lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 18:32

Opinión

Autor Imagen

El modelo cooperativo en la distribución eléctrica

por 15 junio, 2016

El modelo cooperativo en la distribución eléctrica
"Las cooperativas son chilenas y generadoras de riqueza local, ya que sus recursos se reinvierten en el territorio al cual pertenecen, permitiendo a las personas, además de contar con el suministro de electricidad, beneficiarse de sus operaciones. Por todo lo anterior, se hace necesario continuar socializando y potenciando el modelo cooperativo en la distribución eléctrica".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La ciudadanía no lo sabe, pero una cantidad importante de la distribución eléctrica en Chile es efectuada a través de las cooperativas. En la actualidad, existen siete cooperativas eléctricas, distribuidas en la zona centro sur del país, que son concesionarias del servicio público de distribución de electricidad, las cuales constituyen la Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas de Chile, FENACOPEL.

Y menos conocido aun es que son estas cooperativas las que hace más de seis años lideran los primeros lugares en el ranking de calidad de suministro eléctrico de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles –aun cuando sus características de alta ruralidad involucran una mayor dificultad en su operación–, gracias al esfuerzo continuo en el mejoramiento del servicio y a una gestión basada en la calidad y enfoque al cliente.

El modelo cooperativo es único, por cuanto tiene la capacidad de resolver aspectos críticos en la generación y desarrollo de cualquier proyecto eléctrico, a través de una gestión inclusiva hacia sus cooperados y su entorno comunitario. Potencia y empodera de manera igualitaria la participación activa de sus socios en la toma de decisiones institucionales, utilizando para ello reuniones consultivas, donde cada cooperado, sin importar la cantidad de cuentas que posea, tiene la misma importancia y relación, es decir: un socio, un voto.

Gracias a su particular naturaleza organizativa, las cooperativas eléctricas han incrementado su participación en el mercado. En la actualidad, atienden a más de 133.985, clientes, en cuatro regiones del país: El Maule, Bío Bío, Los Lagos y Los Ríos, con presencia en 61 comunas y con más de 20.440 km de red.

Dentro de todos sus logros alcanzados, el más importante ha sido el liderar y potenciar el desarrollo eléctrico de zonas rurales, especialmente en aquellas geográficamente más alejadas o de más difícil acceso, que terminan siendo las menos atractivas para empresas eléctricas privadas, que no poseen el sentido social de las cooperativas. La electrificación rural es vital para miles de chilenos y, de no ser por las cooperativas, no tendrían acceso a la electricidad.

Actualmente, se continúan realizando proyectos para abastecer a estas zonas, donde aún a sus habitantes no les ha sido posible acceder a un elemento tan necesario como la electricidad.

Las cooperativas son chilenas y generadoras de riqueza local, ya que sus recursos se reinvierten en el territorio al cual pertenecen, permitiendo a las personas, además de contar con el suministro de electricidad, beneficiarse de sus operaciones.

Por todo lo anterior, se hace necesario continuar socializando y potenciando el modelo cooperativo en la distribución eléctrica, ya que responde, desde siempre y con la calidad que corresponde, a las exigencias actuales aplicadas sobre los proyectos eléctricos, generando a su vez crecimiento local, aportando al crecimiento económico y al desarrollo regional.

Carlos Iturrra
Presidente Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas de Chile (Fenacopel)

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV