No + Ahorro Colectivo - El Mostrador

Sábado, 16 de diciembre de 2017 Actualizado a las 21:21

Opinión

Autor Imagen

No + Ahorro Colectivo

por 2 octubre, 2017

No + Ahorro Colectivo
En suma, la actual reforma que propone el gobierno no aliviará la angustia con las pensiones ni el negativismo exacerbado, mientras la Superintendencia divulgue medias verdades y mientras no acordemos una distinción clara entre pensiones contributivas de verdad y beneficios parciales. Si no, las futuras marchas cantarán “No + Ahorro Colectivo” para la elección presidencial de 2021.

En 2008, el Congreso se felicitaba por haber acordado una importante reforma previsional. Tres años después, irrumpió el descontento con las pensiones, demostrando que el diagnóstico de 2006 fue incompleto. ¿Habrá marchas “No + Ahorro Colectivo” en 3 años más?

Creo que sí. La Superintendencia de Pensiones divulga que la mediana de las tasas de reemplazo autofinanciadas en 2007-2014, expresadas como porcentaje del último sueldo, fue 20%. La Comisión Bravo proyectó que para 10 años más, en 2025-30, esa mediana bajaría a 15%. Como el ingreso laboral mediano es $400 mil (INE 2017, ajustado por horas), el mensaje es que la pensión autofinanciada mediana será 0,15x$400 = $60 mil al mes en diez años más.

Este mensaje permanente atemoriza a quienes no hemos jubilado. En efecto, cuando la nueva encuesta de ClapesUC, DESUC y Fundación Oportunidad Mayor pidió a los ocupados de 59 años y menos proyectar su futura “situación económica general” cuando lleguen a la vejez, un 67% informó una nota negativa. Sin embargo, descubrió que ese mismo mensaje terrible no convence a quienes ya están pensionados. En efecto, al consultar sobre su “situación económica general actual” a los individuos de 65 años y más, solo el 38% responde con una nota negativa.

Esta fuerte diferencia (29 puntos) es nueva. En efecto, en 2014 la encuesta Statcom, preguntó qué tan de acuerdo está con la frase “las pensiones que entrega el sistema de AFP alcanzan a financiar un nivel de vida adecuado”. La respuesta fue similarmente negativa para personas de 35 a 59 años, que para los de 60 y más. Hubo un vuelco sustancial entre ese año y 2017, en la opinión de quienes tienen 59 años y menos. Ellos son quienes no pueden contrastar los mensajes atemorizadores de la Superintendencia con su experiencia diaria.

También se ha exacerbado el negativismo. En efecto, al preguntar a los de 59 y menos solo por la pensión propia que proyecta recibir para cuando llegue a la vejez, el 72% responde con una nota negativa. Al preguntar al mismo grupo por la pensión de “otros”, el 91% asigna una nota negativa. Esta diferencia (19 puntos) establece que las percepciones negativas han aumentado a niveles de angustia. De nuevo, quienes sufren este negativismo son quienes no pueden contrastar los mensajes de la Superintendencia con su experiencia diaria.

Esto revela que el actual diagnóstico “de consenso” es incompleto. Subir la cotización en 5 puntos subiría la pensión mediana desde $60 a $90 mil al mes. Elevar la edad de jubilación de todos y de las mujeres también tendría efectos menores. ¿Aceptarán cotizar los independientes, para obtener pensiones así de bajas? Otra consecuencia es que el subsidio de 20% que propone el proyecto del gobierno en estos días subiría la pensión mediana apenas a $72 mil al mes. No subsanaría nada.

Afortunadamente, esos mensajes son verdades a medias. Esto se ve en el quintil de mayor ingreso: la Superintendencia comunica que su tasa de reemplazo mediana será 27%. Pero el estudio de la Subsecretaría de Previsión Social de 2013 reveló que quienes cotizaron 30 o más años, representativo del quintil alto, obtuvieron una tasa de reemplazo mediana de 48%. Casi el doble.

El vacío en el diagnóstico se resuelve uniendo dos hechos: primero, el número mediano de años de cotización es apenas 18, de los 40 años de una vida de trabajo y eso seguirá así por varias décadas más; segundo, no tenemos un acuerdo de cuál es la pensión contributiva suficiente para esos casos.

La pensión contributiva suficiente definida por las Convenciones 102 y 128 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), ofrece una guía: para quien cotice 29 años o menos, lo suficiente es una “pensión parcial” que pague la parte proporcional de una tasa de reemplazo de 45%, reservada para quien cotice 30 años. Es decir, para 18 años y un sueldo mediano de $400 mil, esas convenciones indican que es suficiente una pensión de (18/30)x 45% x $400 mil = $108 mil. Sumando algún apoyo “no contributivo” del Estado –que siempre será modesto, entre 20 y 30% del ingreso laboral mediano para los más pobres (Pensions at a Glance 2015, OCDE)–, se llegaría a $180 mil.

La angustia y las marchas se explican porque se ha dicho a los ciudadanos que van a tener una pensión – entienden “pensión completa”, reservada a quien ha cotizado 30 años o más– solo por haber trabajado, aunque hayan cotizado 3 o 15 años. Eso es imposible.

Las Convenciones OIT contienen otro mensaje: lo suficiente para quien se da cuenta que terminará cotizando pocos años, debe provenir de su ahorro voluntario: adquirir una vivienda (para ahorrarse el arriendo y venderla), criar hijos y dotarlos con educación para recibir después su ayuda, y apoyar al cónyuge a cotizar más para obtener una mejor pensión de viudez en caso de su muerte. El nivel de vida en la vejez depende más de esos esfuerzos, del acceso a la atención de salud y del acceso a seguros para una posible dependencia severa en la cuarta edad, que de la pensión contributiva.

Para avanzar, propongo definir la pensión contributiva suficiente de un modo concreto: estudiemos que el Estado garantice una pensión de 45% de su sueldo promedio en los últimos 20 años, a quien cotice 30 años o más a jornada completa. También que el Estado garantice la parte proporcional a quien cotice menos tiempo, con un mínimo de 15 años.

En suma, la actual reforma que propone el gobierno no aliviará la angustia con las pensiones ni el negativismo exacerbado, mientras la Superintendencia divulgue medias verdades y mientras no acordemos una distinción clara entre pensiones contributivas de verdad y beneficios parciales. Si no, las futuras marchas cantarán “No + Ahorro Colectivo” para la elección presidencial de 2021.

Salvador Valdés
Economía UC
Clapes UC

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)