Lunes, 23 de enero de 2017Actualizado a las 05:32

El Bugatti Pur Sang de US$250.000 que se fabrica en Argentina y que tiene a los amantes de las tuercas vuelto locos

por 4 enero 2017

El Bugatti Pur Sang de US$250.000 que se fabrica en Argentina y que tiene a los amantes de las tuercas vuelto locos
Gooding & Co. está ofreciendo un modelo Type 35 Grand Prix de 1925 por US$2,6 millones en su subasta en Scottsdale que se realizará en enero. RM Sotheby’s vendió un Type 35B de 1930 por mucho menos —US$638.000— en 2014; el diario The Telegraph informó que un Type 35B de 1928 se vendió por 2,5 millones de libras esterlinas, unos US$3,08 millones) en una venta privada varios años antes.

El término Pur Sang proviene del equivalente francés de purasangre, un viejo término que se refiere a los caballos de raza muy fina.

La frase también se refiere a la compañía con sede en Argentina que fabrica a mano el modelo Bugatti Type 35 como réplica exacta de los originales. Pur Sang Argentina produce más de 20 Bugatti Type 35s al año, entre otros modelos, que contiene los mismos componentes —ni más ni menos— que sus ahora multimillonarios predecesores.

Los Bugattis Pur Sang de US$250,000 son una ganga en relación a sus predecesores, que generalmente son considerados los primeros súper autos del mundo. En momentos en que el burdo Modelo T de Ford era el auto más prevalente en las calles, el escultural Type 35 de Ettore Bugatti podía alcanzar una velocidad de poco menos de 200 kilómetros por hora y acelerar a casi 100 kilómetros por hora en menos de 10 segundos. El hecho que se fabricaba en un chic azul francés, con revolucionarias llantas de aleación y un récord invicto en carreras desde 1925 hasta 1929, sólo agregaba a la fascinación, sin dejar de mencionar que se hicieron en total menos de 100 unidades.

Recientemente visitamos la sede central de Pur Sang en Estados Unidos, que se sitúa en Costa Mesa, en el estado de California. La fábrica está en Paraná, Entre Ríos, en Argentina. El gerente de ventas, John Bothwell, se reunió allí conmigo para manejar uno de los convertibles Type 35s.

El manejo fue increíble: La caja manual de cuatro cambios es exactamente igual a la fabricada en la década de 1920, aunque se agregó un ventilador como una concesión moderna para prevenir el sobrecalentamiento.

Cuando se cambia de marcha, se siente toda la fuerza del auto bajo uno; la completa falta de ventanas, cinturones de seguridad e incluso puertas con bisagras hacen del auto una emoción singular. Pero son los detalles los que hacen que el modelo Type 35 sea uno de los autos que más atrae la atención (y que genera más respeto). Si quiere destacarse en Mónaco o en el Pebble Beach Concours d’Elegance (concurso de elegancia de Pebble Beach), olvídese de los Ferraris, Bentleys y Lamborghinis. Prefiera uno de estos.

El radiador frontal en forma de panel de abeja que Ettore Bugatti refinó para su amado Type 35 se convirtió en parte integral del estilo Bugatti. Después del Type 35, el Type 37 y Type 39 continuaron con el distintivo estilo frontal, con un par de focos delanteros redondos y ruedas distanciadas de la cavidad del motor principal.

En los Bugattis Pur Sang, las ruedas son modernas a diferencia de las del período, de manera que se puede manejar con confianza en las actuales calles de las ciudades. Junto con el ventilador mencionado más arriba para prevenir el sobrecalentamiento, las llantas son los únicos componentes de la era actual en la mayoría de los modelos Type 35.

El que sabe, sabe

“La mayor parte del tiempo, las personas que compran estos vehículos son los mismos que también pueden comprar el original”, dijo Bothwell. "Es el tipo de persona que ya posee un súper auto y esta es la puerta de entrada para que se dé cuenta que también le gustan los autos viejos. No se requiere mucho para convencer a un tipo así”.

De hecho, el Type 35 es un súper auto, con el mayor record de victorias de cualquier modelo Bugatti de la historia y con el tipo de manejo que, por el momento —y para la mayoría de los conductores ahora—es considerado un desafío. Es ruidoso, grueso, duro y con fuertes olores dentro de la cabina del Type 35. No viene con dirección asistida ni frenos hidráulicos. Pero vale la pena: la velocidad de crucero se sitúa fácilmente en torno a los 100 kilómetros por hora, y, gracias a un sistema de freno de mano que ya era avanzado en ese entonces, Bothwell incluso lo ha manejado en las dunas de Dubai.

Linaje distintivo

El Bugatti Type 35 se ubica entre el modelo más simple y más pequeño Type 13 y el Bugatti Type 41 Royale, que era un hermoso auto de paseo. (Otros como el Type 30 y Type 32, también se fabricaron a mediados de la década de 1920 e inicios de la década de 1930 como importantes modelos Bugatti). Pero el Type 35 es el más destacable y coleccionable.

Gooding & Co. está ofreciendo un modelo Type 35 Grand Prix de 1925 por US$2,6 millones en su subasta en Scottsdale que se realizará en enero. RM Sotheby’s vendió un Type 35B de 1930 por mucho menos —US$638.000— en 2014; el diario The Telegraph informó que un Type 35B de 1928 se vendió por 2,5 millones de libras esterlinas, unos US$3,08 millones) en una venta privada varios años antes.

Nacido en Francia

Ettore Bugatti, cuyo padre era un conocido diseñador de joyas y muebles, fundó su compañía en Molsheim, Alsacia (en ese entonces parte de Alemania) en 1909. La compañía cerró sus puertas en los años 1960, pero resurgió como marca en la década de 1990 y ahora es propiedad de Volkswagen AG.

Hoy, sus famosos modelos, como el Bugatti Veyron y el Bugatti Chiron, se venden por más de US$2 millones cada uno.

La leyenda está en los detalles

Fundada hace más de 20 años por Jorge Anadon, Pur Sang crea los detalles del Type 35 exactamente de acuerdo a las especificaciones del auto originalTodas las partes son hechas a mano, usando métodos tradicionales de los artesanos en Argentina. La fábrica Pur Sang emplea a 100 trabajadores que producen un auto hecho a pedido en dos meses.

Cada año se producen entre 20 y 30 autos. Una vez fabricado, se manda en un vuelo de Lufthansa directo de Buenos Aires a Los ángeles. El costo del vuelo es de unos US$10.000, dijo Bothwell.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes