Viernes, 24 de marzo de 2017 Actualizado a las 06:08

La guerra del lobby que divide a la industria de casinos

por 23 enero, 2017

La guerra del lobby que divide a la industria de casinos
El lobby en cuestión habría sido en favor de Francisco Leiva y terminó con la salida de Enjoy del gremio. Leiva dirigió la Superintendencia de Casinos entre 2005 y 2012. Fuentes cercanas a Enjoy consultadas por este medio, afirman que la Asociación habría apoyado su nominación a pesar de que este ha asesorado a operadores de máquinas tragamonedas, posición que para los casinos es contraria, pero bajo la lógica de que “es mejor diablo conocido que por conocer”, se habrían visto impulsadas a reunirse con él para conocer su propuesta programática y darle informalmente su apoyo. Lo curioso de estos hechos, es que fuentes conocedoras de lo ocurrido afirman que miembros de la propia gerencia de Enjoy se reunieron con Leiva para expresarle su apoyo.

Los operadores del casinos están revueltos. Amparados bajo la Asociación Chilena de Casinos de Juego, los principales actores de esta industria hace rato vienen mostrando públicamente sus desavenencias. La reciente salida de Enjoy del gremio es una muestra más de las fuertes pugnas internas entre los actores de este mercado, entre las cuales destacó la pelea por la licitación de Chillán, que dio por vencedores a Marina del Sol, operador que fue reiteradamente cuestionado por el grupo Boldt-Peralada, el cual no se cansó en acusar anomalías en dicha adjudicación.

Ahora se suma la salida de unos los principales operadores de casinos del país. Enjoy comunicó la semana pasada que abandonaba el gremio, acusando a dicha asociación de hacer lobby por una potencial carta para asumir la Superintendencia de Casinos.

Así lo hizo ver en El Mercurio el pasado miércoles. A través de un artículo, Enjoy daba a conocer su marginación, imputándole al resto de sus competidores maniobras poco honrosas, como es presionar en el nombramiento de aquel a quien corresponde regularlos.

“Enjoy acusa al gremio de hacer gestiones frente a diversas autoridades para que se nombrara a uno de los candidatos finalistas del concurso del Sistema de Alta Dirección Pública como nuevo superintendente de Casinos de Juego, gestiones que –según conocedores– la cadena ignoraba. Las mismas fuentes agregan que, a ojos de Enjoy, es inaceptable que los propios regulados –los casinos de juego– opinen respecto del futuro regulador y que el gremio trate de influir en su designación”, decía el mencionado diario.

Sin embargo, dicha publicación supuso una sorpresa de proporciones para la asociación, pues el gremio efectivamente había recibido una carta por parte de Enjoy anunciando su salida, pero esta se explicó –en términos generales– por las desavenencias de Enjoy y el resto de sus competidores en los distintos temas que ha tenido que enfrentar la Asociación. En esa carta, según conocedores, nunca hubo menciones al supuesto lobby realizado por el gremio.

El lobby en cuestión habría sido en favor de Francisco Leiva, quien dirigió la Superintendencia de Casinos entre 2005 y 2012. Fuentes cercanas a Enjoy consultadas por este medio, afirman que la asociación habría apoyado su nominación a pesar de que éste ha asesorado a operadores de máquinas tragamonedas, posición que para los casinos es contraria, pero bajo la lógica de que “es mejor diablo conocido que por conocer”, se habrían visto impulsadas a reunirse con él para conocer su propuesta programática y darle informalmente su apoyo. A lo anterior se suma un punto a favor de Leiva, como es su visión crítica respecto del manejo que ha tenido la Superintendencia en lo que respecta a las bases de licitación, criticadas por su creciente incertidumbre y cambios en las reglas del juego.

En cualquier caso, los dichos de Enjoy, aunque informales, significaron un balde de agua fría y al interior se debatió en cuanto a responder en el mismo diario a los dichos del mencionado operador. Esto, porque la asociación nunca se reunión con Leiva y menos hizo gestiones por elegir a su próximo regulador.

Lo curioso de estos hechos es que fuentes conocedoras de lo ocurrido afirman que miembros de la propia gerencia de Enjoy se reunieron con Leiva para expresarle su apoyo. No solo Enjoy, sino Marina del Sol y Dreams. Ejecutivos de los distintos operadores se dieron cita con el ex superintendente con tal de conocer su agenda y hacerle ver sus principales preocupaciones. Para ellos, la llegada de una persona que comenzara de cero en la Superintendencia significaba un retraso, razón por la cual querían ver la opción de que Leiva volviera como superintendente.

Consultados en Enjoy, no hicieron mayores comentarios respecto de su controvertida posición, acusando a un gremio de hacer lobby en circunstancias de que sus propios personeros apoyaron el nombre de Leiva una vez que se supo que figuraba en la cuaterna final.

Para sus competidores, la maniobra de dicho operador se explica básicamente porque hace meses que viene corriendo por carril separado, puesto que desde octubre que no participa en las reuniones de la asociación y, en particular, la discusión respecto del uso de máquinas nuevas en los casinos terminó cimentando su marginación. Enjoy promovía que los casinos pudieran utilizar máquinas usadas y no necesariamente nuevas, como lo instruye la normativa vigente; sin embargo, el hecho de que otros actores como Marina del Sol se opusieran a este cambio y, por consecuencia, la Asociación tampoco lo impulsara por las desavenencias entre sus miembros, habría incidido en la salida de Enjoy.

Así es como la forma de su salida es vista a modo de una pequeña revancha, pues de alguna forma Enjoy habría querido manchar el nombre del resto de los actores. La asociación respondería a través de una carta al director en El Mercurio; sin embargo, ello no ha ocurrido hasta ahora.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes