Lunes, 24 de julio de 2017 Actualizado a las 10:50

Ser consejero electivo es prerrequisito para poder liderar el gremio

Empresa que postula a Álvarez para catapultarlo a la presidencia de la Sofofa es la protagonista del escándalo del negocio de la basura

por 27 abril, 2017

Empresa que postula a Álvarez para catapultarlo a la presidencia de la Sofofa es la protagonista del escándalo del negocio de la basura
Urbaser Danner es un holding presente en Chile a través de la polémica red de empresas KDM. La misma compañía que protagonizó el sonado escándalo del negocio de la basura y que dejó 18 imputados por soborno y cohecho, salpicando a alcaldes, concejales y funcionarios municipales, así como al director general del holding y al gerente general de KDM. Álvarez asumiría la dirección del conglomerado y de KDM Empresas. La revelación se suma a que el ex diputado y ahora lobbista también fue salpicado por el caso de las platas políticas. Sus defensores ponen paños fríos a la situación, alegando que “no es muy distinto a lo que le pasó a Alfredo Moreno con Penta, quien asumió la presidencia del grupo después del escándalo del financiamiento irregular de la política, y luego fue electo presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC)”, detallan.

Y se reveló el misterio. Urbaser Danner es la empresa que presentó al postulante a la presidencia de la Sofofa, Rodrigo Álvarez, como su candidato a consejero electivo, cumpliendo así con el prerrequisito para dirigir los destinos del gremio de la industria.

En la actualidad, el ex ministro de Piñera participa del gremio en calidad de presidente de la Asociación de Alimentos y Bebidas (AB Chile) y, desde esa posición, está invalidado para postularse a presidir la testera del gremio, por lo que necesitaba una empresa que lo nombrara director, a fin de ocupar uno de los 30 cargos a consejero electivo y de ahí catapultarse a ser electo presidente de la Sofofa.

Sin embargo, lo que para muchos consejeros no pasa de ser la candidatura normal de una empresa socia, para otros este apoyo representa un escándalo. Esto, debido a que la empresa que está respaldando al ex diputado y lobbista UDI está vinculada al polémico negocio de la basura, cuyos coletazos se sienten hasta el día de hoy.

En términos generales, el Grupo Urbaser Danner es un holding compuesto por la empresa española Urbaser (filial de la compañía ACS) y la estadounidense The Danner Company, que está presente en Chile a través de sus empresas Starco-Demarco, KDM Industrial, KDM Tratamiento y KDM Energía.

Álvarez, por lo tanto, asumiría la dirección del conglomerado y de KDM Empresas, firma que se dedica a la recolección de desechos, el tratamiento y reciclaje de residuos, la construcción y operación de rellenos sanitarios y la generación de energías renovables, pero que ha estado en el ojo del huracán por los oscuros negocios con la basura.

El escándalo estalló en 2010, cuando la Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó un requerimiento en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y solicitó anular un millonario contrato que amarraba a 22 comunas de Santiago con KDM hasta 2027, por el que tendrían que desembolsar más de US$ 240 millones, tras una curiosa licitación que se había realizado en 1995.

La FNE consideraba que se establecían barreras de entradas a un mercado donde KDM ya tenía un 58% de participación. A ello se sumó el descontento de la Contraloría, que también expresó sus reparos porque el contrato se renovó automáticamente y con dos años de anticipación.

En ese entonces, no solo estaban involucrados los 16 integrantes del vertedero Cerros de Renca (Pudahuel, Renca, Las Condes, Lo Barnechea, Vitacura, Cerro Navia, Lampa, Colina, Quilicura, Lo Prado, Quinta Normal, Recoleta, Independencia, Santiago, Huechuraba y Conchalí) sino también otros nueve que se sumaron más tarde al acuerdo (La Reina, Curacaví, Ñuñoa, Providencia, La Cisterna, San Miguel, Llay Llay, San Joaquín y Maipú).

Sin embargo, el caso del negocio de la basura se vio aun más contaminado. Esto, después que saliera a la luz pública el pago de sobornos de KDM a concejales de Maipú y Cerro Navia, para ser beneficiados en la licitación del retiro de basura.

En el primer municipio, la compañía obtuvo la licitación de un contrato de recolección de basura por $2.065 millones anuales, lo que fue denunciado en ese entonces por el concejal UDI, Antonio Neme. Este destapó la caja de Pandora en pleno concejo municipal, donde señaló que la licitación se había hecho "a la medida” para impedir la participación de la empresa Proactiva, que resultaba más barata por ser dueña de uno de los tres rellenos sanitarios que operan en Santiago.

Sus dichos lo llevaron a declarar ante la Brigada de Delitos Económicos, donde ahondo que incluso se le había acercado el concejal RN, Carlos Richter, quien le preguntó: “¿Cuál es tu precio? Todo hombre tiene un precio”. Después se supo que Neme había recibido $53 millones de la empresa Proactiva para que hiciera gestión a su favor en la licitación de 2011 y por la cual el concejal fue condenado la semana pasada por cohecho.

Pero independientemente de la denuncia del entonces concejal, los cuestionamientos contra KDM crecían aún más tras las declaraciones de la esposa de uno de los miembros del concejo municipal de Maipú, Marcelo Torres (RN), quien dijo a Ciper que en su casa se reunieron cuatro concejales para buscar “resquicios legales” a favor de KDM.

La duda quedó sembrada y solo fue despejada cuando circularon por internet tres grabaciones de audio en las que el concejal RN coordina acciones con el director general del grupo Urbaser-Danner, matriz de KDM, Fernando León, y el entonces gerente general de KDM, Miguel Gutiérrez, junto con un fiscalizador municipal de cumplimiento ambiental, para forzar la revocación del relleno sanitario de Proactiva, situada en Santiago Poniente. Es decir, sacarlo de una vez por todas del negocio de la basura, que compartía con KDM en Til Til y Santa Marta en Lonquén.

Con estos antecedentes, Proactiva –que también había pagado a concejales para que la favorecieran en el negocio de la basura– se querelló contra quienes resultasen responsables por cohecho pasivo y soborno.

¿El resultado? El Ministerio Público cerró la investigación del caso basura con 18 imputados por las irregularidades cometidas en las licitaciones de recolección de basura en diversas comunas de Santiago. Entre ellos, los alcaldes Cristián Vittori (Maipú) y Luis Plaza (Cerro Navia), como también cuatro concejales de Maipú, empresarios y ejecutivos de KDM.

En este último escenario, la Fiscalía Occidente comunicó que el ex ejecutivo de KDM, Fernando León, tendrá una salida alternativa que fue aprobada por el tribunal: pagar $36 millones al fisco y destinar $206 millones al financiamiento de un programa social de reciclaje, que beneficiará a 2.500 hogares en Maipú, el cual tendrá el seguimiento del Dictuc de la Universidad Católica, la mencionada Fiscalía y el Noveno Juzgado de Garantía, que esta semana cerró la investigación por el polémico negocio de la basura.

En el caso de Colina, la funcionaria Jessica Severino fue formalizada por malversación de caudales públicos, y fueron sentenciados a juicio abreviado Gerardo Escalona, condenado por lavado de activos en la arista Cerro Navia, y el ex concejal de Maipú, el UDI Antonio Neme, condenado por cohecho la semana pasada.

El resto de los imputados irá a juicio.

Mientras, la investigación sobre la participación del ex alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat, y el ex jefe jurídico de ese municipio, Marcial Araya, continúa. Serán formalizados el 17 de mayo.

Los descargos de sus seguidores

Cercanos a Álvarez explican que el abogado UDI accedió desde hace unas semanas a asumir el directorio de KDM Empresas: “De lo contrario, no habría lanzado su candidatura”, precisan.

Además, cuentan que llega como director del holding porque es un área que conoce, ya que el grupo Urbaser Danner no solo se dedica a los residuos sanitarios sino que a las energías renovables, un campo ya explorado por Álvarez desde que fue ministro de Energía.

Sin embargo, algunos consejeros cuestionan que tras el eventual presidente de la Sofofa esté una empresa que practicó el soborno y el cohecho para beneficiarse. Acusaciones que son descartadas por su entorno cercano, que pone paños fríos a la situación. “No es muy distinto a lo que le pasó a Alfredo Moreno con Penta, quien asume la presidencia del grupo después del escándalo del financiamiento irregular de la política, y después fue electo presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC)”, destacan. Y añaden que el caso del ex canciller “es más delicado que el de Rodrigo (Álvarez), porque Rodrigo no tenía ninguna relación con ellos, a no ser como una contraparte por el tema REP (Responsabilidad Extendida del Productor). Probablemente ahí lo conocieron y a raíz de eso lo invitaron a participar”, detallan.

Cuentan que su llegada al holding es “justamente para resolver esos problemas y evitar que ese tipo de ilícitos se vuelvan a dar”, dados sus conocimientos y experiencia en materia de gobierno corporativo y libre competencia.

Cabe destacar que la candidatura de Álvarez, como consejero electivo, se sumaría a un listado de 38 postulaciones –para 30 cupos– que hasta hoy habría recibido la Sofofa de parte de empresas como SQM, Sodexo, Melón, Engie, Vulco, Sudamericana, CGE, CAP, Copec, ACHS, Emiliana y CMPC. Se espera recepcionar la misma cantidad de postulaciones que en la elección pasada (cerca de 47), pero habrá que esperar hasta el próximo martes para conocer el arqueo final.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes