sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:59

Piñera admite por primera vez que caso Cascadas y crisis de SMU afectan confianza del sistema financiero

por 16 octubre, 2013

 Piñera admite por primera vez que caso Cascadas y crisis de SMU afectan confianza del sistema financiero
También admitió que fue inversionista en las sociedades de Julio Ponce y reconoció que pidió cambios normativos tras saber de las triangulaciones de Alvaro Saieh.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sebastián Piñera cerró el círculo. A su vitoreada performance política a propósito de los 40 años del Golpe, el Presidente ayer sumó un despliegue crítico sobre los casos de escándalos económicos más connotados que han ocurrido durante su gobierno.

Así lo hizo con los casos Cascadas y Julio Ponce, SMU y las triangulaciones de Saieh, y el caso La Polar.

En una entrevista radial el mandatario reconoció que estos casos dañan la confianza de los mercados y de la sociedad y que frente a ello las autoridades han reaccionado con fuerza, investigando, sancionando, restando la actuación de los tribunales.

Piñera inició sus comentarios refiriéndose al caso SMU. El grupo Saieh, controlador de SMU, de CorpBanca y las aseguradoras CorpVida y CorpSeguros, financió desde el banco y las compañías de seguro a la supermercadista, inyectándole recursos en los últimos tres años a través de Fondos de Inversión Privado (FIP).

En el caso de créditos aportados por CorpBanca, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) en 2010 no los calificó como operaciones relacionadas y si bien el titular actual de la entidad, Raphael Bergoeing, ratificó lo obrado por sus antecesores, el 13 de septiembre pasado anunció cambios normativos que cierran la posibilidad de que en el futuro estos créditos no sean considerados relacionados.

De hecho, Bergoeing reconoció esta semana, en entrevista con este medio, que el caso SMU impulsó estos cambios. Ayer Piñera fue más allá, reconociendo que casos como este “afectan la confianza”, superando el conservadurismo del Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) que en julio y agosto analizó el caso y dio una señal de respaldo a CorpBanca y el grupo.

El Presidente dijo ayer que en el caso de CorpBanca “probablemente han sido utilizados (para dar créditos a empresas relacionadas) y por eso pedimos que se modificara la legislación para incorporar estas circunstancias a estos FIP como si fueran empresas relacionadas”.

Eso sí, Piñera aseguró que los principales perjudicados de la crisis de SMU y el caso de triangulaciones son los propios dueños de la empresa. El Presidente olvidó, eso sí, que en SMU las AFP –a través de un fondo de Southern Cross– sí sufrieron, y que los bonos de CorpBanca al igual que sus acciones se han visto golpeados en su valor por dicha crisis. Las AFP también son accionistas de CorpBanca y tienen activos invertidos en sus bonos.

Piñera demostró su conocimiento de la regulación bancaria al recordar que la circular que modifica la definición de entidades relacionadas a los bancos es el segundo cambio luego de las transformaciones a la Ley de Bancos tras la crisis bancaria de 1982-1983, en que se detectó que una de las causas de dicha crisis era que los dueños de los bancos licuaron recursos de tales bancos hacia los dueños de los mismos, a través de préstamos y pago de asesorías.

La memoria del Presidente no alcanzó para recordar el bullado caso del Banco Talca, donde él fue gerente general y socio, entidad que también fue intervenida por el Estado, y cuya investigación judicial terminó en 1982 con el actual mandatario calificado como reo, decisión ratificada por la Corte de Apelaciones, aunque dicho fallo lo rectificó la Corte Suprema. Hace algunos años, la ex ministra de Justicia de Pinochet, Mónica Madariaga, reveló que su colega en ese momento en el ministerio del Trabajo, José Piñera, le pidió que interviniera.

Piñera fue emplazado en la entrevista por la falta de sanciones a quienes cometen los delitos que hoy se denuncian, en particular los empresarios y ejecutivos que fueron responsables de la crisis bancaria de 1982 y también por la lentitud con que los reguladores reaccionan para frenar operaciones cuestionables.

El mandatario fue hábil para reaccionar frente al hecho. “Usted –le dijo al periodista– es experto en denunciar y mi responsabilidad es buscar la soluciones”, refutó con sapiencia.

Cascadas

Piñera se presentó ayer en Radio Bío Bío con su mejor carta: la reciente formulación de cargos de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) contra el presidente de SQM y las sociedades cascadas, Julio Ponce Lerou y su círculo cercano, por violar la Ley del Mercado de Valores y la de Sociedades Anónimas, en operaciones entre sociedades relacionadas.

Piñera fue tajante al analizar el caso. Dijo que "como Presidente me he preocupado del tema para sancionar y compensar el daño causado", recalcando que es importante que las autoridades "actúen con la mayor velocidad posible".

Conocedor de la valoración del mercado al trabajo de la entidad liderada por Fernando Coloma en el caso Cascadas, Piñera afirmó que "en el caso Cascada la Superintendencia ha hecho una investigación que el mercado ha aplaudido", adelantando que ahora "debe entregar los antecedentes del caso a la Fiscalía".

Pero en la entrevista Piñera enfrentó momentos incómodos, como cuando se le preguntó si mantenía inversiones en alguna de las Cascadas. Reconoció que “en algún momento” invirtió en alguna de ellas, si bien no sabía de las irregularidades, aunque en todo caso aseguró que desde un año antes que asumiera como Presidente sus inversiones fueron traspasadas a un fideicomiso ciego.

Eso sí, Piñera no recordó ni le recordaron que uno de los que asumió la gestión de sus inversiones, según indica su propio declaración de patrimonio, fue Manuel Bulnes, gerente general de LarrainVial, quien fue implicado por la SVS en el esquema de operaciones de Ponce, Alberto Le Blanc, Roberto Guzmán y Leonidas Vial (sociedades instrumentales), este último uno de los dueños de la mencionada corredoral. BICE, Moneda Asset y BTG Pactual (ex Celfin) son las otras corredoras que le gestionan el fideicomiso al presidente.

Su pasado en las Cascadas no es trivial y en forma indirecta forma parte del oficio de formulación de cargos de la SVS a Ponce y su círculo. El 12 de mayo de 2008, Piñera, a través de su sociedad Axxion, vendió el 10,18% de Pampa Calichera –la cascada que invierte directamente en SQM– en US$ 160 millones.

En ese momento, la desinversión representaba un 11,5% de su patrimonio, principalmente representado por Lan, que vendería una semana después de asumir como Presidente.

Tampoco contó ayer Piñera que la venta fue a Oro Blanco, la sociedad que invierte en Pampa y que controla Julio Ponce, el empresario que hoy está en el ojo del huracán de la SVS. LarrainVial vuelve a aparecer, pues fue la corredora que intermedió la venta por parte de Piñera.

Piñera también destacó la investigación de la SVS en el caso La Polar, donde reveló la manipulación de estados financieros entre 2006 y 2011 al menos, asegurando que él tuvo un rol protagónico en dicho caso, para que se llegará a lo más profundo de la situación.

Aunque no fue emplazado ni hizo comentarios respecto al hecho de que directores de La Polar, como Heriberto Urzúa, hayan sido integrantes de directorios de empresas públicas designadas por él mismo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV