lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 17:05

Luis Enrique Yarur abre la billetera, ‘Toto’ acepta y Hermosilla se hace millonario

por 16 enero, 2014

Luis Enrique Yarur abre la billetera, ‘Toto’ acepta y Hermosilla se hace millonario
El presidente de BCI pagará casi US$ 100 millones a su primo Jorge. Así se detiene la disputa por las acciones del banco que el primero compró a "Toto" y su madre.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 5 de mayo de 2013, Jorge ‘Toto’ Yarur Bascuñán –el dueño del Museo de la Moda y propietario del 4,2% del banco Bci– advertía del profundo sentido que buscaba su lucha judicial contra su primo Luis Enrique Yarur.

Este último, presidente y controlador del Bci, le compró a él y su madre, en agosto de 1994, un tercio de las acciones del banco, luego que muriera el padre de Jorge en 1991. Veinte  años después, ‘Toto’ anunciaba por qué perseguiría a Luis Enrique.

"Este no es un tema de plata, yo no necesito esto en lo absoluto, yo tengo el deber moral de hacer esto por la memoria de mi papá", le dijo a El Mercurio.

La respuesta de la defensa del timonel del Bci, liderada por Alvaro Ortúzar, fue tajante. "Estamos frente a un evidente intento de montaje de un negocio jurídico-comunicacional" que "claramente busca enlodar a la familia Yarur Rey", citaba El Mercurio, sin revelar la fuente más que aludiendo al entorno de Luis Enrique.

Ocho meses después, la inminente batalla de una de las familias más poderosas del país, cambió las balas por las flores y sorprendió con un acuerdo de caballeros, billetes verdes de por medio.

“La compañía ha transigido, a efectos de precaver un eventual litigio, todas y cada una de las controversias objeto de las acciones judiciales anunciadas por don Jorge Yarur Bascuñán…”, señala el hecho esencial enviado por Empresas Juan Yarur a la Superintendencia de Valores y Seguros.

La sociedad controladora del Bci y ligada a Luis Enrique Yarur, zanjaba así la compleja disputa que se había abierto el año pasado, sin dejar de establecer implícitamente las diferencias.

“Transigir”, una rebuscada palabra que se define como “consentir en parte con lo que no se cree justo, razonable o verdadero, a fin de acabar con una diferencia”, describía con agudeza cómo Jorge Yarur logró doblarle la mano a su primo Luis Enrique.

Y es que Jorge había hecho una solicitud de medidas prejudiciales probatorias respecto de Luis Enrique, como paso previo a demandarlo por la compra que éste hizo de 32,5 millones de acciones que Jorge y su madre tuvieron hasta 1994 y que el primo se las compró.

El acuerdo, agregó ayer Empresas Juan Yarur, pone fin a acciones destinadas a dejar sin efecto dicha venta de acciones y que se les restituyeran en especies dichos papeles.  Ninguna de estas amenazas de Jorge se cumplirán.

Luis Enrique, a través de Empresas Juan Yarur, le pagará US$ 76 millones: US$ 27 millones al contado y el saldo en cuatro cuotas anuales, cada 2 de mayo, las primeras tres de US$ 13 millones y la última, en 2017, de US$ 10 millones.

No sólo eso. Adicionalmente, Luis Enrique, a través de Inversiones Petro (sociedad con que controla el 68% de Empresas Juan Yarur), Empresa JY (nacida recientemente de la división del holding nombrado) y él en forma personal, pagarán otros US$ 22,8 millones.

En total, Jorge recibirá casi US$ 100 millones.

La concordancia fue tal que, en un comunicado, anunciaron la intención de crear una fundación en conjunto. “En reflejo de la superación de cualquier controversia pasada y en pos de la unidad familiar, Jorge Juan Yarur Bascuñán y Luis Enrique Yarur Rey acordaron estudiar durante el 2014 la creación de una fundación con fines educacionales a la cual aportarán fondos en partes iguales y que constituirá un punto de encuentro de contribución conjunta a la sociedad chilena”.

Quién quiere ser millonario

Jorge, cuya fortuna se estima en US$ 600 millones, incrementa así su patrimonio en forma dramática. Cercanos al caso señalan que 'Toto' hizo un gran negocio, pues la posibilidad de lograr un triunfo en tribunales podía ser remota, dado el tiempo transcurrido y por la extensión de un juicio caro y que se preveía desgastante.

“¿Si estaba tan convencido de que podía recuperar un porcentaje del banco que vale US$ 2.000 millones, por qué acepta apenas US$ 100 millones?”, señalan las fuentes, cuestionando sus reales expectativas.

Desde la defensa de Jorge declinaron hacer comentarios.

A Jorge le queda ahora la disputa con su otro primo, Daniel Yarur Elsaca, el ex titular de la SVS, con quien se enfrentarán en un juicio oral a fines de marzo próximo. Ahí prometen sacarse ronchas por montos que, si se sumaran, se acercarían a lo que Luis Enrique acordó pagarle a 'Toto'.

El acuerdo de Jorge y Luis Enrique, señalan fuentes bien informadas, sorprendió a Daniel, porque éste dio públicamente su respaldo al presidente de Bci, asegurando que el reclamo del jefe del Museo de La Moda no tenía pies ni cabeza.

“Dicha transacción es legítima y de común acuerdo entre su madre (de Jorge, Raquel Bascuñán) y Luis Enrique (Yarur Rey), con el fin de preservar el esfuerzo y el sacrificio de mi tío Jorge, el padre de mi primo. Porque después de morir su padre, Jorge comentó que quería dejar el Bci a los perros vagos. ¿Se imagina un banco manejado por perros? ¿Donde usted pida un crédito y le digan 'guau guau'? Gracias a Dios el banco quedó en las mejores manos”, dijo el ex regulador en enero de 2013, también a El Mercurio.

Para Luis Enrique Yarur Rey, en tanto, el acuerdo, aunque costoso, fue beneficioso, lo que abre el espacio a especulaciones. “¿Qué hizo que Luis Enrique decidiera pagarle US$ 100 millones a Jorge, cuyo reclamo –según él– no tenía ningún futuro?”, afirma un ejecutivo cercano al banco.

Fuentes que conocen del caso afirman que Luis Enrique prefirió acabar el caso con plata para evitar un potencial daño al prestigio del banco, sobre todo ahora que se encuentran captando recursos del mercado para seguir creciendo, iniciativas que podrían verse dañadas si una controversia de tal dimensión sigue vigente.

Pero Jorge y Luis Enrique no son los únicos beneficiados con el caso. Los abogados de Jorge, Luis y Juan Pablo Hermosilla, cerraron el que podría ser uno de sus mejores negocios en la historia.

Con apenas un par de incidentes presentados en tribunales, los Hermosilla recibirán al menos US$ 10 millones como comisión por el pago del presidente del Bci. Esto, porque en estas lides, los estudios de abogados reciben entre el 10% y el 20% de comisión respecto del monto final. De hecho, una fuente cercana a la familia cree que el cheque estará más cerca de los US$ 15 millones.

Cifra que bastaría para vacaciones eternas. Pero los Hermosilla tienen trabajo por delante. Luis debe preparar el juicio por la muerte de la familia Luchsinger-MacKay en la IX Región, que parte el 3 de febrero próximo. Y, en marzo, representará al propio Jorge Yarur en el juicio oral contra Daniel, el ex SVS.

Este último caso podría dejarle otro suculento estipendio: Jorge pide a Daniel devolver casi US$ 60 millones que, según él, le arrebató indebidamente desde que a fines de los noventa le gestionó el patrimonio que le había dejado su padre, Jorge Yarur Banna. Daniel pide US$ 45 millones por su gestión.

Hasta los más afortunados se levantan cada día para ir al trabajo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV