Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:56

Los líderes chinos se reúnen para planear su política económica para 2012

por 12 diciembre 2011

Los líderes chinos se reúnen para planear su política económica para 2012
La reunión es clave para los planes económicos del Comité Central del Partido Comunista de China, que en 2012 afronta no sólo un cambio de liderato, sino también un agravamiento de las repercusiones de la crisis europea en las exportaciones chinas.

Los líderes chinos iniciaron hoy tres días de reuniones para planear la política económica del país para 2012, cuando está previsto que la segunda potencia mundial crezca a su menor ritmo en una década por la crisis europea y comience el próximo traspaso de poder en Beijing.

La agencia oficial de noticias Xinhua informó de que los altos cargos dieron comienzo al encuentro anual de la Conferencia de Trabajo Económico Central, donde se analizará la situación de la economía nacional e internacional y los planes para el desarrollo económico del próximo año.

La reunión es clave para los planes económicos del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh, en el poder desde 1949), que en 2012 afronta no sólo un cambio de liderato, sino también un agravamiento de las repercusiones de la crisis europea en las exportaciones chinas.

Está previsto que el actual presidente, Hu Jintao, inicie el traspaso de poder en el seno del PCCh hacia el que se perfila como su sucesor, el actual vicepresidente Xi Jinping.

Xinhua indica que "2012 está considerado crucial" para la implantación del actual plan quinquenal chino, que abarca desde 2011 hasta 2015, y entre cuyos objetivos está el cambio desde una economía basada en las exportaciones, hacia otro modelo más dependiente del consumo interno.

El Buró Político del Comité Central anunció el viernes, en vísperas de la actual conferencia, que China mantendrá una "política monetaria prudente y una fiscalidad proactiva" en 2012.

En dicha reunión, los altos cargos chinos acordaron que China continúe con una política de "crecimiento económico relativamente rápido, al tiempo que ajusta la estructura económica y regula las expectativas inflacionarias" para el próximo año.

El Producto Interior Bruto (PIB) chino redujo su crecimiento hasta un 9,1 por ciento en el tercer trimestre del año, con una tendencia a la desaceleración en comparación con el 9,5 por ciento del segundo trimestre y del 9,7 por ciento del primero.

Las últimas predicciones del Ejecutivo chino indican que el PIB chino habrá crecido un 9,2 por ciento al cierre de 2011, y que el próximo año el dato será del 8,9 por ciento, el porcentaje más bajo en más de una década en el gigante asiático.

Además, la industria china creció a su ritmo más bajo en dos años el mes pasado, según datos oficiales publicados la semana pasada.

Por otro lado, el Índice de Precios al Consumo (IPC), uno de los principales problemas de la economía china este año, se relajó hasta un 4,2 por ciento en noviembre, en comparación con el récord del 6,5 por ciento alcanzado en julio, aunque los economistas pronostican que seguirá siendo uno de los retos chinos para 2012.

Con el fin de aliviar los temores sobre un "aterrizaje brusco" de la economía china, el banco central elevó por primera vez en tres años el índice de reserva bancario para estimular los préstamos y la liquidez, ante la posibilidad de que la crisis en EEUU y Europa agraven su impacto en la segunda potencia económica.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes