domingo, 21 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:46

BanChile, Citigroup y Cristián Araya abren los fuegos en Cascadas Grupo 2 con primeros descargos a la SVS

por 27 febrero, 2014

BanChile, Citigroup y Cristián Araya abren los fuegos en Cascadas Grupo 2 con primeros descargos a la SVS
También presentó sus descargos Canio Corbo, ex Linzor Asset, hoy CHL. En un mes más saltan al ring León Vial y su corredora.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ayer se cumplió otro episodio clave del caso Cascadas.

Las defensas de cuatro de los formulados de cargo por parte de la autoridad hicieron llegar sus descargos a la superintendencia, enfrentando las acusaciones hechas por la SVS el pasado 30 de enero.

Se trata de Banchile Inversiones, ligada al grupo Luksic; Citigroup Global Markets y su representante Fabio Gheilerman; Linzor Asset Managment (hoy CHL Asset Management Chile) y su representante Canio Corbo Atria; y el ex gerente de inversiones de Banchile, Cristián Araya Fernández. Todos tenían 10 días hábiles para hacer sus descargos, pero la SVS les concedió otros cinco, plazo que se cumplía ayer.

Por Banchile, la defensa la lidera el connotado académico y especialista en derecho penal, Raúl Tavolari, mientras que a Araya lo representa el abogado Manuel Garrido. En tanto, a Corbo lo defiende el penalista Hugo Rivera.

Aunque ninguno de los acusados quiso referirse al caso, al menos dos de ellos confirmaron la presentación de los descargos ayer.

Las estrategias

Una idea matriz recorrerá las defensas, más allá de las particularidades de cada formulado de cargo: las operaciones por las que fueron acusados cumplieron estrictamente con la normativa vigente.

La ventaja para todos ellos –a diferencia del caso de Leonidas Vial; LarrainVial y sus ejecutivos, Manuel Bulnes y Felipe Errázuriz; y Alberto Le Blanc– es que la SVS, tres días después que formuló los cargos, emitió un comunicado donde desliza que no forman parte del esquema que habría ideado Julio Ponce, el presidente de SQM y controlador de las sociedades Cascadas.

En ese comunicado, la SVS informa que paraliza el procedimiento contra Ponce, Roberto Guzmán, Aldo Motta y Patricio Contesse Fica, para “mejor resolver” hasta el momento en que las nuevas formulaciones de cargo de Vial, LarrainVial, Bulnes, Errázuriz y Le Blanc “alcancen el estado procesal en que se encuentran los procesos sancionatorios antes mencionados”.

La autoridad agregó ese día que para la acertada “resolución de los procedimientos sancionatorios en curso, resulta prudente realizar esta suspensión en virtud que los plazos otorgados en los nuevos cargos se superponen con los plazos que restan para cerrar los procesos de las personas formuladas de cargos el 6 de septiembre, pudiendo resultar estos últimos insuficientes para que éstas puedan analizar los cargos y descargos a los mismos y hacer las presentaciones que en derecho estimen pertinentes”.

La declaración de la SVS, señalan fuentes que conocen del proceso, es una evidencia clara de que Coloma no involucra a Banchile, Araya, Corbo y Citi en el esquema de Ponce, ni como sociedades relacionadas, vinculadas ni instrumentales, aunque las operaciones mismas sí sean incluidas en la cadena de transacciones que habría orquestado Ponce.

Así las cosas, en las defensas creen que la disputa se centrará entonces en demostrarle a la SVS que sus operaciones cumplieron con la norma y que no promovieron que se realizaran operaciones ficticias ni engañosas, como señalan los cargos que habrían sido las transacciones en las que participaron.

A los cuatro acusados (incluyendo los representantes de CHL y Citi) la SVS los acusa de violar el inciso segundo de artículo 53 de la Ley del Mercado de Valores, que señala que “ninguna persona podrá efectuar transacciones o inducir o intentar inducir a la compra o venta de valores, regidos o no por esta ley, por medio de cualquier acto, práctica, mecanismo o artificio engañoso o fraudulento”.

En el caso de Citi y Banchile, se les acusa de realizar y participar en operaciones con los títulos SQM-B y SQM-A entre diciembre de 2009 y abril de 2010, con la intervención de Pampa Calichera, la cascada que está en la última línea de la cadena de control de SQM.

Según la SVS, estas transacciones tuvieron como objetivo el obtener para todas ellas ganancias contables. En este caso, Citi y Banchile Inversiones habrían obtenido ganancias de $ 252 millones y $ 221 millones, respectivamente. Araya fue el operador por Banchile, aunque, a diferencia de Banchile y Citi, no habría obtenido ganancias directas de dichas operaciones.

La segunda participación de Araya –quien apenas conoció de los cargos anunció su retiro del directorio de Tanner Corredores de Bolsa y su renuncia a la propiedad– involucra nuevamente a Banchile, pero esta vez agrega a Linzor Total Return Fund (hoy CHL). Se trata de las operaciones del 29 de marzo de 2011, las que a juicio de la SVS provienen del fracaso de lo ocurrido entre diciembre de 2009 y marzo de 2010.

Ese día, Araya, representando a Banchile, intermedió una serie de operaciones en bolsa con acciones SQM-A. En ellas, Linzor Total Return Fund (hoy CHL) “se habría prestado como contraparte de distintas Sociedades Cascada para comprar y posteriormente vender dichos títulos, operaciones que tampoco habrían tenido por objetivo transferir efectivamente la propiedad de esos valores”.

Calichera, a través de su filial Global Mining, vendió cinco millones de acciones SQM-A esa mañana, a través de 22 Operaciones Directas (OD) con difusión de tres minutos, por un total de US$ 282 millones. El comprador fue Linzor TRF, que no retuvo los papeles, pues los transfirió a Oro Blanco en otras 22 OD que iban ejecutándose en paralelo, según los horarios que difundió la SVS. El fondo que lideraba el también acusado Canio Corbo Atria –sobrino del ex presidente del Banco Central, Vittorio Corbo– ganó $ 192 millones en la operación. Corbo y su fondo es acusado de operar como puente entre Calichera y Oro Blanco para registrar las utilidades, a las que luego les sería prohibida la contabilización.

En este caso, la defensa plantearía un elemento adicional que no habría considerado la SVS y es que las OD fueron divisibles, es decir, podían ser interferidas con la compra de sólo una acción, lo que ampliaba las posibilidades de competir por el paquete, además de la difusión de tres minutos por cada transacción.

Luego de estos descargos se esperan, para la tercera semana de marzo, los descargos de León Vial, LarrainVial, Manuel Bulnes, Felipe Errázuriz y Alberto Le Blanc.

Y como anunció la SVS, podrían venir nuevos cargos, los que –se adelanta– apuntarían a los directores de las cascadas Norte Grande, Pampa Calichera y Oro Blanco. Y eventualmente alguna otra corredora de Bolsa.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV