Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 04:13

Salida de Cristián Araya y coletazos del caso Cascadas dejan a Tanner tambaleando

por 3 abril 2014

Salida de Cristián Araya y coletazos del caso Cascadas dejan a Tanner tambaleando
Participación de mercado de la corredora de Ricardo Massú cayó a menos de la mitad y se despidió a un 10% del equipo. Algunos despidos dejaron esquirlas. Ex hombre de Saieh, Mario Chamorro, llega al rescate.

No ha sido bueno el primer trimestre para la corredora de Bolsa de Tanner. Uno de sus socios estrella, Cristián Araya, dejó la compañía tras conocerse el viernes 31 de enero pasado las acusaciones de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) por su participación en el caso Cascadas.

Luego de haber entrado al top 6 de las corredoras durante 2013, en los primeros dos meses de 2014 apenas bordeó el 2% del mercado y la empresa ha sentido el impacto. Casi un 10% de los 92 trabajadores de la corredora fueron despedidos, entre ellos dos gerentes: Daniel Thenaux y Alfredo Ossa.

La salida de Thenaux, además, estuvo marcada por el caso Cascadas. Aunque al interior de Tanner niegan que sea así, fuentes vinculadas al tema aseguran que su despido se produjo luego de que fuera visto tomando un café con Andrés Mandiola, ex subgerente de renta fija de Tanner, quien ha sido ligado a Moneda Asset Management, el gestor de fondos que ha liderado la guerra contra Ponce.

La empresa está atravesando un momento complejo y la llegada a la presidencia de la corredora de Mario Chamorro, ex gerente general de CorpBanca, avizora la posibilidad de reimpulsar a la firma controlada por Ricardo Massú.

Una golondrina sin verano

A mediados de 2012 Rodrigo Martin, Jorge Lama y Cristián Araya debutaron en la prensa como los tres encargados de llevar a la corredora de Bolsa de Tanner a las grandes ligas tras años de estar en la serie B.

Creada 90 años atrás, el arribo de los tres ex ejecutivos de Banchile era la jugada de Ricardo Massú para hacer relevante a una intermediadora que en 2011 bajaba de los 20 primeros lugares en volúmenes transados en la Bolsa local.

En su arribo, además, arrastraron a una decena de profesionales de la corredora del grupo Luksic, en una polémica jugada para lo que se acostumbraba en el mercado. Felipe Correa, Sebastián García y Felipe Divin, entre otros, integraron la larga lista de ex Banchile que se sumaron al proyecto de Tanner.

A mayo de 2012, Tanner representaba apenas el 0,3% de las operaciones en Bolsa y salía de los 25 primeros del mercado. Rápidamente, al cerrar el 2012 superaba el 2% de market share y se empinaba al lugar número 13. De paso, las utilidades de la firma dejaban los escuálidos $ 54 millones de 2011 y llegaban a más de $ 1.000 millones en 2012.

El factor determinante fue la capacidad de generar negocios y acarrear comisiones. El ítem de intermediación pasó de ganancias por $ 700 millones a $ 1.600 millones. En ello, dicen conocedores del negocio, el factor Araya fue clave por los contactos con empresarios e inversionistas de alto patrimonio que acostumbraban a operar con él.

Y 2013 fue aún mejor. La compañía cerró el año con el 4,7% de participación de mercado (aunque llegó a 4,8% en algún momento) y se consolidó en el sexto lugar del ranking. Las ganancias así lo reflejaron: $ 2.619 millones, todo un récord para la corredora.

Pero llegó el caso Cascadas. En septiembre aparece nombrado Cristián Araya en los cargos formulados a Julio Ponce Lerou, Roberto Guzmán y otros nombres vinculados al presidente de SQM y controlador de las Cascadas. Guzmán, en particular, transaba en la Bolsa a través de Araya, en Banchile antes, y siguió haciéndolo en Tanner posteriormente. No era el único inversionista de alto patrimonio: otros connotados empresarios confiaban en su destreza en la Bolsa.

En los cargos a Ponce, Araya aparecía nombrado en al menos dos operaciones: una con un fondo ligado a Linzor –hoy CHL– y otra con Citigroup. El ruido comenzó y los temores se hicieron realidad a fines de enero pasado, cuando la SVS acusó a Araya de violar el inciso dos del artículo 52 de la Ley del Mercado de Valores.

El mismo día, Araya anunció su salida de la presidencia de la corredora y, pocos días después, también dejó la propiedad, donde junto a Martin y Lama había alcanzado el 21% cuando llegaron en 2012.

La corredora lo sintió. Massú estaba incómodo con la presencia de Araya, presionó por su salida y el ex gerente de inversiones de Banchile no aceptó la falta de respaldo del ex socio de José Said, del antiguo banco Bhif.

El alejamiento de Araya no trajo la calma esperada. Los números de enero no eran los mejores y febrero confirmó el desplome. Tanner bajó fuertemente sus volúmenes transados y volvió a fines de febrero al lugar 16, perdiendo el terreno ganado. Algunos clientes importantes que llegaron con Araya a Tanner dejaron de operar con la firma cuando el ex ejecutivo estrella de Banchile se fue, en especial Roberto Guzmán, según confirman fuentes cercanas a Tanner.

Eso sí, Tanner no fue el único que bajó notablemente sus volúmenes. La Bolsa cayó más de 30% en enero y la tendencia continuó en febrero. Pero Tanner cayó más y eso explica la pérdida de posición en el mercado.

Ayer, se conocieron las cifras de marzo y Tanner repuntó al 3,8% del mercado, aunque sigue por debajo de lo que consiguió en 2013.

Así las cosas, Tanner debió ajustar el cinturón y hacer un giro. Una decena de empleados de la compañía dejaron sus puestos, entre ellos dos gerentes de área. Alfredo Ossa, quien era director de finanzas, abandonó la compañía por una evaluación negativa de su labor.

También lo hizo Daniel Thenaux, quien había llegado un año antes a asumir la gerencia de estrategia, tras pasar cuatro años en la subgerencia de inversión de CorpBanca AGF.

Su salida es explicada, por altas fuentes de Tanner, como el producto de una mala evaluación de su desempeño, en particular por bajos retornos de las inversiones a nivel local. En la empresa reconocen que las recomendaciones para renta variable en el exterior tuvieron buen retorno en 2013, pero dado el buen escenario internacional no era una sorpresa.

“Cuando a la Bolsa local le va mal, ahí se debe hacer la diferencia y tuvimos un desempeño inferior al mercado”, manifiesta una fuente cercana a la compañía.

Sin embargo, no es la única versión de la salida. Thenaux fue despedido el mismo día en que fue visto tomándose un café en el Fressco, en Isidora Goyenechea con Santa Magdalena, a una cuadra de las oficinas de Tanner. Su contraparte en el local era Andrés Mandiola.

Mandiola fue subgerente de renta fija de Tanner desde octubre de 2012 y fue despedido en el segundo trimestre de 2013.

Antes, fue jefe de renta fija de la malograda corredora Alfa en el período en que se realizaron las cuestionadas operaciones de la firma, y en Tanner no tuvo un buen pasar. Según altas fuentes de la compañía, su desempeño fue “lastimoso” y no cumplió las metas de captar clientes para invertir en instrumentos de renta fija.

Aseguran que en su salida el ejecutivo no quiso aceptar el finiquito y estuvo un mes sin firmarlo. Pero Mandiola niega los números negativos. Afirma que logró $ 1.000 millones en ganancias para la empresa y que no le quisieron pagar los bonos que, a su juicio, correspondía, por los negocios generados en operaciones de dólares.

Aun más, Mandiola dice que le informó directamente a Jorge Sabag, presidente del holding Tanner Servicios Financieros, que durante su período en la compañía vio operaciones irregulares vinculadas a uno de los clientes principales que llegó con Araya a la compañía.

Aunque no lo dice, en el mercado es sabido que ese cliente es Roberto Guzmán Lyon y que habría operado con acciones de las sociedades Cascadas, que forman parte de la cadena de control de SQM, ambas ligadas a Julio Ponce Lerou.

Desde la otra vereda, indican que las palabras de Mandiola no tienen asidero. Aseguran que, si las operaciones fueran cuestionables, lo habría detectado The Capital Group, el fondo británico que tomó el 27% de Tanner y que en el segundo semestre de 2013 hizo el due diligence antes de ingresar. Además, advierten que la SVS ha tenido un rigor mucho mayor para fiscalizar y que nunca ha hecho cuestionamientos.

Respecto del desempeño de Mandiola, afirman que las ganancias a las que alude eran por operaciones de arbitraje en las que el ex Alfa nunca tuvo participación, por lo que no se justificaba el pago por ello.

El punto es que Thenaux se fue el mismo día que tomaba ese café con Mandiola y su salida le fue sorpresiva. Fuentes bien informadas que piden confidencialidad aseguran que lo vio Felipe Divin, quien traspasó la información a Rodrigo Martin, gerente general de la corredora de Tanner, el que terminó despidiéndolo esa tarde.

En el mercado afirman que en Tanner existe animadversión contra Mandiola –y por eso Martin le habría dicho a Thenaux que perdió la confianza en él–, porque el ex subgerente de renta fija tendría contactos con Moneda Asset Management.

Las fuentes confidencian que incluso Mandiola le habría comentado a Moneda de las operaciones que denunció ante Jorge Sabag y que éste no atendió. Sabag fue consultado ayer a través de su agencia de comunicaciones Extend, pero no quiso referirse al tema.

Chamorro al rescate

El ruido interno ocasionado por el caso Cascadas y la salida de Araya no tiene indiferentes a quienes trabajan en la compañía. Y la empresa está intentando dejar atrás el terremoto del caso Cascadas.

El nombre elegido es conocido en el mercado. Mario Chamorro, quien fuera gerente general del banco de Álvaro Saieh, CorpBanca, arribó a los pocos días de que saliera Araya y en las próximas semanas se oficializará su nombramiento como presidente de la corredora.

Fuentes de la empresa afirman que su conocimiento del sector financiero permitirá dar un nuevo impulso a la empresa, por su aporte para desarrollar nuevos productos financieros para los clientes de la compañía.

Las salidas de ejecutivos y personal de fuerza de venta tienen que ver con un ajuste que Martin y Lama están realizando a nivel de incentivos para la gente de la corredora.

Se hizo una reorganización en la fuerza de venta, elevando el número de grupos del área comercial y, según las metas que se consigan, los sueldos lo reflejarán.

Tanner, la corredora que en poco tiempo llegó a estar entre las diez principales del mercado, busca su camino en un escenario adverso, con la Bolsa ajustada en volúmenes e intentado superar el fantasma de las Cascadas.

(Foto: Empresas y Poder)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes