Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 10:41

Economista Daron Acemoglu: "Chile tiene que abrir sus redes de poder para integrar a los que no lo tienen para llegar al desarrollo"

por 9 abril 2014

Economista Daron Acemoglu:
El autor de Por qué fracasan los países, considerado entre los 20 economistas más influyentes del mundo, se refirió al actual debate de la Reforma Tributaria y dijo que la reforma educacional debe enfocarse en mejorar el capital humano y no en la gratuidad universal.

El economista Daron Acemoglu se ha convertido en todo un "rock star" de la industria y su paso por Chile lo confirmó.

No es que hubiera cientos de chicas quinceañeras esperándolo a la salida de su hotel o a su llegada a CasaPiedra para el Seminario de Políticas Públicas del banco Santander. Su popularidad e influencia se vio reflejada por quienes asistieron a su presentación.

Alrededor de 450 de los hombres y mujeres más influyentes de Chile se tomaron la mañana para escucharlo. Alejandro Micco, actual subsecretario de Hacienda, se tomó un respiro del intenso debate que ha generado la Reforma Tributaria para venir. También estaba Juan Andrés Camus, director de BTG Pactual Chile y candidato más probable a ser el próximo presidente de la Bolsa de Comercio. Uno de los que más atención acaparó fue el ex titular de la SVS, Fernando Coloma. También estaban José Ramón Valente, Vittorio Corbo, Lucía Santa Cruz, Álvaro Clark; el ex fiscal de la SVS, Armando Massarente, y Harald Beyer, nuevo director del CEP y ex ministro de Educación de Piñera.

Acemoglu, profesor de Economía del MIT y uno de los autores del libro ¿Por que fracasan los países?, vino a explicar qué deben hacer los países de ingresos medios, como Chile, para alcanzar un desarrollo inclusivo y acortar las desigualdades.

La clave: políticas públicas que den solidez a las instituciones y que creen incentivos y oportunidades para todos en forma pareja. "El estado tiene la capacidad de proveer servicios como una educación de calidad para que todos puedan competir y participar en la sociedad", explica el economista.

"Chile tiene que abrir sus redes de poder para integrar a los que no lo tienen para llegar al desarrollo", fue uno de sus consejos. Hizo hincapié en que las instituciones económicas no existen en un vacío, sino que son el producto de un sistema político. "Las reformas institucionales tienen que ir mano a mano con los cambios políticos y económicos", explicó Acemoglu. "Cualquier reforma que reduce la desigualdad tiende a mejorar el capital humano y a la diversidad. La desigualdad crea distorsiones y horada la confianza en las instituciones, dandole espacio al populismo".

Considerado entre los 20 economistas más influyentes del mundo, también se refirió al actual debate de la Reforma Tributaria y dijo que la reforma educacional debe enfocarse en mejorar el capital humano.

En una entrevista luego de su presentación, Acemoglu expresó que las políticas redistribuidas a través de una reforma tributaria son importantes, pero no lo clave. Dijo que Chile puede recaudar entre el 2 y 3 por ciento del PIB, aunque lo clave es a través de qué mecanismos lo hace. "Es importante que el enfoque no sea en impuestos punitivos a los ricos. Eso no ayudará al crecimiento y asustará a los inversionistas", explicó. "Tiene que ser progresista, pero no demasiado. Mucho más importante es que el Estado invierta en crear igualdad de oportunidades".

Aconsejó que la reforma debe poner atención a incluir incentivos que fomenten la inversión y se mostró escéptico acerca de la necesidad de eliminar por completo el FUT.

"La actual propuesta de reforma es algo positivo si se implementa bien y lo que se recaude se usa en forma adecuada y eficiente", dijo Acemoglu.

Con respecto a la reforma educacional que se viene, el economista señaló que el problema del sistema está en la educación primaria y secundaria, no en la universitaria, y es ahí donde se tiene que poner el foco. "El gobierno se tiene que comprometer a proveer una educación primaria y secundaria de calidad. Hacer que la universidad sea gratis no debería ser lo más importante”.

Acepta que el viaje hacia el desarrollo es complicado y existe siempre el peligro de caer en populismo, pero Chile ha demostrado que tiene la capacidad de lograr grandes acuerdos para seguir progresando.

"La ruta para Chile tiene que ser una moderada. Evitar el populismo, pero no abandonar las reformas. Soy muy optimista acerca de Chile y lo que ya ha logrado construir como sociedad. Los temas que se están debatiendo son los que hay que debatir y tienen que aceptar que los debates políticos son complicados y desordenados; mal que mal no hay que olvidar que, al final, las decisiones que tomen para su desarrollo, son todas decisiones políticas y para llegar a un consenso en torno a ellas hay que debatir".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes