Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:32

Educación, energía y biotecnología son los ejes

Chile sella alianza "estratégica" sobre desarrollo tecnológico con Massachusetts

por 19 diciembre 2011

Chile sella alianza
El embajador de Chile en Washington, Arturo Fermandois, sostuvo que el acuerdo constituye una pieza clave en la "nueva agenda" que el presidente Sebastián Piñera se ha fijado para convertirnos en un país desarrollado en esta década.

El Gobierno chileno firmó este mes con el estado de Massachusetts un acuerdo de cooperación considerado "estratégico" por el país, debido a la transferencia de conocimiento y desarrollo que puede aportarle.

Según explicó este lunes a Efe el embajador de Chile en Washington, Arturo Fermandois, el acuerdo con Massachusetts constituye una pieza clave en la "nueva agenda" que el presidente Sebastián Piñera se ha fijado para convertir Chile en un país desarrollado en esta década.

Massachusetts es "un socio ideal", explicó el embajador. "Es el estado donde se crea el mayor nivel de conocimiento en EE.UU., donde más patentes se otorgan, el que tiene los académicos más productivos".

Universidades como Harvard, el MIT, la Tufts y la de Massachusetts son líderes mundiales; la empresa privada destina allí 13.000 millones de dólares al año a investigación y desarrollo, la cantidad más alta por estados en EE.UU., y el propio presupuesto estatal dedica un 35 % más que el promedio en desarrollo de alta tecnología, según Fermandois.

El acuerdo bilateral, firmado al más alto nivel a primeros de mes en el Palacio de la Moneda de Santiago, "facilita, promueve y pavimenta" las relaciones entre los organismos técnicos de ambos estados que están a cargo de los tres ejes que se han definido como prioritarios: la educación, la energía y la biotecnología.

Por la parte estadounidense participan Massachusetts Life Sciences Center, Massachusetts Clean Energy Center, Massachusetts Technology Collaborative y Executive Office of Education, los tres primeros de carácter semipúblico y el cuarto público.

Las contrapartes chilenas son el Ministerio de Energía, la Corporación de Fomento de la Producción, el Ministerio de Educación y la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología.

En el caso del Massachusetts Life Sciences Center el acuerdo abre la vía a "cosas interesantísimas", comentó el embajador, como la disponibilidad de fondos de hasta 300 millones de dólares "asignables a empresas extranjeras que presenten proyectos".

Para las administración y los centros educativos de Massachusetts el atractivo de Chile radica en su modelo.

"Lo que nos han dicho que les interesa es entender cómo (Chile), este país pequeño, alejado, se ha ido transformando en un país que maneja los mejores ránking de Latinoamérica".

"Les interesa el modelo que se está aplicando en Chile, y también colocar las ideas tecnológicas desarrolladas en Massachusetts en el mercado chileno".

Esta forma de ver la relación bilateral "es estratégica para Chile", porque, en palabras del embajador, "nuestra estrategia es en los próximos 10 años tratar de llevar a Chile a derrotar completamente la pobreza y llegar a los niveles de lo que se considera internacionalmente un país desarrollado".

Desde la década de los sesenta Chile ya tenía un acuerdo de cooperación con California, otro estado tecnológico puntero en EE.UU., acuerdo que fue relanzado en 2008 por la presidenta Michelle Bachelet y que funciona muy bien, indicó Fermandois.

En enero pasado Chile ya fue aceptado por el MIT como un país elegible para el programa MISTI, que financia la estadía de científicos estadounidenses que deseen trabajar con científicos chilenos para el término de sus investigaciones de doctorado.

Programas como MISTI nacieron en la década de los setenta "cuando EE.UU. sufría la competencia comercial agresiva, penetrante e inmisericorde de Japón".

El MIT, explicó el embajador, "se percata de que, mientras ellos tienen en sus programas de doctorado o máster mucha presencia de japoneses y Japón triunfa en la competencia comercial en el mundo, no hay un solo estudiante norteamericano (en los centros de Japón)".

"Se dan cuenta de que la única manera de competir y de resolver esta pérdida creciente de mercado es entender cómo funciona la ciencia, la economía y la vida en Japón, y colocan un incentivo para que científicos norteamericanos vayan allá".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes