lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:49

MERCADOS

El progresismo no logra penetrar decanato de la FEN y De Gregorio se queda con la elección por 4 votos

por 14 junio, 2018

El progresismo no logra penetrar decanato de la FEN y De Gregorio se queda con la elección por 4 votos
Irrumpió hace casi un mes como candidato para suceder a Manuel Agosin en el decanato de una de las escuelas de Economía y Negocios más importantes del país. José De Gregorio, el hombre de centro, ex presidente del Banco Central, ligado a la DC, influyente economista en círculos internacionales, en seminarios, en CasaPiedra –ahí donde se mueve la elite empresarial del país–. Y con esa impronta logró arrebatarle la posibilidad de ocupar el puesto a un hombre cercano a la izquierda, Dante Contreras, formado y criado en la Universidad de Chile y quien –de acuerdo a allegados– comenzó a pensar hace casi un año en la opción de llegar al cargo, algo que no fue bien tomado por el ala más conservadora de la FEN. 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Reñida, como se esperaba, fue la votación realizada en el piso 22 de la representativa Torre 26 de la FEN en Santiago: 17:00 horas en punto y se anunciaba el cierre de la mesa con los sufragios. La jornada se desarrolló casi de manera hermética, sin presencia de la prensa, "para no perturbar el conteo de los votos", señaló la encargada de comunicaciones.

Una pequeña sala, en la que no estaba presente ninguno de los candidatos, albergaba a las tres urnas que contenían los votos. Los que sí estaban fueron los apoderados de los postulantes: Óscar Landerretche de parte de Contreras y Alejandro Micco por De Gregorio.

Tras el cierre oficial, que se anunció con un grito a las afueras del lugar escogido, uno de los representantes salió apurado de la sala. Aparentemente molesto, con el ceño fruncido y cabeza gacha, Landerretche bajó escaleras apurado, evitando conversar con la prensa. "¿Alguna declaración?", le consultaron. "Por supuesto que no", contestó.

45,625 votos versus 41. Con este resultado se pone fin a la era de Manuel Agosin, quien estuvo al mando de una de las facultades más prestigiosas del país y de Latinoamérica por dos períodos. Ahora, José De Gregorio corona la cabeza de la FEN.

Así, sin champaña, sin declaraciones y sin apretón de manos, se definió la elección.

Candidato por los palos

Irrumpió hace casi un mes como candidato para suceder a Manuel Agosin en el decanato de una de las escuelas de Economía y Negocios más importantes del país. José De Gregorio, el hombre de centro, ex presidente del Banco Central, ligado a la DC, influyente economista en círculos internacionales, en seminarios, en CasaPiedra –ahí donde se mueve la elite empresarial del país–. Y con esa impronta logró arrebatarle la posibilidad de ocupar el puesto a un hombre cercano a la izquierda, Dante Contreras, formado y criado en la Universidad de Chile y quien –de acuerdo a allegados– comenzó a pensar hace casi un año en la opción de llegar al cargo, algo que no fue bien tomado por el ala más conservadora de la FEN.

Solo cuatro votos y algunos decimales separaron a ambos candidatos, aunque para algunos académicos también los separa una enorme brecha de pensamiento. "José representa el continuismo", afirma una académico que prefiere no identificarse, pues asegura que en la Facultad de Economía y Negocios de la Chile es difícil convencer de mover el eje hacia un pensamiento económico más rupturista.

De acuerdo al cuerpo académico, la estrecha ventaja de De Gregorio, aunque con rápido avance en conseguir convencer a más de la mitad de la planta de votar por él, se debió a varios factores.

Este último mes, aseveran testigos, se le vio conversando mucho con los profesores, en un tono ameno, poniéndose de tú a tú. Por otro lado, compartió una carta-propuesta con los profesores por email, donde expuso nueve ejes de trabajo para la facultad, algo que de parte de Contreras no llegó al profesorado. "Creo que fue clave que se comprometió, y esperamos que así sea, a que va a gobernar con toda la facultad, no solo con Economía", dijo un académico que lo apoyó.

En todo caso, añaden varios académicos, hizo falta más debate, algo que –comenta uno de ellos– "estuvo ausente". Si bien Contreras estuvo apoyado más bien por profesores de pensamiento progresista y más jóvenes, los que apostaron por De Gregorio lo hicieron por el vínculo internacional que el economista puede concretar para fortalecer a la FEN más allá de Chile.

¿Qué se juega un decano?

La FEN es un nicho de mucha influencia. El Mostrador recordó varios de los casos donde unidades dependientes de esta facultad han dado que hablar. Esta división de la Chile genera casi el doble de recursos que sus pares.

La relación de la facultad con el Estado, por medio de los gobiernos, ha provocado una y otra vez tensiones por los recursos que se movilizan y los conflictos de intereses que involucran. En 2003, a propósito del caso MOP-Gate, una arista clave tuvo que ver con los vínculos de Ciade; en 2008 estalló el caso de los millonarios sueldos que obtenían algunas ex autoridades del Gobierno de Bachelet en proyectos a través de la Fundación FEN, que terminaron en 2017 con muchas conciliaciones; y, en 2015, la Contraloría emitió un duro informe sobre los pagos que se hacían a labores de los directivos del Centro de Gobiernos Corporativos (CGC) de la Universidad de Chile.

Los problemas de los que puede hacerse cargo un decano que viene del mundo privado también quedaron de manifiesto tras la renuncia, con elástico, del abogado Davor Harasic a la Facultad de Derecho de la misma universidad. El paquete, en este caso, contiene todos los bemoles, incluidas las demandas estudiantiles.

La universidad representa además un importante nicho de ingresos propios por medio de su centro de microdatos, informes en derecho y la postulación a relevantes licitaciones de mediciones públicas como la Casen y Pisa. Con todo, sus recursos –según datos del Senado Universitario– llegan casi a 10 mil millones de pesos, convirtiéndose en la niña rica de la FEN.

De Gregorio, en todo caso, no solo se hará cargo de esta mochila, sino de las demandas de parte del profesorado, que exige una modernización del pensamiento económico, algo que apoya no solamente Contreras a través del debate público, sino que también se ha leído en las propuestas críticas con el modelo neoliberal provenientes de economistas de la talla de Ricardo Ffrench Davis u Óscar Landerretche, todos académicos de la Casa de Bello.

¿Moverá alguna aguja De Gregorio desde su oficina en Diagonal Paraguay? ¿En el corazón universitario de la Chile gobernará desde los seminarios del sector oriente? Hay que darle la ventaja de tiempo. Esto, aunque al menos ayer quedó de manifiesto que mover demasiado el eje hacia el progresismo todavía no constituye opción.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV