domingo, 21 de octubre de 2018 Actualizado a las 01:50

Mario Vila asegura que los protocolos no concuerdan con la realidad

Subdirector jurídico del SII arremete contra actas del directorio de Johnson’s

por 9 octubre, 2012

Subdirector jurídico del SII arremete contra actas del directorio de Johnson’s
Durante la penúltima sesión de comisión investigadora se revelaron antecedentes que siembran nuevas dudas sobre su rol y el del director del Servicio, Julio Pereira.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Luego de casi cuatro meses de iniciados los sondeos de la comisión investigadora del caso Johnson’s, este lunes asistió a dar su testimonio uno de los actores que ha concitado mayores críticas por su rol en esta historia. Esto, debido a su pasado en la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC), que en ese entonces asesoraba a Johnson’s en disputas tributarias con el Servicio de Impuestos Internos (SII) y donde también trabajaba el director del servicio, Julio Pereira, quien era socio de la firma.

En la instancia, el abogado, que comparte con Pereira las sospechas de conflictos de interés por su anterior vínculo a PwC, rechazó cualquier participación en la millonaria condonación, reconociendo solamente haber recibido en octubre de 2010 a los directores de Johnson’s, Eduardo Morales y Fernando Pacheco. Reunión en la que, aseguró haberles transmitido “que no era un tema de mi competencia”. Además de que “dada la relación que había tenido yo, mi pasado profesional con esa empresa, no iba a tener ningún tipo de intervención y procedí, en consecuencia, a derivarlos al área especializada, esto es la Subdirección de Fiscalización y Grandes Contribuyentes”.

Vila fue enfático en negar su participación, comunicación o llamados relativos al caso. “Insisto, mi única participación fue la señalada anteriormente, a partir de ese momento yo me desligué de la resolución, conocimiento o desenvolvimiento del caso”, recalcó durante la sesión presidida por Fuad Chahín (DC).

Incluso al ser consultado sobre las actas del directorio de Johnson’s, donde en diversas ocasiones es nombrado por Morales y Pacheco en el marco de las negociaciones con la compañía, Vila rechazó explícitamente su credibilidad.

-¿Tuvo otra reunión con el señor Morales? ¿O con Fernando Pacheco?

No pudo haber reuniones posteriores porque en todo momento les planteé en esa reunión inicial que no podía intervenir. De las actas de directorio no me puedo hacer responsable de lo que ellos pudieron o no haber considerado.

Pero Vila, ante la comisión, rechazó el contenido de estos documentos, afirmando que “no conversé con ninguno de ellos porque insisto y se los hice presente y ellos mismos en las mismas informaciones de prensa lo señalan. Incluso más, el señor Morales dice en la prensa que fue un error haberse aproximado a este subdirector, porque no era un tema que le correspondía a la subdirección jurídica”.

Tampoco admite la información de otra acta del directorio, del 9 de marzo de 2011, donde el subdirector jurídico nuevamente es mencionado, pero esta vez por parte de Eduardo Morales, quien informaba que “recibió un llamado del Sr. Mario Vila del SII en relación con las conversaciones mantenidas con el Servicio y que esperaba que dentro de esta semana se produjera una reunión, cosa que confirmó el Sr. Pacheco”.

-Se refieren a usted en el directorio. ¿Es verdad o es mentira también lo del señor Morales?
Derechamente jamás daba cuenta al directorio de Johnson’s. Tengo muy claro cuál es el rol del subdirector jurídico. Jamás anduve detrás del señor Morales (…). Da la sensación que andaba detrás de Johnson’s para los efectos de instruir o cerrar un acuerdo. Y eso no corresponde a la realidad.

-Mi pregunta es muy concreta…
Jamás llamé al señor Morales…

-¿No es efectivo entonces?
No

-¿Pretende iniciar alguna acción legal contra estos directores que lo han ido involucrando en un tema bastante complejo?
He empezado a evaluar la iniciación de muchas acciones después de todo lo que se ha dicho en los últimos 4 meses. Pero reitero, que jamás realicé ninguna intervención ajena o reñida con mi comportamiento.

Altas fuentes cercanas al directorio de Johnson's, que funcionó en el periodo en que negociaban con el SII, reaccionaron sorprendidas por los cuestionamientos de Vila a las actas que lo involucran en conversaciones telefónicas con los directores Pacheco y Morales.

“Me parece al menos exótico”, dijo un director que participaba en la empresa en ese momento y que conoce pormenorizadamente la elaboración de estos documentos legales.

Según el ex directivo, “las personas que participaban en el directorio de Johnson's eran personas serias y dudo que las actas puedan no corresponder a la realidad”.

Los mails de Vila

Pese a que Mario Vila es enfático al declarar que su intervención en el caso se limitó a una reunión en octubre de 2010, reconoce la existencia de varios correos electrónicos.

En relación a un e-mail enviado el 5 de abril por el abogado de Carey y Cía., Alex Fischer, en el que se informa a Vila y al entonces director del la Dirección de Grandes Contribuyentes (DGC), Bernardo Marchant, que dicho estudio fue contratado por la compañía Johnson’s “para estudiar todos los temas que la empresa tiene pendientes con el SII, asesorarlos en alternativas de solución, y tomar el patrocinio de los juicios tributarios”. Solicitando además una reunión.

Dos días después, el 7 de abril, Alex Fischer les recuerda que le contesten el correo, tras lo cual Vila le dice a Bernardo Marchant que “de acuerdo a lo conversado adjunto mail de la referencia, el tema deberá ser abordado por ti, la SDF (Subdirección de Fiscalización) y por la SDJ (Subdirección Jurídica), la persona será Lucio”. Lo que luego es reenviado por Marchant a la jefa del departamento jurídico de la DGC, Elena Fresia Amaya.

El mail fue interpretado por la comisión como una instrucción, frente a lo cual Vila respondió que del contenido de los correos “no me puedo hacer cargo. Solamente me hago cargo de mis actuaciones”. Agregando que “se ha señalado que ese mail tiene por objeto designar a las personas que van a llevar a cabo este equipo de trabajo. Y eso es falso. La designación, y así ha sido reconocido expresamente por funcionarios que han concurrido a esta comisión, la realizó el director del SII”.

En cuanto a otro correo electrónico enviado al subdirector jurídico por Eduardo Morales el 29 de marzo de 2011, en que le indica que “de acuerdo a lo solicitado” le adjunta documentos borradores que, según Ciper Chile, servirían de base para hacer una propuesta de arreglo al SII, Vila niega que haya solicitado nada al director de Johnson’s.

Según el abogado, se ha hablado que esto es “una propuesta de cierre. Esos documentos jamás podrían tener ese carácter, porque contenían los resultados tributarios que históricamente Johnson’s estaba declarando. No entiendo cómo podría haber pretendido siquiera que esa hubiera sido una postura o una posición para ser presentada ante el SII.

Segundo yo jamás le solicité nada al Sr. Morales. Cuando llega ese mail lo que hago inmediatamente es reenviarlo. ¿A quién? Al subdirector de fiscalización. No me interesaba involucrarme en este caso, no podía involucrarme en este caso”.

-¿Usted cree que querían perjudicarlo del directorio de Johnson’s? porque informan reuniones que no tuvieron, informan de llamadas telefónicas que usted niega, le envían un informe con información sobre el caso señalando textualmente “de acuerdo a lo solicitado”… ¿Usted cree que habrá intencionalidad respecto de su persona por parte del directorio de Johnson’s que lo ha involucrado tan injustamente?
No tengo ninguna opinión respecto de esa situación.

Los mails de Pereira y Barra

Durante la sesión también fue citada la ex directora de la Dirección de Grandes Contribuyentes, Mirtha Barra, que por segunda vez concurrió a la instancia. En su primer testimonio relató que al asumir el cargo en agosto de 2011 la condonación ya estaba cocinada y que fue instruida en una reunión donde participó Vila y Pereira para que la llevara a cabo bajo ciertas condiciones.

Este lunes, Barra reveló un intercambio de correos electrónicos con Pereira el día viernes 21 de octubre.

En el documento, Barra le solicita a Pereira que converse con el Tesorero General de la República para indicarle que se realizará la condonación conjunta entre ambos organismos, con una condonación del 99 %, adjuntándole de paso los giros de Johnson’s.

Además, le informa que a las 18 horas de ese día se realizará el pago en el Banco de Chile.

“Nos estamos asegurando con el pago y por ello le pedí a don Víctor Vidal y Paulina Galecio de Tesorería que me den el visto bueno para otorgar la condonación conjunta. Ellos están trabajando con Operaciones en este momento. Por nuestra parte ya estamos listos y entregando los giros con condonación, para que queden ingresados los US$ 8 millones hoy día”.

La cita reafirma el nivel de conocimiento de Pereira sobre la operación y se suma a los antecedentes ya conocidos de otros correos enviados en días previos por la propia Barra a Pereira.

De hecho el día antes del intercambio de correos entre Pereira y Barra, esta última le había informado mediante otro e-mail a Pereira que existía una alta probabilidad de que “mañana” (21 de octubre) Johnson’s pagara. “Lo mantendré informado”, expresa el correo revelado por Ciper hace algunos meses.

El 4 de octubre le había enviado otro correo informándole de una reunión que sostuvo con el vicepresidente de Johnson’s, Luis Fernando Pacheco, explicando con detalles las negociaciones.

Y luego el 14 de octubre de ese mismo año Barra le informaba a Iván Beltrand, subdirector de Fiscalización del SII, que al Director le habían solicitado una reunión donde asistirían representantes de los bancos acreedores de la multitienda, de la misma empresa y de SII.

Todo esto se suma al llamado que, según Barra, le hizo Pereira para que se reunieran con el gerente general del Banco de Chile, Arturo Tagle, para confirmar los detalles de la operación, dado que eran representantes de los acreedores. A eso alude Barra cuando informa a Beltrand.

En respuesta al mail del 21 de octubre, Pereira le señala a Barra que no ha participado del proceso y que está a cargo del tema el subdirector de Fiscalización, Iván Bertrand, quien además tiene el contacto con Tesorería.

Pero sintomáticamente, Pereira también agrega instrucciones sobre la negociación que revelan su conocimiento del caso y, para quienes sostienen que participó de proceso todo el tiempo, ratificarían su intervención en el proceso.

“Es fundamental que se efectúe el pago efectivo y total de los tributos adeudados”, le enfatiza Pereira, para luego ratificar las condiciones del acuerdo: “Sin pago efectivo no hay devolución”.

En el SII refutan estas versiones sobre la respuesta de Pereira. Y aseguran que la Circular 42 de 2006 indica que la condonación debe tender a obtener el pronto pago de la obligación y a disminuir la morosidad tributaria.

El hecho de que Pereira haya resaltado que “sin pago no hay devolución”, no lo interpretan como una instrucción a Barra, sino como una mera constatación de la ley.

La explicación, aseguran conocedores del caso, es al menos curiosa, dado que según ha dicho el propio servicio, tanto Barra como los otros jefes de área, “son funcionarios de carrera”, con carácter y que saben hacer su trabajo.

Desde el servicio se defienden y argumentan que según la ley orgánica del Servicio, el Director debe, entre otras cosas, supervigilar el cumplimiento de las instrucciones y la estricta sujeción de los dictámenes y resoluciones a las instrucciones que sobre las Leyes y reglamentos emita la Dirección.

Por ello, sostienen que la información que le llegó a Pereira es legal. “El Director, en cumplimiento de sus obligaciones legales de supervigilancia, es informado de la situación, a lo cual responde señalando la política de condonaciones del SII, esto es, no hay condonación sin pago”.

En el Servicio advierten que Pereira en el correo no hace referencia a cifras de condonación, ni al caso concreto ni a la operación misma; aunque eso lo hace Barra cuando le envía el correo.

Aún más, señalan que no haber estado informado de un caso de la relevancia de Johnson's habría significado un incumplimiento de sus obligaciones legales.

En cualquier caso, insisten que cuando fue requerido para realizar una diligencia como parte del caso, Pereira se negó, como en su respuesta al correo de Barra. Añaden que el propio Beltrand reafirmó esto en su presentación a la comisión investigadora, en alusión a que la operatividad del caso correspondía a un equipo en el que participaban Barra y Beltrand, entre otros.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV