Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 17:40

Conformación de la instancia fue aprobada esta semana en la Cámara

La trastienda de la Comisión Investigadora del caso Cascadas

por 6 junio 2014

La trastienda de la Comisión Investigadora del caso Cascadas
El escándalo financiero de Sanhattan abrió un flanco político en el Congreso. "Caza Piñera", la llaman algunos, por el foco en el ex presidente. Una "operación" de Julio Ponce, dicen otros. Como sea, una gestión de la DC. Sus impulsores defienden la iniciativa.

“Caza-Piñera” fue la frase con que de inmediato sus detractores identificaron a la Comisión Investigadora que con votos de la Nueva Mayoría aprobó la Cámara de Diputados para indagar la responsabilidad de ex autoridades de gobierno en el caso Cascadas.

Se concretaba así una idea de meses de parlamentarios de la Democracia Cristiana (DC), partido que ha llevado el pandero en la materia, desde que en septiembre de 2013 la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) formulara cargos contra Julio Ponce Lerou, presidente de SQM y controlador de las Cascadas, y su círculo cercano.

El miércoles, por 45 votos a favor y 15 en contra, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de acuerdo elaborado por los diputados democratacristianos Fuad Chahin, Gabriel Silber y Ricardo Rincón. Chahin asumiría la presidencia de la Comisión y los otros dos diputados serán integrantes.

A ella se agregarán parlamentarios de la Nueva Mayoría y, según indicó Silber, se darán todas las garantías a la oposición, de que se investigará sin prejuicios ni intenciones previas ocultas.

Se darán tres meses para investigar y entre los más probables invitados a concurrir a sus deliberaciones estarán el ex Presidente Piñera, el ex titular de la SVS, Fernando Coloma y el ex subsecretario de Hacienda, Julio Dittborn.

Este último, militante UDI, aparece como el más complicado hasta ahora, luego que El Mostrador Mercados publicara copia de los correos en que el ex subsecretario informa a un amigo de Ponce, Patricio Phillips, el resultado de una conversación sostenida con Coloma, donde le planteó la posición del timonel de SQM para bajar la tensión del tema investigado por la SVS.

La notoriedad pública que durante meses ha tenido el caso Cascadas, hace que la Comisión Investigadora no aparezca como algo casual. Ella perfectamente pudo haberse constituido antes, cuando –pese a los antecedentes públicos– la SVS no se pronunciaba sobre el tema y era notoria la falta de opinión de la elite política sobre un tema trascendente de la institucionalidad regulatoria. Por lo mismo, genera críticas por el momento en que se concreta, dado que la SVS, que ya ha tomado cartas en el asunto, aún no resuelve posibles sanciones contra Ponce y los otros acusados, como el socio de LarrainVial, Leonidas Vial Echeverría.

Los cuestionamientos

La Comisión Investigadora es vista críticamente por su objetivo enfocado en Piñera, por el hecho de que se hace a pocos meses de que se conozca la resolución final de la SVS sobre los cargos en el caso, y por ser la primera gran intervención de los partidos políticos en el tema, que ya lleva más de nueve meses en la agenda noticiosa.

Nicolás Monckeberg, jefe de la bancada de diputados de RN, criticó duramente a la Comisión, declarando que "la Nueva Mayoría quiere hacer un uso político absolutamente improcedente de una causa que está en tribunales, para intentar dañar la imagen del ex Presidente Sebastián Piñera". El diputado dijo además que “la primera misión de cualquier investigación seria y objetiva (es) impedir que alguien en La Moneda actúe como red de protección e impunidad en la eventual responsabilidad de la empresa acusada".

Algo parecido deslizó el diputado PPD Pepe Auth. La Segunda informó que Auth habría dicho que no se va a prestar para "una operación antipiñera".

Cabe recordar que, mientras Sebastián Piñera era mandatario, La Moneda respaldó que los partidos de la derecha crearan en la Cámara una comisión investigadora del 27-F, por las supuestas responsabilidades de la ex Presidenta Bachelet en las muertes producidas tras el terremoto de 2010. Por entonces Bachelet aparecía como favorita en las encuestas para quedarse con la Presidencia en 2013.

Un ex alto funcionario del gobierno de Piñera, que conoció de la investigación de la SVS, critica a la DC y quienes crearon la Comisión.

En su opinión, es insólito que los políticos de la Nueva Mayoría creen esta Comisión para analizar el rol de Coloma, Piñera y Dittborn y nunca hayan levantado la voz para defender a la SVS frente a las inéditas acciones legales de Ponce contra el fiscalizador, algunas consideradas intimidatorias y que incluso provocaron el temor de los funcionarios que participaban del caso de seguir instruyendo diligencias.

Además, cuestiona que se haga a pocos meses de que la Superintendencia concluya el proceso contra Ponce, Vial y los otros acusados, enredando el procedimiento. “Si va el superintendente actual, ¿qué les va a decir si está en medio del caso, con el proceso de pruebas y cerca de la resolución final? Me parece una vergüenza”, asegura el ex funcionario.

En todo caso, las fuentes advierten que si es invitado Coloma u otro funcionario, los políticos podrían ser emplazados, dado que ninguna de las ex autoridades tiene responsabilidad pública y tendría mayor libertad para enfrentar a los parlamentarios.

Por cierto, podría ser invitado –aunque en forma voluntaria– el empresario Julio Ponce, quien, aseguran fuentes que lo conocen, estaría disponible para asistir, abriendo la posibilidad de nuevas revelaciones in situ en el Congreso.

La mejor defensa, un buen ataque

El 6 de septiembre de 2013, la SVS acusó a Ponce de ser el ideólogo y autor intelectual de un esquema de operaciones de compra y venta de acciones de las Cascadas entre 2009 y 2011. Estas habrían generado ganancias por casi US$ 500 millones a él, su amigo Roberto Guzmán Lyon y el empresario Leonidas Vial, entre otros, con el consiguiente impacto negativo a los accionistas minoritarios, incluyendo las AFP.

La revelación de los descargos de Ponce el 25 de octubre de 2013 –que dio origen a la actual investigación que lleva adelante el Ministerio Público– en los que el empresario acusaba la intervención del entonces Presidente Sebastián Piñera en el caso, dado que aún mantenía en su poder acciones de dos Cascadas, operaron como un incentivo para que la DC decidiera impulsar la creación de la Comisión.

Para muchos, las propias declaraciones de Ponce y sus abogados dejaron en evidencia que su mejor defensa era atacar el corazón del gobierno en el interés personal del Presidente por los temas de negocios, tal como indicarían los correos cruzados entre Dittborn y Coloma y la información detallada de ello entregada por Phillips a Ponce Lerou. Eso trasladaría, en ese momento, el foco de atención y permitiría ganar tiempo para cambiar –según Ponce– a una administración de la SVS más neutral.

En noviembre se iniciaron las gestiones de los diputados Roberto León, Ricardo Rincón y Juan Carlos Latorre, entre otros, para armar dicha Comisión. Fuentes bien informadas indican que también participaron de dichas gestiones el actual presidente de la Cámara, Aldo Cornejo, y el diputado Gabriel Silber.

Sin embargo, en diciembre de 2013, cuando la comisión era casi un hecho, la idea se enfrió. Un diputado de la DC reconoce que, en un almuerzo de la bancada DC, el entonces diputado Jorge Burgos, hoy ministro de Defensa, frenó las intenciones, advirtiendo que la investigación de la SVS seguía en curso y no era prudente intervenir en medio de ella.

En paralelo, fuentes afirman que la revelación por parte de El Mostrador Mercados de los políticos socialistas designados en directorios de sociedades Cascadas por parte de Julio Ponce hicieron ruido en la DC, por el vínculo que podría generarse entre un empresario históricamente ligado a la derecha a través de la UDI y ex yerno de Augusto Pinochet, y la entonces Concertación.

Lo único que logró concretar la DC fue una citación a la Comisión del Trabajo del Senado –en ese momento presidida por la senadora Ximena Rincón (DC), hermana del diputado Ricardo Rincón y hoy ministra Secretaria General de la Presidencia– de los superintendentes de Pensiones y de Valores y Seguros. En esa instancia se hicieron cuestionamientos al fideicomiso ciego de Piñera y plantearon dudas respecto de si Piñera tenía acciones de las Cascadas, además de críticas a la gestión de las AFP con los fondos de pensiones, aun cuando el fiscal de la Superintendencia de Pensiones, Alejandro Charme, declaró que las operaciones entre 2009 y 2011 no dejaron daños.

La revelación de correos entre Dittborn, subsecretario de Hacienda, y Phillips, amigo y colaborador de Ponce, dando cuenta de una conversación del primero con Fernando Coloma, abrió nuevamente la llave. Esta vez, ni Latorre, quien perdió la elección parlamentaria, ni Roberto León aparecieron a la cabeza de la iniciativa. Fuad Chahín, el diputado más duro en la comisión que investigó la condonación del SII a Johnson’s, tomó la batuta y, junto a él, Ricardo Rincón y Gabriel Silber se pusieron al frente.

Chahín no ocultó la intención de investigar el rol de Piñera en el caso y también el contacto que tuvo Dittborn con Coloma. “No descartamos invitar al ex Presidente Piñera”, dijo tras la aprobación de la Comisión.

Ex funcionarios piñeristas dicen que lo que se pretende es atacar a Piñera para complicar sus opciones de ser candidato a la Presidencia en cuatro años más. Otros creen que el objetivo simplemente es concentrar el foco en Piñera y Coloma y validar así la tesis de Julio Ponce, de que la SVS lo investigó y acusó por el interés de Piñera en perjudicarlo, obligarlo a fusionar las Cascadas o incluso forzarlo a vender.

Todo ello en medio de declaraciones del fiscal penal José Morales, quien aseguró que no encontró antecedentes de intervención de Piñera en el caso, pese a los dichos de Darío Calderón, abogado y amigo de Ponce, quien aseguró que Piñera sí estuvo involucrado.

La particular disposición de la DC a impulsar la Comisión es vista por distintos actores del caso Cascadas como una evidencia de vínculos entre dicho partido y Ponce. Fuentes que conocen al empresario afirman que siempre ha financiado a la UDI, pero que en el último tiempo también habría aportado financieramente a los partidos de la Concertación, hoy Nueva Mayoría.

Es conocido que la cuenta de Soquimich la tiene la empresa de asesorías del ex ministro Enrique Correa, sin embargo, en la última fase del caso Cascadas y en particular en la constitución de la Comisión Investigadora, cercanos a Correa advierten que no tuvieron ningún rol.

DC responde

Los diputados Roberto León, Gabriel Silber y Fuad Chahín enfrentaron los cuestionamientos, al igual que el ex diputado Latorre. Ricardo Rincón, pese a haber sido contactado reiteradamente, no quiso referirse al tema.

“No conozco a Julio Ponce ni a sus abogados”, dice León, descartando cualquier vínculo con el presidente de SQM.

León reconoce que fue uno de los impulsores de la Comisión en 2013 y que él defendió la idea de crear la instancia en la bancada, pero que Burgos lo frenó. No obstante, afirma que en la actualidad no tuvo un rol y que el líder es Chahin.

Aún más, León afirma que no le interesa si Ponce es sancionado por la SVS y defiende la investigación al rol de Piñera. “Me importa poco lo que pase con el señor Ponce… ¿cómo no va a ser importante investigar la influencia de Piñera después de conocer el correo de Dittborn reconociendo una conversación con Coloma?”, afirma.

Los dichos de León apuntan también al enriquecimiento que tuvo el patrimonio de Piñera mientras estuvo en La Moneda y la falta de transparencia respecto de su fideicomiso ciego. Junto con ello, Piñera tiene antecedentes en contra, particularmente la sanción que la SVS le aplicó en 2009 por comprar acciones de Lan teniendo información privilegiada en su poder (falta al deber de abstención).

Silber, en tanto, se declara sorprendido de que se deslice algún tipo de vínculo con Ponce. A igual que León, advierte que no lo conoce, ni tampoco a sus abogados Raimundo Labarca y Jorge Bofill.

“Es una mirada bastante miope (vincularlo a Ponce), en esta Comisión se les van a dar las garantías a todos para que aporten antecedentes y hagan sus descargos. La luz y la transparencia son el mejor antídoto frente a hechos que deben ser investigados”, dice Silber, quien será parte de la Comisión.

Agrega que no debería sorprender ni llamar la atención que la DC haya impulsado con particular interés esta investigación. “La pregunta es al revés: ¿por qué otra bancadas no han tomado cartas en el asunto en un tema que pega fuerte en el Mercado de Valores? La verdad es que estamos llegando tarde como Congreso a reaccionar a temas que afectan a cotizantes”, asegura.

En tanto, Juan Carlos Latorre, ex diputado, reconoce que siempre estuvo atento al tema, se mantuvo informado del caso e hizo gestiones para impulsar la Comisión Investigadora. Advierte que nunca ha conversado con el controlador de SQM, que no tiene “la más mínima relación con Ponce ni sus abogados” y asegura que su interés en el caso fue “absolutamente personal”.

Aún más, Latorre advierte que la Comisión no puede tener prejuicios u objetivos como el de perjudicar a Piñera. “Ese no puede ser el sello de la Comisión, la investigación debe ser rigurosa, si el objetivo fuera ese sería un error”, advierte.

Mientras que Chahín asegura que será el presidente de la Comisión, para asegurar que la investigación sea seria, que se investigue e incluso que se analice la situación de SQM hoy en manos de Ponce.

De hecho, tras conocerse la aprobación de dicha Comisión, informó que parte del análisis será el impacto que tuvieron para los fondos las operaciones que realizó el empresario y que dieron origen a las sanciones de la SVS.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes