Jueves, 30 de marzo de 2017 Actualizado a las 21:33

En oferta están 5% de Cencosud y el 2,2% de Falabella

La trastienda de la inédita decisión de Paulmann y los Del Río de poner en venta US$800 millones en acciones de Cencosud y Falabella en la misma semana

por 12 julio, 2016

La trastienda de la inédita decisión de Paulmann y los Del Río de poner en venta US$800 millones en acciones de Cencosud y Falabella en la misma semana
Fuentes afirman que las partes conversaron para evitar la “coincidencia”, pero nadie cedió. El pacto de accionistas entre los Del Río y los Solari les da una ventana limitada cada cierto tiempo para vender, mientras que el alto nivel de deuda de las sociedades del controlador de Cencosud ponía presión vía dividendo a la empresa. Había conciencia entre los asesores financieros –JP Morgan, Goldman Sachs, LarrainVial y Credicorp– de que encontrar suficientes inversionistas institucionales en Chile y afuera, que participen en tamañas operaciones en una ventana de tiempo de 48 horas, sería complicado. Aunque la respuesta inicial de las AFP y fondos institucionales locales y extranjeros fue positiva.

El mercado chileno va a tener una semana memorable... o para olvidar.

Los socios controladores de Cencosud y Falabella remecieron al mercado ayer, al anunciar que ponían en venta parte de las compañías y que las operaciones se harán esta semana.

Entre el miércoles y el viernes, US$ 800 millones de acciones de Cencosud y Falabella saldrán a la venta en la bolsa local y mercados extranjeros, poniendo a prueba el atractivo de dos de los mayores retailers de la región en momentos en que América Latina y, en particular, la economía chilena, enfrentan un escenario complejo.

El primer shock vino de Horst Paulmann, que anunció temprano que rematará antes del viernes un 5% de la propiedad del grupo, aunque mantendrá el control con una participación de 54%.

"Las acciones serán vendidas por Inversiones Tano Limitada en los Estados Unidos y en otros lugares fuera de Chile en forma de ADS (American Depositary Shares) y, en Chile, en forma de acciones ordinarias, sujeto a las condiciones del mercado", dijo la empresa en un comunicado.

Fuentes que conocen detalles de la operación señalan que el nivel de apalancamiento que tiene la sociedad a través de la cual Paulmann controla Cencosud estaba presionando a la empresa. Ese alto nivel de deuda ponía presión vía dividendo a la empresa. La misma persona apunta a que, en la última junta de accionistas de la compañía, se aprobó un reparto de dividendos equivalente a un 80,55% ciento de la utilidad registrada el año pasado, además de un pago extraordinario de 50 pesos por título. Todo eso para satisfacer las necesidades financieras de Paulmann.

Es la primera vez en seis años que Paulmann vende acciones de su holding supermercadista.

Caber recordar que la compra de Carrefour Colombia por parte de Cencosud dejó a este empresario tremendamente apalancado. Como parte de esa operación desembolsó cerca de US$1.000 millones para suscribir su 60% en el millonario aumento de capital del retailer, por medio del cual se pagó parte de los US$2.500 millones del crédito que JP Morgan le dio a la compañía para financiar su expansión en tierras cafeteras.

En ese contexto, el empresario suscribió un crédito cercano a los US$700 millones con BTG Pactual. Hace unos meses, BTG vendió parte de esa deuda, gracias a un fondo que levantó su propia gestora con aportes de inversionistas locales. La operación le quitó un peso de encima al banco brasileño justo en momentos en que sufría una crisis de liquidez gatillada por el arresto de su ex CEO, André Esteves, por sus supuestos vínculos con el escándalo de corrupción de Petrobras, y confirió también un alivio a la billetera del empresario.

JP Morgan y Credicorp son los bancos de inversión que manejaran la operación y actúan como asesores financieros, dejando fuera a BTG Pactual, que en los últimos tiempos se había convertido en la entidad bancaria de inversión favorita de Paulmann.

El anuncio de Falabella

Al poco tiempo vino el anuncio de la familia Del Río. Cuatro de los hermanos, a través de una de sus sociedades de inversión, anunciaron que ponían a la venta un paquete accionario que representa el 2,17% de Falabella, a través de un remate en bolsa.

La familia explicó que la venta es puntual "y tiene por objeto pagar pasivos y financiar otras inversiones que estamos analizando en Chile y la región”. La inversión a largo plazo en Falabella que tienen los Del Río se mantendrá en 17%.

Cabe recordar que los Del Río tiene un pacto de accionistas con la familia controladora de Falabella, los Solari.

LarrainVial actuará como agente colocador en Chile y Goldman Sachs ofrecerá las acciones a inversionistas extranjeros.

A través de un comunicado, José Miguel Barros, socio de Larrain Vial y Head de Investment Banking, explicó que “esta colocación es una noticia muy positiva porque aumentará la base accionaria de Falabella, permitiendo el ingreso de nuevos accionistas chilenos y extranjeros, aumentando el float de la compañía en más de un 10%. Falabella es una empresa muy atractiva a nivel internacional, porque destaca por su solidez, liderazgo y proyecciones”, agregó.

Se anticipa que Falabella aumentará su peso en el índice MSCI

Las reservadas conversaciones

La inédita coincidencia de que Paulmann y los Del Río anunciaran poner en venta US$800 millones en acciones de Cencosud y Falabella, respectivamente, en la misma semana, podría haberse evitado y así quitarles presión a los banqueros encargados de que las operaciones tengan éxito.

Fuentes afirman que las partes conversaron para evitar la “coincidencia”, pero no hubo acuerdo. Los acercamientos fueron reservados e informales. El pacto de accionistas entre los Del Río y los Solari les da una ventana limitada cada cierto tiempo para vender y, si no lo hacían esta semana, tendrían que haber esperado seis meses. Por otra parte, el alto nivel de deuda de las sociedades del controlador de Cencosud ponían presión vía dividendo a la empresa.

Hay conciencia entre los asesores financieros respecto a que encontrar suficientes inversionistas institucionales en Chile y afuera, que participen en tamañas operaciones en una ventana de tiempo de 48 horas, puede ser complicado. Aunque la respuesta inicial de las AFP y fondos institucionales locales y extranjeros fue positiva y ambos grupos de banqueros tienen confianza en que las operaciones resultarán exitosas.

Ayer por la tarde, el CEO de Cencosud, Jaime Soler, se reunió con AFP e inversionistas institucionales chilenos. Por la noche viajó a Nueva York, donde el propio Horst Paulmann se uniría al road show que armó JP Morgan. En Londres las reuniones con inversionistas las lleva el CFO Rodrigo Larraín.

Un ejecutivo de uno de los bancos de inversión que participa en la operación de Falabella afirma que en las conversaciones con inversionistas extranjeros hay mucho interés en lo que la empresa hará en México y el potencial para crecer en el mercado argentino ahora, con la llegada del Presidente Mauricio Macri.

En el caso de Cencosud, hay reconocimiento en el mercado –a pesar de la caída de ayer– de que Soler ha logrado aislar el problema de Brasil, bajar costos, mejorar eficiencias y aumentar las utilidades en un clima complejo. Su exposición al mercado argentino también es vista como algo positivo.

Ayer las acciones de los dos retailers estuvieron entre las más transadas en la bolsa local. Cencosud cerró con una caída de más de 3%, aunque en un momento estuvo bajo 5%. Falabella cerró prácticamente plana.

Los que manejan la operación de Cencosud prefieren que la oferta se atomice y no que lleguen uno o dos fondos y se dividan el paquete entre ellos. Lo mismo en el caso de Falabella. Los controladores –aseguran fuentes que conocen su pensamiento– prefieren que se diversifique el free float lo más posible.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes