lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 13:12

La corredora que fue la primera en recomendar la Nueva Polar ahora emite lapidario informe

por 27 diciembre, 2013

La corredora que fue la primera en recomendar la Nueva Polar ahora emite lapidario informe
Renta 4 recorta precio objetivo a $ 115 y la califica como una inversión “no apta para cardíacos”. El informe se publica en momentos en que los ex ejecutivos preparan su defensa.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 24 de septiembre de 2012, la corredora de Bolsa Renta 4 se transformaba en la primera firma local que hacía una recomendación sobre la acción de La Polar. Diez días después se concretaría el aumento de capital de US$ 240 millones, que hizo ilusionar a varios inversionistas con que la empresa reflotaría.

En ese momento, la corredora dijo que era una inversión de alto riesgo y estimó el precio objetivo en $ 350. Nadie lo siguió en ese momento y unos días después se concretaría la operación con que la Nueva Polar comenzaba a dejar los problemas atrás.

Ayer, la misma corredora le dio un duro golpe a la multitienda que preside César Barros. Ya lo había hecho en ocasiones previas, al bajar su estimación de precio, y esta vez llevó el valor objetivo a $ 115. Optimista si se observan los $ 67 (up-side de 70%) que marcó ayer Nueva Polar, bajo si se recuerdan los $ 140 que fijó en octubre pasado y los $ 350 originales.

Pero esta vez Renta 4 fue más allá y calificó a la compañía como una inversión “no apta para cardíacos”. Agrega que actualmente la compañía "está muy ajustada en términos de liquidez, con una caja que se ha ido reduciendo abruptamente, pero donde han aumentado los inventarios, donde se espera que parte importante de ellos sea liquidado durante el 4T13, lo que permitiría superar esta ajustada situación de caja”, dice el informe elaborado por el analista Guillermo Araya.

El responsable principal de esto nuevamente es Colombia. Araya vuelve a disparar contra el pan de inversiones no cumplido que aspiraba a tener 10 tiendas en 2013 en ese país y que hoy apenas llega a 5.

Explica, además, que La Polar redujo sus cuentas de efectivo más otros activos financieros, entre junio y septiembre de 2013, desde $ 85.800 millones a $ 43.898 millones, pero con inventarios finales de $ 62.943 millones, lo cual juega el futuro de la liquidez de los próximos meses completamente a lo que sean las ventas del último cuarto del año.

Reitera, asimismo, que no cree que la empresa alcance los UF 10 por metro cuadrado de venta en 2014 y ve tal objetivo más cerca de 2020. En línea con ello, el tercer trimestre de 2013 el índice llegaba a 6,6 UF, más bajo que el 7,3 UF del segundo trimestre, pero mejor que el primero (6,1 UF). En el último cuarto siempre el indicador es superior, aunque la vara es alta, pues en 2012 fue de 8,8 UF.

La compañía ha mostrado mejores números desde julio de 2011, cuando la tomó Barros. Sus ventas han subido en parte de 2012 y en 2013, también su margen de retail. Pero sigue estando lejos la luz.

Por eso la Bolsa la castiga con dureza. En octubre de 2012 se realizó el aumento de capital a casi $ 170 por acción. Desde entonces no ha levantado cabeza. Hoy se ubica en casi un tercio de la cifra original, con sólo $ 67. Ayer, Renta 4 le puso un techo: $ 115.

Duro para los inversionistas que, como dijo Barros en octubre de 2012, en un 70% de los más afectados “no sólo se quedó, sino que triplicó la apuesta”. Al menos en la bolsa, la ruleta no retorna.

Ex ejecutivos preparan defensa

En paralelo, los responsables de que la empresa cayera en crisis, se preparan para enfrentar un histórico juicio donde el ex gerente general y ex presidente de La Polar se arriesga a ser sancionado con hasta 14 años de cárcel efectivos, si los tribunales acogen la solicitud del fiscal José Morales.

Similares riesgos enfrentan los ex altos ejecutivos de la empresa, María Isabel Farah, Julián Moreno y Nicolás Ramírez, para quienes el Ministerio Público pidió entre 9 y 12 años.

Los abogados de estos ejecutivos –a excepción de Ramírez– pidieron reabrir la investigación por considerar que quedan diligencias pendientes. Si el proceso no se posterga, el juicio podría comenzar antes de seis meses, faltando aún la audiencia de preparación de juicio.

Morales pidió embargar más de $ 6.000 millones en bienes a los acusados y solicitó una multa de UTM 60 mil para Alcalde.

En paralelo, Morales abrió una nueva arista, esta vez contra las corredoras, por presunto uso de información privilegiada, a raíz de la solicitud de la abogada de accionistas minoritarios, Bárbara Salinas, quien denunció el comportamiento ambivalente de corredoras como LarrainVial, Celfin y Banchile, entre otras, que habrían recomendado comprar acciones hasta pocos días antes del estallido del escándalo, mientras en paralelo vendían acciones de cartera propia.

Los directores de la empresa que no detectaron las irregularidades en la compañía sólo recibieron multas pecuniarias por parte de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV