Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 13:59

Caso Cascadas:

Julio Ponce Lerou gatilla batahola de respuestas del Piñerismo y Bachelet toma palco

por 13 marzo 2014

Julio Ponce Lerou gatilla batahola de respuestas del Piñerismo y Bachelet toma palco
Ex ministros de Comité Politico de La Moneda negaron versión de controlador de SQM sobre intervención de Piñera en el caso. Consorcio y Moneda Asset hacen lo mismo. Nuevo gobierno se margina y Congreso está mudo.

Si el objetivo de Julio Ponce Lerou con su declaración ante la Fiscalía era que el caso se politizara, lo logró. Ayer, luego que El Mostrador Mercados revelara el explosivo testimonio del presidente de SQM y controlador de las sociedades Cascadas frente el fiscal José Morales, ardió Troya.

Es que Ponce denunció que Julio Dittborn, subsecretario de Hacienda de Piñera, comentó al director las Cascadas y amigo de Ponce, Patricio Phillips, que el mandatario le consultó en pleno Comité Político de La Moneda, a fines de 2012 (8 meses antes de que se formularan cargos al empresario), cómo iba el caso Cascadas (que investigaba la Superintendencia de Valores y Seguros, SVS) y ante la negativa se habría comprometido a averiguar él mismo.

Además, aseguró que su amigo y abogado Darío Calderón, fue abordado por Piñera en una reunión social, donde ex Presidente le dijo que se encargara de la fusión de las Cascadas (negociación de Ponce con Moneda para unir las sociedades que controla SQM a cambio de detener la investigación de la SVS) y que él lo haría con la SVS.

Ponce nombró al ex ministro del Interior, Andrés Chadwick y al ex ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, como los personeros que habrían presenciado la conversación de Piñera y Dittborn en La Moneda.

Todos los acusados por Ponce no se quedaron callados y salieron en masa ayer a desmentirlo. También respondieron con fuerza Bancard, Consorcio y Moneda Asset Management.

Ni siquiera la Presidenta Bachelet quedo al margen del intercambio de granadas. La recién asumida mandataria, eso sí, pareció tomar la decisión de que por el momento La Moneda se margine de la disputa, aduciendo la investigación en curso en la SVS y tribunales, aunque con una sutil alusión a los cuestionamientos a la independencia de Coloma.

“Lo único que quiero decir es que vamos a velar que en el nombramiento del Superintendente (de Valores y Seguros) sea una persona que de verdad pueda garantizar a todo el mundo que cualquier investigación que sea necesaria hacer, va a pasar todas las pruebas necesarias”. La declaración fue entendida como una señal de que el nuevo titular de la SVS, Carlos Pavez, no será cuestionable, como pareciera estar Coloma.

Bachelet, aseguran fuentes de Palacio, evidencia “la distancia política” que desea tener La Moneda con el caso, para de esa forma evitar que se abra un flanco de disputa con la oposición si ésta sintiera que hay una intencionalidad del Gobierno de querer perjudicar a Piñera. Eso sí, precisaron en el Ejecutivo que si corresponde tomar medidas administrativas, lo harán.

La arista política entonces queda instalada en el Congreso. Pero ayer, ningún parlamentario de la Nueva Mayoría quiso cuestionar a Piñera, pese a que era el tema de la jornada en los medios, por las duras acusaciones de Ponce contra un ex Presidente que había dejado su cargo horas antes.

No hubo ningún punto de prensa de parlamentarios y parece ya descartada la posibilidad de que se pueda crear una comisión investigadora sobre el caso y menos aún que algún partido pueda analizar la posibilidad de intentar una acusación constitucional.

La indiferencia de los parlamentarios de Gobierno no es nueva. Cuando estalló el caso Cascadas casi no hubo repercusiones a nivel político y sólo se llamó a una sesión de la comisión de Economía del Senado, a solicitud de la entonces senadora Ximena Rincón, para que asistieran los superintendentes de Pensiones y Valores y Seguros para explicar el caso, aunque con foco en el rol de las AFP y en menor medida por el rol jugado allí por Piñera.

Rincón hoy es ministra secretaria general de la Presidencia y, dado su rol clave en la tramitación de proyectos en el Congreso, una disputa con la oposición no es bien vista en su sector.

Luego de la comisión que citó Rincón, el silencio se devoró a los congresistas de la entonces oposición. La posibilidad de una comisión investigadora fue analizada a fines de 2013 en la bancada de diputados de la DC. Algunos diputados, como Roberto León, plantearon que debería abrirse una comisión investigadora, posición que habría apoyado Aldo Cornejo, hoy presidente de la Cámara Baja.

Pero las aguas se calmaron tras la intervención del diputado Jorge Burgos, quien señaló que no era conveniente la instancia, considerando que aún no avanzaba el procedimiento de sanción de la investigación de la SVS. La influencia de Burgos allanó a los diputados, le ganó la pulseada a León y el tema quedó stand by. Burgos, además, hoy es el ministro de Defensa, por ende, dispone de un poder político mayor en el Ejecutivo.

Desde entonces, dice un reconocido diputado del partido, penan las ánimas en la ex Concertación sobre el caso.

La bandada de epítetos contra Ponce

"El tema de las Cascadas no fue nunca tratado en el comité político. Por lo tanto, lo que allí se afirma no es efectivo", dijo a La Segunda y Cooperativa el ex subsecretario de Hacienda Julio Dittborn, al referirse a la denuncia de Ponce, agregando en todo caso que no tenía recuerdo de que Piñera le hubiera tocado el tema en otro momento, sin negar que podría haber ocurrido.

Eso sí, reconoció ser amigo de Patricio Phillips y dijo que hablan de “muchas cosas”, pero “nunca de los temas del comité político”.

Chadwick y Larroulet se sumaron a la negativa de que se hubiera tratado el tema en el Comité Político, ni tampoco antes o después, de manera informal o formal.

La voz más dura vino desde Bancard, la oficina donde se manejan las inversiones de Piñera, por las que ayer pasó el propio ahora ex mandatario. El gerente general de Bancard, Nicolás Noguera dijo se trata de una maniobra mediática burda de Ponce. "Estas declaraciones son parte de una estrategia burda, mediática y cada vez más inconsistente. El fondo del asunto, algo a lo que él y sus abogados nunca se refieren, es si Julio Ponce abusó o no de los accionistas minoritarios de las Cascadas. Lo anterior lo determinaran los órganos del Estado correspondientes; todo lo demás son obvias maniobras para distraer”, afirmó Noguera.

Agregó que las acusaciones de Ponce son “tan falsas y absurdas” que debe acudir a “fuentes anónimas, cuentos de terceros e incluso comentarios de Darío Calderón”.

Pero también hubo respuesta de los aludidos por Ponce pertenecientes mundo empresarial. Por un lado, el grupo Consorcio, ligado a Juan Hurtado Vicuña, Eduardo Fernández León y Jorge Garcés Silva, rechazó tajantemente que el gerente de inversiones Tomás Hurtado o cualquier otro ejecutivo del grupo, participara de la elaboración del llamado “panfleto” –que habría dado origen, de acuerdo a Ponce, a la investigación de la SVS que derivó en los cargos contra él, Roberto Guzmán y Leonidas Vial–, entre otros junto al empresario y socio de Moneda Asset Management, Raimundo Valenzuela Lang.

Y adelantaron que acudirán a tribunales una vez que la SVS confirme sanciones contra Julio Ponce y los responsables del “esquema” que, según la autoridad, habrían obtenido ganancias ilegítimas a costa de los intereses de los minoritarios de las sociedades Cascadas.

“Hacemos presente que en caso de acreditarse los perjuicios ocasionados a los accionistas minoritarios por las millonarias transacciones… haremos valer todos nuestros derechos ante los Tribunales y exigiremos que se indemnice la totalidad de los perjuicios que el supuesto esquema ideado por el señor Ponce Lerou, según la SVS, ocasionó a los accionistas minoritarios”, manifestó Consorcio.

Consorcio, además, se cuadró con la opinión de los ex ministros y el ejecutivo de Bancard respecto a Ponce, en cuanto a que éste quiere desviar la mirada en el caso. “Creemos que el señor Ponce Lerou está tratando de desviar la atención de lo único verdaderamente importante: explicar a los accionistas minoritarios de las sociedades Cascadas que él controla, la lógica de las transacciones que realizó y cuál fue el beneficio para el interés social derivado de ellas”, dijo.

En tanto, Pedro Pablo Gutiérrez, abogado de Moneda –quien según Ponce habría amenazado con conseguir una multa de US$ 100 millones contra él si no se allanaba a fusionar las Cascadas y que, si aceptaba, conseguirían multas bajas y que no hubiera cargos penales–, expresó que "Ponce tergiversa los hechos en forma grotesca y trata de presentarse como víctima de una conspiración, cuando él es el artífice de uno de los escándalos financieros más grandes de los últimos años. Las operaciones develadas por la SVS desmienten toda inocencia de Ponce y dan cuenta de sus conductas. Desmiento categóricamente haberle ofrecido multas pequeñas y que no hubiese cargos penales, aunque entiendo perfectamente que esa era una exigencia de Ponce a la que evidentemente no podíamos acceder por improcedente. La participación de José Cox en esa reunión fue organizada por la gente del señor Ponce, quienes lo contactaron a tal propósito. Por lo que veo ahora, son ellos los que trataron de acercarse equivocadamente al Presidente Piñera creyendo que contactando a Cox podrían tener un canal con el primer mandatario. Obviamente Cox no se prestó para esa jugada", concluyó Gutiérrez, según consigna La Segunda.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes