jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:19

Incluyendo a Montserrat espera recaudar hasta US$ 400 millones

SMU gira en 180 grados: ahora dice a la SVS que sí venderá Construmart y Mayorsa

por 5 agosto, 2013

SMU gira en 180 grados: ahora dice a la SVS que sí venderá Construmart y Mayorsa
En menos de una semana, la empresa de Álvaro Saieh cambió su versión y confirmó lo publicado por DF el lunes pasado. "Este conjunto de medidas permitirán una reducción relevante en el nivel de endeudamiento de la Sociedad”, informó esta mañana el holding a la Superintendencia de Valores y Seguros.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Si Álvaro Saieh busca dar certezas al mercado sobre su futuro, no está dando las mejores señales. El lunes pasado el Diario Financiero (DF) había informado que la cadena supermercadista SMU pensaba vender su cadena de ferreterías Construmart y la mayorista peruana Mayorsa. Ambas intenciones fueron tajantemente desmentidas por la firma de Saieh ante la SVS al día siguiente, asegurando que no sabía de dónde provenía esa afirmación.

Pero esta mañana la versión de SMU es otra. A través de un hecho esencial informó a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) que el directorio había declarado prescindibles ambas compañías en sesión de directorio del jueves pasado, información que no fue comunicada ni el jueves ni el viernes pasado. También anunció que se puso en venta la Distribuidora del Pacifico (Dipac).

“El directorio instruyó a la administración efectuar las valorizaciones de los referidos activos, contratar asesores financieros, explorar inversionistas interesados e implementar los procesos de venta”, informó hoy la compañía, sin hacerse cargo del desmentido que la semana pasada hizo contra DF.

La empresa además indicó que espera recaudar entre US$ 300 millones y US$ 400 millones por ambos activos, además del 40 % de Supermercados Montserrat, del cual ya se conocía la intención de venderlo en unos US$ 140 millones.

Estas medidas se suman al plan de racionalización anunciado el 25 de julio pasado y que incluye la reducción de la inversión (capex inmobiliario) para 2014-2015 en unos US$ 150 millones. Junto con ello, este jueves se votará en una junta de accionistas un aumento de capital de US$ 500 millones, según ha informado la empresa. De éstos, Saieh aportaría entre US$ 250 millones y US$ 300 millones.

Esta es una semana clave para la cadena supermercadista. Hoy se terminaba el plazo para que la compañía respondiera al banco Bice el emplazamiento que le hizo el lunes pasado. Esto, a fin de informar la fecha en que citará a la junta de tenedores de bonos a los que adeuda la mayor parte de los US$ 700 millones que tiene colocados en bonos.

SMU pisa la cornisa, pues desde el 11 de julio pasado se hizo público que estaba en violación de los covenants acordados con los tenedores de bonos, a los cuales Bice representa. La empresa superó los límites de endeudamiento financiero neto y cobertura de gastos financieros que le pusieron sus acreedores, al reconocer errores en la contabilización del 39 % de sus contratos de arrendamiento y en una cifra cercana a US$ 75 millones (casi $ 39.000 millones).

Fuentes que conocen los detalles de los errores que están siendo investigados, dicen que una parte importante de los contratos de arriendos cuestionados se han efectuado con empresas relacionadas, en especial con Corpvida.

Bice le comunicó la semana pasada que si este lunes no era informado de los plazos, ellos mismos llamarán a reunión a los tenedores de bonos para decidir qué pasos tomar. SMU tiene 90 días a partir del reconocimiento de los incumplimientos para solucionar la situación; de lo contrario estará autorizado para acelerar los pagos. Consultados sobre el tema en Bice no quisieron referirse al caso.

SMU también corre contra el tiempo para mejorar la situación de la compañía que derivó en la rebaja de su clasificación por parte de Feller Rate (de BBB- a BB+) el 12 de julio pasado, lo que derivó en el incumplimiento de covenants con bancos acreedores de créditos. La compañía debe en total a este sector otro US$ 650 millones.

Un grupo de bancos que incluye a Banco de Chile, BCI, BancoEstado, Santander, Scotiabank Chile y HSBC (aunque con este último no incumplió la exigencia de clasificación señalada) aceptó hace algunos días congelar la exigencia de clasificación y le dio una serie de plazos para superarla, fijándose el primero de ellos para el próximo 13 de septiembre.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV