Miércoles, 26 de julio de 2017 Actualizado a las 23:06

“Tet a tet” duró 45 minutos

La trastienda del encuentro reservado de Bernardo Larraín Matte con Rodrigo Álvarez: una conversación cordial y amistosa, pero sin ofrecimientos

por 19 mayo, 2017

La trastienda del encuentro reservado de Bernardo Larraín Matte con Rodrigo Álvarez: una conversación cordial y amistosa, pero sin ofrecimientos
La invitación fue extendida el lunes por WhatsApp. ¿El remitente? El ex presidente de Colbún y único candidato para ocupar el sillón de la Sofofa, Bernardo Larraín Matte, mostraba la rama de olivos a su ex rival, Rodrigo Álvarez, para reunirse en su oficina de Isidora Goyenechea el jueves a mediodía.

Había pasado ya una semana desde que el ex ministro de Energía de Piñera bajara su candidatura al denunciar que el proceso había tomado características “imprevistas y negativas”, tras sufrir la estocada de su propio gremio, el de Alimentos y Bebidas (AB Chile), al votar por Larraín Matte para la presidencia de la Sofofa.

Los ánimos estaban más calmos y Larraín Matte cumplía con su promesa de conversar con su ex contendor, justo dos días después de que su generalísimo, Gonzalo Said (Andina), recalcara por el Diario Financiero que “las puertas siempre han estado abiertas para que Rodrigo se sume a nuestro equipo”.

La reunión duró 45 minutos. “Fue una conversación cordial y amistosa, pero sin ofrecimientos”, cuenta una fuente conocedora del tenor de esa cita.

Y es que, como buen ingeniero, Bernardo Larraín puso en tabla diversos temas de conversación sin dar a conocer a su interlocutor para qué eran y a dónde iban.

Uno de los primeros temas que Larraín Matte abordó con Álvarez fue qué mecanismo se ocuparía en la votación para presidente. Existiendo un solo candidato en carrera para la testera de la Sofofa, el ex presidente de Colbún habría encontrado más consecuente que saliera electo por aclamación y no a través de la votación de los miembros del Consejo General, quienes el mismo 31 de mayo, fecha de elección, deben decidir –por votación a mano alzada– qué mecanismo emplear. El hecho de que fuera electo por aclamación le reportaría a Bernardo Larraín Matte una completa aprobación, mientras que al haber votación podrían presentarse votos en blanco que demostrarían que no existe unanimidad en torno a su figura, explican desde la industria.

Protocolarmente, Larraín Matte cumplió con preguntar a Álvarez sobre sus ideas para la Sociedad de Fomento Fabril y de cómo se encontraba el actual timonel, Hermann von Mühlenbrock, quien está pronto a dejar las riendas del gremio que lideró por 4 años.

Pero especial atención puso a la situación de Rodrigo Álvarez en el gremio de Alimentos y Bebidas –entidad que a través de una carta revindicó su liderazgo– y respecto a la famosa votación en la que unos pocos representantes de AB Chile decidieron quitarle el piso para conducir la Sofofa. Hecho que motivó al ex diputado UDI a bajar su candidatura, convencido de que, si no era apoyado por el gremio que presidía, tendría menos posibilidades de convencer a otros organismos de apoyar su postulación.

“Pero todo eso ya es historia”, aseguran conocedores de ese evento.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes