Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:07

En total suman casi US$ 172 millones de dólares

Los millonarios acuerdos de LAN para zafar de los conflictos en la ruta

por 12 diciembre 2011

Los millonarios acuerdos de LAN para zafar de los conflictos en la ruta
A punto de convertirse en la segunda aerolínea más grande del mundo, la compañía controlada por los Cueto, que ha ganado terreno en medio de una crisis internacional de la industria, ha sabido ganarse su lugar. Su éxito ha sido a costa de sangre, sudor… y también dólares. Millones que se han pagado en Estados Unidos o la Unión Europea tras ser acusados de ser parte de una conspiración global para acordar precios. Actualmente la justicia investiga los pagos a un ex secretario de Transportes argentino en el período en que LAN fue autorizada para operar en el país trasandino, época en que los Cueto controlaban la empresa junto a Sebastian Piñera. El último de estos mega pagos se hizo a la línea aérea chilena PAL, para despejar la fusión con TAM.

El próximo 21 de diciembre los accionistas de LAN, en una junta extraordinaria,  seguramente aprobarán por abrumadora mayoría la compra de su rival brasileño TAM.  La fusión convertirá a la aerolínea en la segunda más grande del mundo, detrás de Air China, con ventas anuales por US$ 6.500 millones de dólares.  También transformará  a los hermanos Cueto en los empresarios más exitosos de la historia moderna de Chile, porque aparte de Codelco y los Luksic con sus mineras, no hay ninguna empresa nacional que esté volando tan alto como LAN.

No sólo eso. El éxito de los últimos años se desarrolla en medio de una crisis del sector, que ha resultado en pérdidas millonarias para la industria global. Bien lo saben en American Airlines, que se declaró en quiebra hace dos semanas.

Para llegar a esas alturas, los Cueto no sólo han tenido que ser grandes empresarios, sino que también rudos. Llegar a la cima les ha costado sangre, sudor …  y también muchos dólares.    Alrededor de US$ 171,9 millones para ser más exactos.  La gran mayoría -US$ 154 millones - para pagar acuerdos judiciales y extrajudiciales con el gobierno norteamericano y la comunidad europea, después de ser acusada LAN de ser parte de una conspiración global de aerolíneas para acordar precios en el mercado de la carga aérea. A la familia Cueto también le costó  dinero sacarse de encima a la aerolínea chilena PAL Airlines, que intentó bloquear judicialmente la fusión con TAM.Millones de dólares.

Los US$ 5 millones que cambiaron la opinión de PAL

Inicialmente la compañía, controlada por la familia Musiet, hizo la guerra a la fusión con la gigante brasileña en el proceso de investigación llevado por el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) a raíz de una consulta presentada por la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus), a través de los abogados Gonzalo Cruzat, Miguel Ángel Fernández y Federico Joannon*.

También a través del Tribunal Constitucional (TC), donde intentó demostrar, sin resultados, la inconstitucionalidad del acuerdo extrajudicial a que había llegado reservadamente la Fiscalía Nacional Económica (FNE) con LAN  y que daba luz verde a la mediática unión solo con algunas medidas menores de mitigación.

Al más puro estilo de David y Goliat, PAL continuó oponiéndose al millonario negocio, incluso después de que el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia decidiera aprobarlo, exigiendo 14 medidas de mitigación, que buscan velar por la competencia en el mercado aeronáutico y proteger a los consumidores. Para ello el 3 de octubre presentó un recurso de reclamación ante la Corte Suprema, ya que a su juicio las condiciones impuestas por el tribunal no resguardaban “los principios de la libre competencia y finalmente perjudica a los consumidores”.

Postura que cambió radicalmente unas semanas después, cuando las compañías LAN y PAL anunciaron un acuerdo extrajudicial en el que esta última retiraba todas sus objeciones en la Corte Suprema. ¿El costo? 5 millones de dólares, los que según explicaron se utilizarían para solventar los costos judiciales incurridos por la empresa. Nunca se ha transparentado este convenio, por lo que queda la duda si la operación involucró aún más dinero.

Postura que cambió radicalmente unas semanas después, cuando las compañías LAN y PAL anunciaron un acuerdo extrajudicial en el que esta última retiraba todas sus objeciones en la Corte Suprema. ¿El costo? 5 millones de dólares, los que según explicaron se utilizarían para solventar los costos judiciales incurridos por la empresa. Nunca se ha transparentado este convenio, por lo que queda la duda si la operación involucró aún más dinero.

Luego de este acuerdo, el discurso de PAL dio un giro en 180 grados. Según explicaron a través de los medios, la familia Musiet había llegado  “a la convicción de que el reclamo interpuesto por LAN presentado con posterioridad al de PAL ante la Corte Suprema, cuestionando tres medidas de mitigación, no representa un daño a la libre competencia, ya que de prosperar dicho reclamo, en nuestra opinión, suplirá satisfactoriamente aquellas medidas respecto de cuya relevancia para la fusión difiere”. (sic).

Gol para LAN, que tiene más de dos tercios del mercado en Chile, posiciones dominantes en Perú y Argentina, y que ahora desembarcó también en Colombia.

Mejor prevenir que curar

Pero esta no es la primera vez que LAN desembolsa millonarios montos para sacarse de encima trabas judiciales.

Ya en 2009, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, después de investigar a la empresa durante 3 años (entre 2003 y 2006)  resolvió que la aerolínea controlada por los Cueto formaba con otras 30 compañías un cártel que fijaba las tarifas en el negocio de carga aérea.

Para evitar el extenso y demoledor juicio, LAN  llegó a un acuerdo con las autoridades norteamericanas y se comprometió a pagar US$ 88 millones en un plazo de 5 años.

La aerolínea, que en 2010 tuvo utilidades por US$ 419,7 millones, pagó también el año pasado una multa por la misma falta. Pero esta vez la sanción vino desde la Comisión Europea, quién le ordenó pagar US$ 11,4 millones, por fijar mediante acuerdos indebidos los precios del transporte de carga.

Hace pocos días la compañía anunció su expansión hacia Colombia, con 22 rutas domésticas y una internacional. Pero no todo fueron buenas noticias, pues este año le aplicaron nuevas sanciones por motivos similares a las anteriores.

En junio recién pasado, LAN  fue notificada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de que deberá sumar a los US$ 88 millones de la multa de 2009, otros US$ 66 millones por la misma conducta monopólica, por su dañino efecto en los consumidores.

Según determinaron las autoridades, la compañía controlada por los Cueto se coordinó para fijar los precios en el negocio de carga con las aerolíneas British Airways, Korean Air, Air France-KLM, Japan Airlines, Qantas, Cathay Pacific, SAS, y Martinair/Tampa.

La consultoría del millón y medio de dólares

En dirección a LAN Cargo y sus oficinas en Miami -las que están a cargo del ejecutivo Ernesto Ramírez-, apuntan ahora las investigaciones de la justicia argentina.

El diario Clarín de Argentina reveló que, en 2006, poco antes de ser autorizada para operar en el país trasandino, LAN habría efectuado un pago irregular de 1 millón 150 mil dólares a Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Néstor Kirchner, a través de Manuel Vásquez, uno de sus hombres de confianza. El encargado de los pagos, según la prensa trasandina, fue Ernesto Ramírez “hombre de la firma LAN Cargo con sede en Miami” y quien estaba detrás de las tres facturas que recibió Vásquez y que sumaban más de un millón de dólares.

Desde LAN dicen que estos pagos correspondían a asesorías. En Buenos Aires hablan de coimas.

En Chile, se abrió una investigación en la Fiscalía Centro Norte a cargo del fiscal José Morales, quien -según versiones de prensa- ya se habría reunido con el juez Norberto Oyarbide, que rastrea las supuestas actividades ilícitas de Ricardo Jaime y su asistente Manuel Vásquez. Esta investigación fue cerrada porque la Fiscalía concluyó que no tenía competencia al respecto.

Una trama sombría en el prestigio empresarial del clan Cueto

Al respecto, desde LAN señalan que estos “son casos absolutamente aislados unos de otros y en contextos diferentes. En el caso de Jaime no era asesor del gobierno en el momento que LAN entró al mercado ni cuando se hizo la asesoría. En el caso de PAL se le pagaron los 5 millones de dólares para que cursaran los gastos en que habían incurrido en el proceso legal durante todo esto tiempo”.

El pasado miércoles se realizaron los alegatos ante la Corte Suprema chilena relativos al recurso de reclamación interpuesto por LAN en relación a tres de las medidas de mitigación impuestas por el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) como condición para aprobar la bullada fusión con TAM. Estas relevantes medidas de mitigación, en defensa de la competencia y de los consumidores, que LAN trata de dejar sin efecto, son: la obligación de someter a consultas obligatorias ex ante, de forma permanente y a todo evento, determinados acuerdos de códigos compartidos que LATAM celebre con otras aerolíneas; la condición de renunciar a cuatro frecuencias a Lima, Perú; y la facultad de fiscalización de un consultor independiente. La causa quedó en acuerdo en el máximo tribunal, para ser fallada durante los próximos días.

*Se deja constancia que Federico Joannon es miembro del directorio de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes