Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 22:29

Información Pública:

La creciente intranquilidad que viven los altos ejecutivos de Endesa España y Enersis

por 3 marzo 2014

La creciente intranquilidad que viven los altos ejecutivos de Endesa España y Enersis
La posibilidad de que Fulvio Conti no sea ratificado como CEO de la eléctrica italiana Enel en mayo, puede llevar a un cambio mayor en el gobierno corporativo y en la estructura de relaciones de confianza que han delineado los destinos de Endesa España y Enersis en los últimos cinco años.

En la eléctrica italiana Enel se viven días de intranquilidad y ese nerviosismo se transmite aguas abajo, es decir, a Endesa España y Enersis. Los cambios políticos que están teniendo lugar en Italia, pueden afectar significativamente el actual esquema de poder en dicha compañía, puesto que está en juego la continuidad del consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, y, por consiguiente, la de su hombre de confianza en Endesa España, el consejero delegado Andrea Brentan.

Enel tiene el galardón de ser la segunda empresa de servicio público de Europa por capacidad instalada. Dentro de los 40 países donde opera, controla el 92,06% del capital social de Endesa España, la primera compañía eléctrica de España y Portugal, y a través de ésta tiene en sus manos el 60,62% de Enersis. Por medio de este holding, que tiene sede en nuestro país, se infiltra en Colombia, Chile, Brasil, Argentina y Perú tanto en generación como en distribución y transmisión.

El mandato de Fulvio Conti expira en mayo de este año. De ahí que la primera incógnita a despejar es si el actual CEO seguirá o no en su cargo. El alto ejecutivo se halla al final de su tercer mandato –fue nombrado en 2005– y ha sobrevivido a cuatro primeros ministros italianos: Silvio Berlusconi, Romano Prodi, Mario Monti, y el recientemente dimitido, Enrico Letta.

Si bien debe ser ratificado en la Junta General de Accionistas de Enel, prevista para mayo, la continuidad de Conti, como la mayoría de los movimientos relevantes en Enel, depende en realidad del gobierno italiano, pues el ministerio de Economía de ese país posee el 31,2% de las acciones de la eléctrica, lo que lo transforma en su accionista individual más importante.

Y lo que ha sucedido en el último mes es un gran remezón político, puesto que Matteo Renzi (de 39 años) asumió el encargo del presidente Giorgio Napolitano de formar un nuevo gobierno. El líder del Partido Democrático anunció a sus amigos que los ministros de su gabinete tienen que parecerse a él: “Busco un gobierno de personas competentes capaces de hacer rápidamente las leyes. Que simplifiquen los problemas, con el cuchillo entre los dientes”, reportó Reuters. Durante su período en la alcaldía de Florencia privatizó el transporte público, dio mayor presencia a las mujeres que a los hombres en su gabinete (cinco contra cuatro) e impulsó que los museos estuvieran abiertos hasta medianoche.

Con el objeto de “cambiar Italia” nombró ya su gabinete, donde hay igual número de ministros hombres y mujeres, entre los cuales figura Pier Carlo Padoan a la cabeza de Economía.

Padoan se desempeñaba como economista jefe de la OECD y durante su gestión se caracterizó por defender la consolidación fiscal y promover reformas que mejoraran la competitividad. Será este tecnócrata quien tendrá que ratificar a Fulvio Conti o elegir al nuevo CEO de Enel.

En Enel, Endesa España y Enersis observan cómo se aleja la probabilidad de un cuarto mandato para Conti, porque un período tan largo en la cima de la eléctrica no tiene precedentes y porque la coyuntura política actual italiana no es la más propicia para que ello ocurra.

En condiciones normales, el próximo destino de Conti –en el caso de no repetir su período en Enel– sería la petrolera estatal ENI, como sucedió con su predecesor, Paolo Scaroni, quien hasta el día de hoy se mantiene en dicho puesto.

El análisis que viene

Según el diario El País, Conti forma parte de los mandarines de la gran empresa pública o semipública italiana. Es decir, se mueve con comodidad en la red de compañías que maneja el Estado.

La gran diferencia de Conti con otros mandarines es que él ha trabajado en multinacionales estadounidenses y lo ha hecho bien. Se inició en la petrolera Mobil cuando tenía 21 años y dos décadas después llegó a ser director financiero de Mobil Oil Europe. Luego fue administrador general de Sopas Campbell en Europa. En 1996 pasó a la esfera pública italiana y se desempeñó como gerente de finanzas cuando Telecom Italia se estaba privatizando. A contar de 1998 pasó a ocupar el mismo cargo, pero en Enel. Seis años después fue designado CEO de la empresa eléctrica italiana.

En 2009, Enel se hizo finalmente del control del 92% de Endesa España después de una dura refriega. Y de allí surgió una estructura que se ha mantenido hasta el día de hoy, Borja Prado Eulate (español y muy bien relacionado políticamente) en la presidencia y Andrea Brentan (italiano que sustituyó a Rafael Miranda) en la gerencia general, bajo cuya responsabilidad recayó la gestión de los negocios de España y Latinoamérica.

Al frente de la región, Brentan le dio su aprobación a Ignacio Antoñanzas, en la gerencia general de Enersis, quien ocupaba ese puesto desde 2006. Este ingeniero en minas, de origen español, es el responsable de los negocios de los cinco países latinoamericanos donde Enersis tiene intereses y reporta directamente al CEO de Endesa España.

Por lo mismo, la posibilidad de que Conti sea removido de su cargo, puede significar un cambio mayor en el gobierno corporativo y en las relaciones de confianza que han delineado el destino de Endesa España y Enersis en los últimos cinco años o más. ¿Política? Por supuesto y de la más refinada.

Claves

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes