Domingo, 24 de septiembre de 2017 Actualizado a las 04:29

Entrevista con El Mostrador TV

En defensa de la banca

por 17 julio, 2017

Segismundo Schulin-Zeuthen, presidente de la Asociación de Bancos, enfrenta los cuestionamientos a la industria, habla del rol que tiene que asumir ante una sociedad más empoderada y apunta a los vacíos que ve dicho sector en el proyecto del Gobierno para actualizar la Ley General de Bancos. En una extensa entrevista que se grabó antes de que S&P anunciara el recorte de nota crediticia para Chile, Schulin-Zeuthen destacó la rentabilidad de la banca, lo que ha permitido que sea una de las más sólidas del mundo. Admitió estar sorprendido por la resiliencia que ha tenido la industria ante la desaceleración de la economía, se refirió a los desafío de las nuevas tecnologías para la industria, la polémica por las comisiones bancarias, pero reconoció que, en general, la supervisión bancaria en nuestro país es “bastante adecuada”.

En abril de este año Segismundo Schulin-Zeuthen fue reelegido para un segundo período como presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif).

Cercanos a él dicen que la única razón por la que aceptó quedarse por otros dos años fue para ver llegar a puerto seguro al proyecto del Gobierno para actualizar la Ley General de Bancos, algo que se viene prometiendo desde la administración de Sebastián Piñera –e incluso era tema ya en el primer paso de Michelle Bachelet por La Moneda– y que ahora está en manos del Congreso. Hay optimismo en que se convertirá en ley antes de que el actual Gobierno termine su periodo, pero no todos están convencidos.

En una entrevista en El Mostrador TV, Schulin-Zeuthen discute el proyecto en detalle, destaca sus aspectos positivos, pero apunta a los vacíos que ve la industria en la iniciativa que presentó Hacienda.

El ex gerente general y presidente de Banco de Chile es uno de los banqueros más destacados de la historia moderna de la industria. Además de su paso por el banco de los Luksic, también fue presidente del directorio del BancoEstado durante el mandato de Piñera. Es un agresivo defensor de la industria y ha sido duro con la agenda reformista del actual Gobierno.

Pero el ingeniero comercial de la Universidad de Chile admite que la banca tiene que asumir un nuevo rol ante una sociedad más empoderada y demandante.

En la extensa entrevista –que se grabó antes de que S&P anunciara el recorte de nota crediticia para Chile y que hiciera lo mismo para BancoEstado y Banco de Chile–, Schulin-Zeuthen defiende la rentabilidad de la banca. En tal sentido, destaca que ser así de rentable deja a la banca chilena entre las más estables del mundo, pero reconoce estar sorprendido por la resiliencia que ha tenido la industria ante la desaceleración de la economía.

“Si uno ve lo que ha pasado con las rentabilidades, han caído desde un 18% a 12%, o sea, la banca no ha estado inmune a los efectos. Ahora estamos considerando que estamos en un negocio de manejo de riesgos, por lo tanto, las rentabilidades exigidas por el inversionista son mayores”, dice.

-Cualquier banco en Wall Street estaría feliz con el 12%...
-Sí, pero hay que ver los problemas que han tenido… la rentabilidad en Chile ha permitido que la banca esté muy sólida, hoy día se les ubica como la novena banca mas sólida del mundo, y eso en definitiva porque la banca ha ido capitalizando parte de estas utilidades, por ejemplo, Basilea, que es 10,5% y hoy día está en 13%. Es decir, estamos cumpliendo, y eso ha permitido constituir todas las provisiones necesarias frente a un mayor riesgo, que indudablemente, cuando la economía no crece y el empleo es precario, hay mayor riesgo.

Y agrega: “Yo creo que la banca ha sido bastante resiliente, esa es la verdad, yo también pensaba que la desaceleración nos iba a pegar más fuerte. Eso también habla bien de los clientes y de los consumidores, que mantienen al día sus obligaciones, y de la banca, donde el manejo del riesgo ha sido el adecuado. También hay que reconocer que la supervisión bancaria en Chile es bastante adecuada. Uno podrá discrepar con la superintendencia en muchos aspectos, pero esto es un sector que siempre va a ser regulado por manejar dineros del público, y la supervisión ha sido parte de un conjunto virtuoso que ha permitido que estemos en esta situación”.

Sobre el proyecto de ley, el banquero afirma que la industria no tiene discrepancias de fondo, sino que las diferencias radican en cómo se va a implementar. Sostiene que entrar a Basilea III era un imperativo, “nos estábamos quedando atrás. Si bien Basilea no es solo capital sino también normas de liquidez, donde ya estamos cumpliendo con Basilea, con toda la normativa del Banco Central y la Superintendencia... pero lo que quedaba era el tema de capital”.

¿Cuanto más capital?

El presidente del gremio de los bancos plantea que el capital adicional que necesitará la industria para cumplir con Basilea III dependerá de los ponderados, pero estima que debería ser alrededor de US$ 3.000 millones.

“Va a depender de los ponderadores, uno va a requerir más o menos capital dependiendo de los ponderadores de los activos, más lo que se considera como riesgo mercado, que es por los instrumentos financieros que uno tenga, más el riesgo operacional, que poco se ha conversado de ese tema, pero en definitiva eso va a determinar las necesidades de capital. Y hay todo un tema de cómo se van a tratar los activos intangibles, y ahí entramos a un tecnicismo que creo no vale la pena. Pero no hay una cifra mágica en esto, aunque si se aplicara Basilea tal como está, y para cumplir los mínimos, sin considerar riesgos sistémicos, estamos hablando de 3 mil millones de dólares”, expresa.

-¿Un tercio de eso es de BancoEstado?
-Va a depender de BancoEstado, que tiene un par de activos intangibles importantes. Entonces, va a depender de eso, pero también el proyecto de ley establece el riesgo sistémico que, dependiendo del tamaño del banco, puede ir de 1% a 3,15% adicional. Bancos grandes en Chile, que provienen de fusiones, como Santander, ya tienen capital de 2% para riesgo sistémico, pero de nuevo caemos a la pregunta de BancoEstado, que por tamaño probablemente va a caer dentro de los bancos que se les va a exigir más capital. Las cifras… pueden llegar a ser mucho más, porque en el fondo, si usted le pone el colchón anticíclico, las cifras pueden ir creciendo.

Schulin-Zeuthen indica que la principal discrepancia que tiene la banca con el proyecto es precisamente el tema de los ponderados de activos y cómo eso afectará los requerimientos de capital: “En la ley queda fijado el calendario de cómo se van cumpliendo estos requisitos de capital, pero, por otro lado, no queda establecido el tema de los ponderadores. Entonces, lo que hemos estado diciendo es que, si se crea esta comisión independiente, dejemos en definitiva que la comisión vaya fijando cómo se van cumpliendo los requisitos de capital en consonancia con las ponderaciones de activos, porque en definitiva para un banco es difícil ir a los accionistas a pedir más capital, si no sé, en el fondo, cuánto capital necesito”.

Y, al respecto, da como ejemplo la relación que tienen los bancos con las pymes. “Un crédito a la pyme, hoy día pondera 100 y las garantías no son aceptadas, mientras que en Basilea un crédito pondera 75 y las garantías sí se consideran. Entonces, al final la ponderación de un crédito a una pyme es casi la mitad de un crédito a una gran empresa. Por consiguiente, yo creo que va a ser beneficioso para las pymes, y también los bancos pueden cambiar el modelo de negocios, pueden decir que se van a dedicar más a las pymes porque necesitan menos capital”.

En la entrevista, Schulin-Zeuthen también habló de los desafíos de las nuevas tecnologías para la industria, el tema de las comisiones bancarias y la polémica entre la Sbif y CorpBanca.

Para ver la entrevista completa, haga clic en la imagen de portada o entre directamente a El Mostrador TV.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$45.000
Semestral:
$20.000
Trimestral:
$10.000
Mensual:
$5.000

Plan Empresa

Anual:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 500.000)

Semestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 250.000)

Trimestral:
$100.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 150.000)

Mensual:
$40.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 50.000)