Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:35

Especuladores hacen fuerte apuesta que precio del cobre continuará en picada

por 3 octubre 2011

Especuladores hacen fuerte apuesta que precio del cobre continuará en picada
Los especuladores en los mercados futuros estadounidenses están haciendo su mayor apuesta a una baja de precios en más de dos años, de acuerdo a cifras del gobierno de los Estados Unidos. El cobre ha caído un 25% en lo que va del año y el consenso entre analistas es que el precio podría desplomarse hasta un 10% más.

La mayor caída del cobre desde la recesión mundial del 2008 llevó a los analistas a rebajar sus pronósticos de precios un 16 por ciento en una semana, ante la creciente preocupación por el impacto la actual crisis economica pueda tener en la demanda. El desplome del precio del metal en septiembre también atenuó las expectativas de que se produzca escasez de oferta en el 2012.

El metal podría bajar hasta 10 por ciento a US$6.500 la tonelada para el 31 de diciembre, según la mediana de 16 analistas y operadores consultados por Bloomberg. Su estimación era de US$7.773 hace una semana. Los especuladores en futuros estadounidenses están efectuando su mayor apuesta a una baja de precios en más de dos años, muestran los datos del gobierno de los Estados Unidos. Barclays Capital redujo su pronóstico de déficit del abastecimiento mundial cuatro veces desde abril, y Deutsche Bank AG anticipa un excedente ya el año que viene.

Las materias primas entraron en un mercado bajista este mes, cayendo 21 por ciento desde abril, debido al temor de que la desaceleración del crecimiento reduzca la demanda de productos primarios. Los precios habían subido a más del doble desde comienzos de 2009 conforme el aumento del consumo liderado por los mercados emergentes produjo escasez en todo tipo de productos, desde el maíz y el cobre al petróleo crudo. Unos 5.000 comerciantes se reunirán en la capital británica desde el 3 de octubre en la semana de la Bolsa de Metales de Londres, evento anual durante el cual se discuten los contratos de abastecimiento.

“Si no hay demanda, no hace falta hablar de escasez”, dijo Robin Bhar, analista de Credit Agricole SA en Londres que sigue la evolución del mercado de los metales desde hace unos 25 años. “Este no es un mercado normal. Hay mucho miedo. En este momento, la gente está en estado de pánico. Cuando uno está en pánico, no piensa racionalmente”.

Un cuarto de siglo

El cobre, que en febrero llegó a un récord de US$10.190 en la Bolsa de Metales de Londres, se desplomó a US$6.800 el 26 de septiembre, el nivel más bajo en 14 meses. El contrato ayer cerró a US$7.230, lo que lleva la baja de este año al 25 por ciento. El metal se encamina a su segundo peor año en casi un cuarto de siglo, superado sólo por un retroceso del 54 por ciento en 2008.

El índice Standard Poor’s GSCI de 24 materias primas este año cayó 3,6 por ciento, con el algodón, el cobre y el níquel a la cabeza. El Índice MSCI All-Country de acciones bajó 14 por ciento. Los bonos del Tesoro con vencimiento a diez años o más rindieron 24 por ciento, según los índices que reunieron Bloomberg y la Federación Europea de Sociedades de Analistas Financieros.

El consumo de cobre se redujo 0,9 por ciento en 2008 cuando la economía global se vio afectada por la recesión, lo que llevó la oferta del déficit al superávit, calcula Morgan Stanley. Las reservas mundiales en depósitos controlados por las bolsas de Londres, Nueva York y Shanghái crecieron 15 por ciento a 652.281 toneladas desde comienzos de enero, señal de que la demanda puede estar debilitándose. Las existencias están alrededor de un 50 por ciento por encima del promedio desde hace cinco años, muestran los datos recopilados por Bloomberg.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes