Sábado, 30 de julio de 2016Actualizado a las 02:35

Guerra CorpBanca-Sbif al rojo vivo: Parrado ordena rebajar de resultados la multa y el banco le acusa de violar normas contables

por 10 febrero 2016

Guerra CorpBanca-Sbif al rojo vivo: Parrado ordena rebajar de resultados la multa y el banco le acusa de violar normas contables
El banco de Álvaro Saieh reveló que si bien no está de acuerdo con la instrucción, atendido lo “perentorio” de la misma, aceptó. Con el apoyo de Deloitte, CorpBanca indicó que la orden de Sbif vulnera las normas contables locales e internacionales.

Al rojo vivo está la relación entre el superintendente de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif), Eric Parrado, y CorpBanca, la entidad financiera controlada por Álvaro Saieh y que en las próximas semanas deberá iniciar su proceso de fusión con Itaú.

Luego que el 31 de diciembre pasado la Sbif notificara al banco de una multa por US$ 30 millones ($ 21.764 millones) por violar los límites individuales de otorgamiento de créditos, debido al refinanciamiento otorgado desde 2011 a las sociedades cascadas –a través de las cuales Julio Ponce Lerou controla SQM– la entidad financiera apeló a la Corte de Apelaciones, cuestionando duramente la legalidad de la sanción aplicada.

Y si bien para acudir a tribunales –el 18 de enero pasado– la firma pagó el monto, anunció el mismo 4 de enero –cuando reveló la multa aplicada por el supervisor– que el monto sería consignado en los resultados de 2015, pero no tendría impacto en el mismo, dado que los tribunales podrían revertirla y el directorio del banco estaba convencido que ganaría.

Sin embargo, CorpBanca, al menos esta vez, no podrá salirse con la suya. Esto, porque la Sbif le envió una carta el lunes 9 de febrero último, en la cual le señaló que debía contabilizar como gasto la multa y, por ende, tener impacto en los resultados. El banco reveló esto hoy y si bien aceptó la orden “perentoria” de la entidad que dirige Parrado, descalificó su decisión, asegurando que viola las normativas que rigen los estados de resultados en Chile y el mundo, adelantando, además, que su opinión contaba con la anuencia de los auditores externos.

De paso, la orden de la Sbif afectará a los accionistas del banco que esperaban el jugoso reparto del 50% de los dividendos de 2015, que se suman a los US$ 400 millones que a mediados de 2015 se repartieron como parte del acuerdo que alcanzó Saieh e Itaú para salvar la fusión, en medio de disputas entre ambos por el porcentaje de participación de cada cual en el nuevo banco que nacerá entre abril y mayo próximos y que será el tercer privado más grande del país.

El alegato de CorpBanca

Pasadas las 21 horas de ayer, CorpBanca envió un hecho esencial a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) –a la que informa por ser sociedad anónima abierta–, explicando la situación.

En el documento, detalla que, tal como adelantó el 4 de enero pasado, en los estados financieros del ejercicio 2015 –publicados por la Sbif el 28 de enero de este año– se reconoció la multa, pero “sin que ello implicara un impacto en resultados”.

No obstante, CorpBanca reveló que la Sbif no aceptó su fórmula contable y le ordenó llevar la multa a gastos, afectando así las ganancias. En efecto –según relata CorpBanca–, la autoridad le envió una carta el lunes 8 de febrero instruyéndole rectificar la contabilización propuesta, “de modo tal que las multas en cuestión sean reconocidas como un gasto en el estado de resultados del ejercicio 2015 y, al mismo tiempo, no se registre ningún tipo de ingreso asociado a la contabilización de las multas que compense parcial o totalmente el impacto de las mismas en los resultados del banco”.

Aunque CorpBanca acató la orden y anunció que corregirá la contabilización antes de que venza el plazo legal –este jueves 11 de febrero–, no dejó pasar la oportunidad de desafiar nuevamente a Parrado, advirtiéndole que su orden no se condice con las normas contables internacionales y poniendo, de paso, en su vereda a los auditores Deloitte.

“El directorio estima su deber manifestar que le asiste la plena convicción de que, según lo determinado por la administración del Banco y respaldado por auditores externos, la contabilización efectuada en los estados financieros enviados originalmente a la Sbif y publicados con fecha 29 de enero, es la que corresponde bajo las normas Internacionales de Información Financiera (IFRS o NIIF) y las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC o IAS), las cuales son aplicables a los bancos, de conformidad con el compendio de Normas Contables de la Superintendencia , en todo aquello que no esté regulado por ella ni contrapuesto a sus instrucciones”, señaló el banco en el hecho esencial liberado anoche.

El respaldo de Deloitte no es casual. La auditora tiene un histórico vínculo con el grupo Saieh y, de hecho, su trabajo asesorando a SMU –el holding supermercadista del también dueño del grupo de medios Copesa– generó cuestionamientos tanto al interior de la firma, a propósito de los arriendos de la empresa con sociedades ligadas a Corp Group –la matriz de negocios de Saieh–, como de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en medio de la controversia en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) por las medidas paliativas que esta entidad ordenó para aprobar la fusión en 2011 con Supermercados del Sur.

Deloitte, además, fue requerido por el procesado ex gerente general de Empresas Penta, Hugo Bravo, quien –de acuerdo a The Clinic– aseguraba que la auditora fue clave en la organización societaria y la planificación tributaria del grupo que lideraban Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, hoy procesados por delito tributarios.

El gerente general de CorpBanca, Fernando Massú, explicó a la SVS que la preocupación del banco “ha sido especialmente y en todo momento, la de tutelar los intereses de todos sus accionistas, además de llevar una correcta contabilidad”. Por ello, comentó que le ha explicado a la Sbif que “al salir del marco de las NIIF y NIC y contabilizar la multa como un cargo en los resultados 2015, la recuperación de la cantidad depositada en virtud de un fallo favorable de la Corte de Apelaciones no resarciría por completo el daño causado a todos los accionistas”.

En este sentido, CorpBanca reconoció que la nueva instrucción del supervisor implica menores utilidades distribuibles y, si los trbunales revierten la multa, esto ya no podrá ser rectificado para efectos de los accionistas, pues a esas alturas “su participación se habrá diluido por efecto de la fusión con Banco Itaú Chile”.

Pese a esto –agregó CorpBanca–, “en atención al carácter perentorio de la instrucción recibida por parte de la Sbif, al directorio no le cabe otra alternativa y se encuentra obligado a acatarla”.

La duda es qué sucederá con el acuerdo con Itaú para que en junio pasado se aprobara la fusión con CorpBanca. A fines de ese mes se aprobó en junta de accionistas del banco de Saieh la fusión y las condiciones para ello. Estas incluían –además de distribuir US$ 400 millones por utilidades acumuladas en 2014 y años anteriores– la repartición, previo a la fusión –cuyo plazo máximo para implementarse es el 2 de mayo próximo– del 50% de las utilidades obtenidas en 2015.

Dado que las utilidades de 2015, informadas el 29 de enero pasado, sumaban $ 223 mil millones, la rebaja que provocará la contabilización de la multa llevaría los beneficios a poco más de $ 200 mil millones. En principio, la consecuencia natural sería que Saieh y los accionistas del banco reciban menos dinero por el señalado 50% de las utilidades. Aunque con el dueño de CorpBanca todo puede pasar y de seguro Itaú estará observando de cerca.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes