lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 17:18

Larraín se blinda ante enfriamiento de la economía y pone presión a Arenas

por 13 febrero, 2014

Larraín se blinda ante enfriamiento de la economía y pone presión a Arenas
"Si a Chile le va peor este año, no hay que buscar las razones afuera", dijo el titular de Hacienda, aludiendo a impacto de la reforma tributaria.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, lanzó ácidos comentarios a propósito del enfriamiento de la economía experimentado en 2013 y que continuará con una economía creciendo incluso bajo 4%, según reveló la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central, que proyectó 3,8% para 2014.

El jefe de las finanzas públicas, que en menos de un mes entregará la posta de la chequera fiscal a Alberto Arenas, se adelantó a lo que podría ocurrir en 2014, con una economía que podría crecer entre 3,8% y 4%, cifra igual o menor al cierre de 2013, el peor año de crecimiento del gobierno de Piñera.

A mediados de 2013, Larraín entró a la arena política asegurando que la baja en la inversión –y su correspondiente impacto en la expansión del PIB– fue provocada por la incertidumbre que generó la reforma tributaria anunciada por Bachelet y Arenas en la campaña de las primarias de la Nueva Mayoría.

Sus dichos hicieron arder Troya y los economistas de Bachelet lo atacaron con dureza. La opinión de Larraín ha sido refutada transversalmente por economistas de distintas corrientes. De hecho, son numerosos los que explican el crecimiento en el gobierno de Piñera como el resultado fundamentalmente de un ciclo económico positivo, con un precio del cobre que incentivó proyectos mineros y eléctricos, los que se aminoraron en 2013 y han terminado aflojando el pedal del acelerador de la economía al final de la administración Piñera.

El martes los expertos consultados por el BC estimaron que la economía crecerá 3,8% en 2014, luego de verificar que en 2013 el país creció 4% y que en diciembre de 2013 el PIB subió 2,6%, cifra que se habría repetido en enero de 2014, marcando la tendencia que vendrá en el resto del año.

Pero, ayer, BBVA emitió un estudio en que sus proyecciones son más optimistas que la encuesta del BC, apostando a que la economía crecerá 4%, desatendiendo la opinión de dicho sondeo.

Más allá de estos matices en los números, Larraín puso presión a Arenas, advirtiendo que, si se confirman números flojos en 2014, será culpa de él y Bachelet, no del escenario externo, es decir, negando el impacto fundamental del ciclo económico.

"Yo lo dije hace varios meses, en junio del año pasado; a mí me preocupaba la propuesta de reforma tributaria. Si uno le está planteando que va a aumentar la recaudación, es decir, va a aumentar la carga tributaria en alrededor 3 puntos del PIB –que son más de US$ 8.000 millones– y estos están fundamentalmente radicados en impuestos al capital, es decir, Impuestos a la inversión, entonces es difícil pedirle a la inversión que aumente cuando le estamos entregando una carga tributaria mayor", dijo el secretario de Estado en el marco de una actividad en la Biblioteca Nacional.

Sin abordar directamente el estudio del BBVA, advirtió que, si el desempeño de la economía chilena es inferior a la del promedio del mundo, las explicaciones de esa tendencia había que encontrarlas en Chile y no afuera.

"El 2013, de acuerdo al FMI, la economía mundial creció al 3%. Chile habría crecido alrededor de 4%, o sea, a Chile le va mejor que al mundo. La proyección del FMI para el crecimiento (del mundo) en 2014 es de 3,7%. Si a la economía chilena le va peor que lo que le ha ido este año y si las proyecciones caen, no hay que buscar las explicaciones afuera. Porque afuera de Chile tenemos a Estados Unidos creciendo más, Europa saliendo de una recesión y pasando a crecimiento positivo. Las explicaciones hay que buscarlas aquí adentro", agregó Larraín.

A renglón seguido, apuntó que el rol del gobierno es fomentar la inversión. "La inversión es la que entrega oportunidades, y porque la creación de empleos y buenos salarios va a depender de que tengamos una inversión potente… El crecimiento económico no es una cosa abstracta, es algo muy palpable, muy concreto, les llega a las personas a través del empleo y los salarios", agregó.

En paralelo, Hacienda mostró sus resultados en términos de ahorro en fondos soberanos, los que a enero de 2014 alzan US$ 22.914 millones. "Esto recupera, sobrepasa y queda de forma más holgada por alrededor de US$ 200 millones el nivel (en) que existían estos fondos el año 2008", dijo Larraín.

Con estas cifras, Larraín reiteró la comparación con la gestión del gobierno anterior, donde el director de Presupuesto era el mismo que asumirá el 11 de marzo próximo en Hacienda. "Estamos dejando dos fondos donde hemos más que recuperado el nivel que tenían no el 2009, el 2009 cayeron US$ 9.000 millones, sino el nivel que tenían antes de la crisis económica, antes de la recesión. Esto revela la solidez de las cuentas públicas que estamos entregando como gobierno", sentenció.

Cifras sectoriales

Las palabras de Larraín se dan en un escenario de cifras que, sin ser dramáticas, abren dudas sobre lo que vendrá este año.

La Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet) reveló una caída en sus niveles de producción de 2,3% en diciembre de 2013, en relación a igual mes del año anterior, con lo que el sector acumula en 2013 una baja de 9,6%.

De esta forma, se concreta un periodo de 14 meses consecutivos con indicadores negativos. Su líder, Gastón Lewin, prevé un duro 2014, por el cierre de varias compañías, incluyendo la planta siderúrgica de la CAP en Talcahuano.

Ayer también se conoció el Índice Mensual de Actividad de la Construcción (Imacon) –que elabora la Cámara Chilena de la Construcción (CChC)–, el que reveló un alza de 5,3% en diciembre de 2013 sobre igual mes de 2012, acompañada de un débil crecimiento en el margen.

Así, el Imacon acumuló un alza de 5,2% anual en 2013, en línea con la proyección de la CChC para la inversión sectorial del año recién pasado.

No obstante, el gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado, reveló nubes en el horizonte, pues “las holguras de capacidad productiva del sector construcción continúan disipándose debido a que, por un lado, las ventas de proveedores, la actividad de contratistas generales y la contratación de mano de obra exhibieron un incremento, mientras que, por otro, los índices de despacho físicos industriales y la superficie total autorizada para la edificación  tuvieron una caída anual”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV