Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:07

Canciller Aleman apela a "obligación historica" de su país para poner fin a la crisis financiera que azota Europa

por 26 octubre 2011

Canciller Aleman apela a
“El mundo entero tiene la mirada puesta en Alemania y Europea”, dijo Merkel en un discurso en Berlin, ante la cámara baja del parlamento Aleman. "Nos miran para ver si estamos preparados para aceptar nuestra responsabilidad en la hora de la peor crisis para Europa desde el fin de la segunda guerra mundial", remató la canciller alemana.

La canciller Angela Merkel invocó la "obligación historica" de defender Europa y el euro, e imploró al parlamento a aprobar el plan de incrementar la capacidad del fondo de rescate europeo para poner de una vez por todas fin a la crisis de deuda que azota al continente.

“El mundo entero tiene la mirada puesta en Alemania y Europea”, dijo Merkel en un discurso en Berlin, ante la cámara baja del parlamento Aleman. "Nos miran para ver si estamos preparados para aceptar nuestra responsabilidad en la hora de la peor crisis para Europa desde el fin de la segunda guerra mundial", remató la canciller alemana.

Se espera que los legisladores alemanes votarán en favor de reforzar el fondo de 440.000 millones de euros (US$612.000 millones). La coalición se aseguró apoyo transversal tras convencer a los principales partidos de la oposición, los socialdemócratas y los Verdes, de aprobar una moción que incluye un tope para las garantías alemanas. Un voto a favor elimina uno de los obstáculos en el camino de Merkel para llegar a un acuerdo con sus colegas de la Unión Europea en la cumbre de hoy donde buscan una formula para controlar la crisis de deuda que azota la zona euro y amenza con contagiar al resto del mundo.

Con un contagio amenazando a Italia, los líderes europeos están ajustando los tornillos para que el primer ministro, Silvio Berlusconi, traiga reformas concretas a la cumbre para ayudar a la tercera mayor economía de la zona euro.

“Esto fortalece mucho la posición de negociación del gobierno y la de la canciller” en momentos en que esta se dirige de la cámara baja, o Bundestag, a la cumbre de Bruselas, declaró ayer Volker Kauder, líder del bloque de los Demócrata Cristianos de Merkel, ante los periodistas en Berlín, tras la reunión de la CDU.

El respaldo alemán para aumentar la efectividad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera es una de las piezas del rompecabezas de lucha contra la crisis que se está armando en las capitales europeas. Todavía no hay acuerdo sobre la forma de apuntalar el FEEF, una reducción de la carga de la deuda griega y la recapitalización de los bancos.

El Bundestag tiene programado votar a partir de las 2 de la tarde hora local, ejerciendo las facultades en materia presupuestaria que obtuvo el mes pasado tras las quejas de los legisladores de la coalición de que se les estaban imponiendo decisiones tomadas en Bruselas que afectaban las finanzas alemanas.

“Todos estamos en terreno nuevo” en lo que hace a la votación, expresó Merkel ante los periodistas ayer.

La moción presentada ante el parlamento fija los lineamientos que Merkel llevará a Bruselas, entre otros un techo para las garantías alemanas que se ubica en el nivel actual de 211.000 millones de euros y el pedido de que la comisión de presupuesto o el pleno de la cámara tengan la oportunidad de realizar una nueva votación una vez que se hayan elaborado los modelos de apalancamiento. También “señala” que no hay necesidad de que el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo en el mercado secundario siga en marcha una vez que se implemente el fondo de rescate reforzado.

“Para nosotros, una de las condiciones era que el Bundestag, respetando la independencia del banco central, tuviera una posición clara: basta de compra incondicional de deuda por el BCE”, declaró a la prensa Carsten Schneider, portavoz de presupuesto del Partido Socialdemócrata (SPD) en el parlamento, tras una reunión de la comisión de presupuesto celebrada a última hora de ayer.

El bloque de Merkel tiene 330 bancas de las 620 del Bundestag, lo que le permite sancionar leyes por una mayoría simple de 311 votos con 19 disidentes dentro de la coalición. Con ayuda del SPD y apoyo de los Verdes, Merkel el 29 de septiembre logró que se aprobara un refuerzo del FEEF por 523 votos a favor y 85 en contra.

“Necesitamos una mayoría simple en la coalición”, apuntó Klaus-Peter Flosbach, portavoz de política financiera del bloque Demócrata Cristiano de Merkel en el parlamento, en un comunicado enviado por correo electrónico. “No tengo dudas de que la alcanzaremos”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes