dice Cruzat. El economista de la UC y MBA en Chicago señala que es una excusa decir que no se construyen nuevas centrales por culpa de ley de medio ambiente. “En todos los países existen normativas similares. En Estados Unidos está la EPA (Enviromental Proteccion Agency) que es equivalente a la Conama y se hacen inversiones por 20 mil MW anuales. Es más que la capacidad instalada de Chile”.

"Clásico caso de colusión tácita"

Cruzat repara en otro punto: “Endesa se quedó con el 45% de la energía licitada, Colbún con el 25% y Gener con el 20%, porcentajes muy similares a las participaciones de mercado que poseen en el Sistema Interconectado Central (que abarca desde Tal-Tal a Chiloé)”.

Una de las principales razones que explican esta situación es que las licitaciones exigían contar con energía a 15 años, lo que era viable sólo para las empresas que ya estaban operando: “Dado que esto lo sabían los actores existentes el resultado más probable era que hubiese una repartición proporcional, pero a precios sustancialmente más altos. Un caso clásico de colusión tácita que debió evitarse”.

Relicitación y banda de precios

Los empresarios expresaron su preocupación al Presidente Sebastián Piñera en la comida anual de la Sofofa y en una reunión del CEP y éste les aseguró que los precios van a bajar en los próximos años. Opinión que fue ratificada por el ministro de Energía, Ricardo Rainieri, quien aseguró en La Tercera que los costos de la energía podrían disminuir hasta en un 40% gracias al ingreso  de nuevas centrales al sistema y al gas natural licuado.

Cruzat sostiene que eso no va a ocurrir. “De partida, Rainieri no se refiere a los clientes residenciales porque el 100% del consumo está licitado por 15 años”. Lo que está pendiente es el 50% de la energía para los clientes libres como mineras y grandes empresas que llaman directamente a licitación.  Aunque las nuevas centrales tengan costos de generación efectivamente más bajos, no los van a traspasar. La señal de precios en las licitaciones pasadas es tan fuerte que va a terminar permeando al negocio de los clientes libres. ¿Cómo Endesa le va a cobrar uno a equis y a otro el 70% de equis?”.

Cruzat opina que los errores deben cambiarse. “¿Cómo vas a aceptar una sobrecuenta de US$ 1.600 millones? ¿En que mundo aceptarías que te cobren un sobreprecio del 1% del PIB? Esto tiene que resolverse ¿o vamos a observar esto durante 15 años como si nada se pudiera hacer?”.

Concluye que deben relicitarse los contratos, cuidando que entren nuevos actores, se fijen bandas de precios que reflejen un sistema eléctrico más competitivo y que el gobierno garantice lugares preaprobados para proyectos de generación.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes