Sábado, 27 de agosto de 2016Actualizado a las 00:40

Nada parece frenar el exceso en la producción de cobre

por 8 enero 2016

Nada parece frenar el exceso en la producción de cobre
La producción superó la demanda el año pasado en cerca de 342.000 toneladas, el mayor exceso desde el 2012, y se mantendrá en superávit al menos durante los próximos dos años, según Bank of America Corp. Los excesos se dieron luego de que los mineros invirtieron fuertemente en la última década para alimentar un crecimiento récord en China, que consume el 45 por ciento del metal. Esos materiales empezaron a llegar justo cuando la demanda se desaceleró en el país asiático.

El precio del cobre en US$2 la libra (454 gramos) atrajo la atención del mercado, pero no lo suficiente como para estimular los recortes en la producción y revertir el exceso del metal.

Los futuros, que se negociaron el jueves por debajo de US$2 por primera vez desde el 2009, podrían caer hasta un 25 por ciento más antes de que el sector implemente reducciones “significativas” de la producción, dijo Kenneth Hoffman, analista sénior de metales y minería en Bloomberg Intelligence. Esto es porque los precios son aún más altos que los costos de producción, lo que permite a los productores esperar a que “el de enfrente” ponga el freno, agregó Hoffman.

"Si tienes estos hundimientos temporales por debajo de US$2, se vuelven noticia de los grandes titulares, pero no creo que cambien las decisiones de estas empresas”, dijo Dane Davis, analista de Barclays Plc, el principal pronosticador del cobre para el cuarto trimestre de 2015, en entrevista telefónica desde Nueva York. "Si los precios se mueven por debajo de US$2 y se quedan ahí, entonces lo más probable es que haya recortes adicionales de producción". Los futuros se recuperaron a US$2,0275 a las 9:14 el viernes.

La producción superó la demanda el año pasado en cerca de 342.000 toneladas, el mayor exceso desde el 2012, y se mantendrá en superávit al menos durante los próximos dos años, según Bank of America Corp. Los excesos se dieron luego de que los mineros invirtieron fuertemente en la última década para alimentar un crecimiento récord en China, que consume el 45 por ciento del metal. Esos materiales empezaron a llegar justo cuando la demanda se desaceleró en el país asiático.

La presión aumentó sobre las materias primas el año pasado cuando la Reserva Federal decidió elevar las tasas de interés por primera vez en nueve años, fortaleciendo al dólar al nivel más alto desde el 2004 y desanimando la demanda de importaciones de productos básicos por parte de países con monedas más débiles.

"Es la parte de la demanda la que está causando la principal preocupación sobre lo que le va a pasar al cobre", dijo George Zivic, gerente de cartera del Oppenheimer Commodity Strategy Total Return Fund, en una entrevista telefónica desde Nueva York. "El cobre que está llegando como oferta se ha venido trabajando por muchos años y se han invertido muchos miles de millones de dólares, así que no se va a detener. Lo que se necesita ver es algún tipo de aumento de la demanda".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes