Sábado, 1 de octubre de 2016Actualizado a las 14:34

Rendimientos en caída muestran el poder de las palabras del BCE

por 17 febrero 2016

Rendimientos en caída muestran el poder de las palabras del BCE

Los inversores están esperando que Mario Draghi aumente el estímulo y no los decepcione por segunda vez.

Como el presidente del Banco Central Europeo hará su próximo anuncio sobre política económica el 10 de marzo, los operadores están posicionados para una bonanza de flexibilización monetaria, a juzgar por el ritmo al que los rendimientos de bonos de la zona euro están cayendo a nuevos récords.

La cantidad de deuda con rendimientos inferiores a -0,3 por ciento —o sea, que sólo puede volverse elegible para adquisiciones del BCE si los diseñadores de las políticas bajan la tasa de depósitos— saltó más de un tercio y llegó a por lo menos US$1,22 billones desde la reunión del banco central el 21 de enero. Ese día, Draghi insinuó que más estímulos podrían estar por venir. Le dijo al Parlamento Europeo el lunes que la caída de los precios del petróleo y la turbulencia en los mercados podrían llevar al BCE a tomar medidas para revivir la inflación.

“Así es como la retórica conciliadora puede morder”, dijo Peter Chatwell, director de estrategia de tasas de Mizuho International Plc en Londres. “El mercado cree que el BCE hará más en marzo, de ahí que una proporción tan alta esté operando por debajo de la tasa de depósitos actual”.

Decepción

En los preparativos para la reunión del BCE en diciembre, los rendimientos se hundieron en anticipación a que la institución aumentase las medidas de estímulo que ya eran inauditas. La reducción de diez puntos básicos en la tasa de depósitos y la prorrogación del plan de adquisición de bonos por seis meses no impresionaron a los mercados y desataron una veloz reversión de los rendimientos en caída. Aquel día, el rendimiento de los bonos alemanes con vencimiento en diez años dio el salto más grande desde 2011.

Una reducción de diez puntos básicos en la tasa de depósitos en marzo es casi segura, según los contratos de futuros. De tomarse hoy, esta medida liberaría cerca de US$400.000 millones en deudas para el plan de adquisición de activos del BCE, en base al Índice Bloomberg Eurozone Sovereign Bond. El programa está diseñado para impulsar la inflación y estimular la economía regional.

Los rendimientos de los bonos alemanes con vencimiento en dos años, que alcanzaron el récord de -0,557 por ciento el 11 de febrero, estaban en -0,51 por ciento a las 14:24 en Londres. Los rendimientos de deuda de Francia, España y Bélgica con vencimientos similares también tocaron niveles negativos.

El mes pasado, Draghi reiteró que el cumplimiento del mandato de inflación del BCE era crucial y que el banco central seguía dispuesto a intervenir de ser necesario. El lunes, él destacó el petróleo y la turbulencia reciente en los mercados accionarios como potenciales desafíos.

“Si cualquiera de estos dos factores conlleva riesgos de caída para la estabilidad de los precios, no vacilaremos en intervenir”, dijo él.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes