Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 03:45

Cepal revela que flujos disminuyeron en un 29%

Inversión extranjera directa en Chile cayó en un tercio en 2013

por 29 mayo 2014

Inversión extranjera directa en Chile cayó en un tercio en 2013
La caída fue la mayor de Sudamérica en un año en que la inversión recibida por América Latina y el Caribe alcanzó la marca histórica de US$ 184.920 millones.

Una fuerte caída registró la inversión extranjera directa (IED) en Chile el año pasado.

De acuerdo a un informe de la CEPAL, los flujos cayeron un 29% a US$ 20.258 millones. La caída fue la mayor de Sudamérica en un año en que la inversión recibida por América Latina y el Caribe alcanzó la marca histórica de US$ 184.920 millones. Sólo Argentina (-25%) y Perú (-17%) sufrieron una baja en la IED.

La inversión extranjera directa (IED) recibida por América Latina y el Caribe aumentó en 5%.

Los flujos mundiales de IED aumentaron en 2013 un 11 % respecto del año anterior, en tanto que la participación de la región se mantuvo en el 13 % del total, precisó la Cepal en su informe “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2013″, presentado este jueves en Santiago.

La Cepal destacó que desde 2003 la Inversión extranjera directa hacia la región ha crecido de forma continua, salvo en 2006 y en 2009, aunque en relación con el tamaño de las economías se ha mantenido prácticamente estable desde 2011.

El crecimiento de la inversión se ha sustentado en el aumento de la demanda interna y los altos precios de los productos de exportación, señala el informe.

Precisa que la estabilidad de las inversiones desde el 2011 se explica por una desaceleración de la expansión económica y un descenso en los precios de los metales, lo que hace prever que en 2014 los flujos de IED caerán levemente.

Matiza, no obstante, que las empresas trasnacionales muestran todavía “gran interés por el crecimiento a largo plazo del consumo en la región” y por la explotación de los recursos naturales.

El estudio muestra que el 82 % de la inversión se dirige hacia las seis principales economías de la región, aunque en términos relativos son más relevantes en las pequeñas, especialmente las del Caribe.

Brasil recibe el 35% de la IED que llega a América Latina y el Caribe, con un total de 64.046 millones de dólares en 2013 y una leve baja respecto de 2012; México es el segundo receptor, con 38.286 millones de dólares en 2013, el doble de lo recibido en 2012, gracias a la compra de la cervecera Modelo por Anheuser-Busch Inbev en 13.249 millones.

Hubo aumentos significativos en Panamá (61 %) y Bolivia (35 %).

América Central captó un 21 % más de inversión que en 2012 y el Caribe registró una caída del 19 %, debido a una operación específica en República Dominicana.

Alicia Bárcena, la secretaria ejecutiva de la Cepal, destacó durante la presentación que en la última década “la inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe se ha multiplicado por cuatro, pero es necesario analizar su papel frente al cambio estructural para la igualdad”.

“Creemos que estos ingresos deberían ser parte de los procesos de diversificación productiva que están llevando adelante los países de la región”, subrayó, y consideró que “las inversiones en sectores de alto contenido tecnológico pueden tener mayor capacidad de generar impactos positivos en la economía local”.

“También las trasnacionales podrían establecer vínculos y encadenamientos productivos con las empresas locales”, consideró la economista mexicana.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes