sábado, 22 de septiembre de 2018 Actualizado a las 01:01

El proyecto secreto que manejan Canal 13, Mega, CHV y TVN

por 19 diciembre, 2013

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sigilosamente, los canales grandes afinan los detalles de un nuevo negocio para generar ingresos adicionales. Se trata de televisión de pago por internet, conocida en la industria como OTT (Over the top). No es otra cosa que una plataforma conjunta en la que los canales suben sus contenidos. Algunos serán de libre acceso, pero la mayoría serán pagados a través de una suscripción mensual. El proyecto comenzó a gestarse hace aproximadamente un año e involucra a Canal 13, Mega, Chilevisión y TVN.

La idea no es nueva: durante la discusión de la ley de televisión digital los canales –incluyendo a La RedUCV y Telecanal– promovieron un proyecto para utilizar parte del nuevo espectro radioeléctrico digital y ofrecer contenidos pagados asociados al Canal del Fútbol. La Cámara de Diputados aprobó la iniciativa, pero terminó siendo rechazada en el Senado y las comisiones mixtas.

La voluntad de armar una plataforma de pago se mantuvo, pero en lugar de hacerlo por aire, se trasladó a internet. La ley de TV digital que pasó por el Tribunal Constitucional y ahora enfrenta un veto presidencial, nada dice acerca de internet y deja abierta la puerta para hacer cualquier tipo de negocio.

El sitio, que aún no tiene nombre, es un modelo que opera en otros países. El más famoso es Hulu en Estados Unidos que cuenta con una oferta de 400 canales con programación seleccionada, entre ellos, los abiertos ABCCBS, otros de cable norteamericanos (Fox, Nickelodeon), europeos (BBC), latinos (UnivisiónVenevisión), una señal del ex presidente Bill Clinton, otra del Cirque du Soleil  y hasta Canal 13, que ofrece el Festival de Viña. También hay en España, Suecia e Inglaterra.

“La idea es subir los programas con más demanda, aquellos que la gente quiere ver”, explica Mario Conca, presidente ejecutivo de Mega. Pueden ser series completas, ya sea que estén en el aire o hayan pasado por la pantalla y también el contenido más reciente, lo que alteraría la oferta de los canales en sus sitios web. Conca habla de una “ventana privilegiada”, es decir, la programación más reciente estaría sólo en esta nueva plataforma –no en los sitios web de cada canal– y quien se perdió el capítulo de una teleserie o el noticiero accedería a verlo en la plataforma compartida en internet.

El ejecutivo de Mega afirma que esa ventana que busca hacer más atractivo el proyecto puede abarcar 24 horas de transmisión, pero hay otras voces que apuntan a 48 horas. O sea, después de aparecer en vivo en los sitios de internet la programación desaparece y se la puede encontrar solamente en el espacio pagado. Es un modelo que combina ingresos por suscripciones y avisaje. La fecha de lanzamiento sería marzo. O quizás antes.

La discusión que se dará en TVN

Al interior de los canales son pocos los que manejan antecedentes de este proyecto que está radicado en ejecutivos específicos: Julián Herman, director de nuevos negocios de Canal 13; Enzo Giacometti,  director de estrategia y negocios de TVN; Alicia Zaldívar, la gerenta general de Chilevisión, y Conca de Mega. Sólo este último atendió las consultas de El Mostrador; el resto no respondió correos ni llamados.

Canal 13 es sindicado como el más entusiasta y el que empuja la idea. Dicen que Andrónico Luksic, dueño del 67%, piensa en proyectos de largo plazo. Mega, de propiedad del grupo Bethia (Liliana Solari y sus hijos Carlos y Andrea Heller, socios de Falabella, Latam, Viña Indómita), está arriba. Chilevisión –controlada por Time Warner (Ted Turner)– se muestra dudoso, pero no se restará si es que todos están de acuerdo. TVN participa en la discusión del negocio, pero podría ser el más complicado.

La ley no le prohíbe hacer negocios en internet con su programación, pero sacar los contenidos de su sitio web para destinarlos a una plataforma de pago chocaría con el ideal de canal público. Hace dos meses, la Presidenta electa Michelle Bachelet advirtió, al lanzar su agenda de cultura, que su intención es “tener una televisión pública de verdad”.

Como este proyecto implica una inversión, debe pasar por el directorio de siete miembros (cuatro de derecha y tres de la Concertación, lo que en marzo  se invierte al designarse un nuevo Presidente afín al gobierno entrante). El ex diputado PPD, Antonio Leal, miembro del directorio de TVN, anticipa que votará en contra. “En mi criterio un canal público no puede transformarse en televisión pagada; sé que a nivel de industria se ha hablado del tema, pero no creo que sea posible ni viable en el caso de TVN”.

El periodista Sergio Godoy, director del doctorado de Comunicaciones de la UC, no ve un gran negocio, porque la evidencia demuestra que la gente sólo está dispuesta a pagar por partidos de fútbol de primera selección, películas, programación infantil y pornografía. “La posibilidad de ganar dinero es marginal. Puede entregar una base de audiencia mejor, como hace LUN, que tiene el diario en papel y lo sube a internet y a los avisadores les vende las dos lectorías”. Cree que la suscripción tendría que ser de muy bajo costo para que los usuarios paguen por ver un capítulo que se perdieron de una serie y además ya existe la alternativa de tener un decodificador para grabar aquello que no se puede ver en vivo. Igual advierte que retirar la programación después de emitirla en directo de los sitios web de los canales es una molestia. Por el momento, los canales están definiendo los contenidos a subir en la nueva plataforma y la conformación de la empresa que llevará adelante el negocio.

Contar con el Canal de Fútbol sería un atractivo, porque permitiría empaquetar su programación con partidos de fútbol. Desde la empresa fundada por Jorge Claro sostienen que están dispuestos a evaluar su integración, pero aseguran que no lo han conversado.

Hay una última arista que tiene que ver con la libre competencia. En Alemania el regulador antimonopolios prohibió que dos canales abiertos ofrecieran servicios conjuntos por internet, para evitar un abuso de posición dominante en el emergente mercado de la publicidad online. En la práctica, la nueva plataforma podría ser vista como un cartel de distribución de contenidos formado por los canales grandes que bloquearía la entrada de otros actores, como productoras y distribuidores independientes.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Plazos MOP

Envíada por Enrique Álvarez Jaque | 22 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV