Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 02:14

Banchile y la Reforma Tributaria: “No vemos una carga tributaria de 35% como los titulares lo sugieren”

por 4 abril 2014

Banchile y la Reforma Tributaria: “No vemos una carga tributaria de 35% como los titulares lo sugieren”
El informe de la corredora leS pone paños fríos a las visiones apocalípticas de algunos analistas y políticos. Sí advierte que la reforma resultará en una baja de 10% en utilidades en 2014, golpeará al IPSA y habrá menores dividendos.

Los economistas y las entidades financieras están siguiendo de cerca el trámite de la Reforma Tributaria de Michelle Bachelet. Existe consenso transversal entre ellas de que es el mayor cambio tributario desde el retorno a la democracia y que algún impacto –mayor o menor– tendrá en la inversión y el crecimiento. Pero no lo hay tanto en su efecto en la carga tributaria.

El miércoles el socio de LarrainVial y director de inversiones de su Administradora de Fondos Mutuos, José Manuel Silva, fue duro con el proyecto de ley que envió el gobierno, asegurando que descapitalizará a las empresas y que se está sembrando la próxima crisis financiera de Chile en 20 o 25 años más.

El consejero de Libertad y Desarrollo y ex ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, en tanto, aseguró que el alza del impuesto a la renta no es a 25% sino a 35%, por el adicional de 10% que deberán retener las empresas. Con ello, otros expertos señalan que se estaría duplicando en pocos años el impuesto a las empresas.

Pero hoy el Banco de Chile, a través del área de research de su corredora, enfrentó ese punto y puso paños fríos a la discusión.

“No vemos una carga tributaria de 35% como los titulares lo sugieren. Las empresas serán las responsables de retener un 10% de las utilidades a favor de sus accionistas para cumplir con sus obligaciones tributarias con el fisco y esto ha sido internalizado como una tasa del 35% a las empresas. Pero la propuesta de la reforma tributaria también contiene una mención que dice relación con que las compañías podrán descontar esto de los dividendos a distribuir. A nuestro mejor entender, esto sugiere que la carga tributaria de las empresas será de 25% y no 35%”, afirma.

Además, advierte que hubo sorpresas positivas en el proyecto de ley. “Contiene algunas sorpresas relacionadas principalmente con una fórmula de eliminación del FUT e implementación de tributación en base devengada mejor a la esperada (aunque con impacto negativo en los inversionistas de todas maneras), la mantención de la exención a la ganancia de capital en acciones de alta presencia, la implementación de depreciación instantánea por sólo doce meses para las grandes compañías y un impuesto a las bebidas azucaradas”, explicó la corredora.

Sin embargo, Banchile cree que habrá efecto en el nivel de ganancias de las empresas que traían un ritmo de recuperación en los últimos trimestres. “Creemos que las estimaciones de utilidad de consenso enfrentan riesgos de ser rebajadas en los próximos meses producto no sólo de la evidente desaceleración económica, sino también por el impacto de la reforma tributaria”.

En Octubre de 2013 Banchile había anunciado que esperaba una recuperación importante de las utilidades de las compañías que cubre. En el tercer trimestre crecieron 57% y un 12% adicional en el último cuarto (excluyendo La Polar). “Ahora vemos que este ciclo se verá interrumpido producto de la reforma tributaria y de la desaceleración económica”.

Además, la corredora advirtió que las compañías verán un impacto en sus utilidades producto de la revalorización de los activos y pasivos diferidos. “La gran mayoría de las empresas experimentará un impacto negativo de una sola vez y en algunos casos, dicho impacto será muy significativo. A pesar de que esto no representa una salida de caja, los analistas deberán reducir sus estimaciones de utilidades de todas formas”, dice la entidad.

Y pone una nota de cautela sobre los números de las compañías en los próximos meses, apuntando a un ajuste de 10% en las utilidades. “Para que el mercado muestre una tendencia positiva a futuro necesitaremos que el consenso de mercado revise a la baja sus estimaciones de utilidades para este año en a lo menos un -10% y también de señales de una estabilización en las expectativas de crecimiento de la economía.

El informe dice que las empresas chilenas probablemente se vean obligadas a reducir los dividendos dado los mayores impuestos a pagar.

Dicho esto, será difícil que el IPSA muestre una trayectoria muy positiva en un ambiente de revisión a la baja en estimaciones, sobre todo considerando que el mercado está transando actualmente a 15x P/U a 12 meses, lo que está cercano a su promedio histórico y representa un 50% de premio con respecto a los mercados emergentes (en línea con su promedio histórico). Por ello, reducimos nuestra estimación del IPSA para este año a 4.200 puntos”, dijo Banchile. Hoy el Ipsa iba en 3.700 al cierre de esta nota.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes