Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:51

Impacto en el negocio de la información

La venta de The Huffington Post remece la industria de la prensa

por 8 febrero 2011

La venta de The Huffington Post remece la industria de la prensa
No es sólo una gran operación. También es la evidencia que comprueba la importancia de los medios electrónicos y su impacto en la ciudadanía y el debate en la elite política. ¿Por qué la venta es mucho más que US$ 315 millones?

The Huffington Post, el medio electrónico más leído en Estados Unidos, fue creado con un millón de dólares. Una cifra mínima para un negocio que engordaría y se convertiría en el referente más leído en su país de origen, tras The New York Times: la página es visitada por más de 12 millones de usuarios únicos al mes.

Su impacto lo hizo alcanzar un precio de venta que sorprende si se compara con la inversión inicial en 2005. El blog creado por Arianna Huffington fue vendido a America Online (AOL) por US$ 315 millones.

Esto habla no sólo del ojo comercial de la periodista de origen griego, sino también del impacto de un medio que logró superar a íconos como Washington Post y Los Angeles Times.

La operación comercial no sólo tiene relevancia en el mundo de los negocios, sino también en el Periodismo. Huffington ha dicho que a los medios tradicionales en su país se le escaparon grandes historias, como la inexistencia de armas de destrucción masiva en Irak y las causas que condujeron a la crisis financiera. Aunque nunca ha hablado de la desaparición de los diarios de papel, Huffington también ha mencionado la renovación: “No creo que vayan a desaparecer. Van a tener que ajustarse: algunos desaparecerán, pero los mejores se ajustarán y sobrevivirán”, comentó en una entrevista quien fuera considerada por la revista Forbes como una de las 12 mujeres más influyentes en los medios.

¿Qué augura la venta millonaria de The Huffington Post?

El plus de los contenidos

“Esto viene a poner de manifiesto el vuelo que están tomando los contenidos en el mundo digital”, sentencia Francisca Briones, socia de la agencia de publicidad y diseño OQO. “Esto es como aguas que se van canalizando, se trata de cómo las audiencias van haciéndose más específicas”, dice al mismo tiempo de relevar la importancia que tiene para los usuarios participar en los propios medios que leen.

“Nosotros queremos revitalizar el periodismo ciudadano, con más historias, más transparencia”, mencionó también Huffington cuando le preguntaron sobre el plus de su medio, a pesar que en éste los comentarios se moderan bastante para no crear un ambiente tóxico.

Briones cree que los ciudadanos cambian tanto que “hace un año quizás no habríamos estado hablando de esto”, y augura que la televisión digital va a remover también al mundo del Periodismo porque los ciudadanos están eligiendo y van a seguir en esa senda. “Pese a que los heavy users o first users de las redes sociales en Chile han sido periodistas, los medios han sido mucho más lentos en percatarse del cambio porque no compiten con la vorágine de la noticias al instante; aunque es obvio que esto abre otros nichos”, comenta Briones.

La compra del blog más leído en Internet también abre nuevas expectativas acerca de la rentabilidad de este tipo de medios. Giorgio Baghetti, director digital de la agencia web Fusiona, fija este hecho como un hito que deja muy atrás la época del reventón de la burbuja en Internet, cuando a comienzos del año 2000 las empresas alcanzaron un valor nominal muy alto, pero en el fondo no valían nada y muchas de ellas murieron. “Aparece el valor del desarrollo de contenidos en el mundo electrónico, que por mucho tiempo pasó como el hermano pobre del Periodismo… Es este contenido el que genera un valor que permite que estas empresas se puedan comprar”, dice Baghetti.

Sin embargo, frente a la operación misma, hay quienes son más escépticos. Andrés Azócar, investigador de la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales, se pregunta si el medio seguirá manteniendo su influencia, debido al choque cultural entre Huffington Post y una organización más tradicional como AOL. "Tenemos que ver si se sigue mirando con la misma frescura al Huffington y si va a seguir manteniendo esa gracia. Además, si los blogueros sienten que fueron parte del proyecto y no reciben nada por la venta… hay un montón de cosas de representación que no están aseguradas con la venta", dice Azócar.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes