lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 17:18

Todos contra Coloma: León Vial lanza dura artillería por cargos en caso Cascadas

por 10 febrero, 2014

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Comienza a armarse el bloque de los acusados en el caso Cascadas contra el titular de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), Fernando Coloma. Primero lo hizo el presidente de SQM, Julio Ponce Lerou, controlador de las sociedades cascadas, quien presentó tantas incidencias al proceso investigativo de Coloma contra él, tanto en forma administrativa como en tribunales, que el titular de la SVS terminó deteniendo el proceso.

Luego apareció la Bolsa, que hizo vista gorda frente a los cuestionamientos por tener en su directorio como vicepresidente a Leonidas Vial, dueño de LarrainVial, formulado de cargos por violar la Ley de Mercado de Valores, al igual que la corredora de bolsa del mismo nombre y su gerente general Manuel Bulnes, y el de Distribución, Felipe Errázuriz.

El viernes pasado, de hecho, el directorio de la Bolsa se excusó de tomar decisiones respecto a Vial, mientras no haya sanciones o un fallo final en el caso, cambiando su versión respecto de lo que dijo el 28 de octubre de 2013, 18 días después que la SVS levantara cargos contra Ponce y su círculo y se conociera de la participación activa –como sociedad instrumental– de Vial en negocios de compra y venta de acciones de las cascadas, junto con Ponce y su abogado y amigo Roberto Guzmán.

Ahora fue el propio Vial el que desafió a Coloma, acusándolo de utilizar en forma malintencionada sus declaraciones sobre operaciones de 2008, que revelan que conoció a una contraparte en una operación de financiamiento a Guzmán. Esto permitió a Coloma concluir que Vial conocía a sus distintas contrapartes cuando compraba y vendía acciones a sociedades de Guzmán y Ponce, lo que Coloma llama el “esquema”, ideado por Ponce para obtener ganancias contables, perjudicando de paso a las cascadas. Según la SVS, Vial ganó US$ 138 millones con las operaciones en las que participó.

En su primera aparición pública, León Vial usó el canal de El Mercurio para decir lo que piensa. Y sus comentarios, aunque más delicados en las formas, fueron igual de duros con Coloma que lo hecho por Ponce y sus abogados, Jorge Bofill, Raimundo Labarca y Alejandro Parodi.

En una declaración enviada a ese diario y publicada ayer, Vial dice que interrumpió excepcionalmente su negativa histórica de tener “figuración pública” (dar entrevistas), para negar terminantemente haber formado parte, sido instrumental o haber sabido siquiera” de la existencia del esquema denunciado por la SVS.

Indicó que en sus 40 años en la bolsa, como director e inversionista calificado, jamás ha incurrido en prácticas irregulares y que ostenta “con dignidad, una trayectoria y conducta irreprochables”. Agregó que todas las operaciones de compra y venta de acciones las hizo con su propio dinero y corriendo los riesgos que cualquiera enfrenta y que son propios de la actividad bursátil.

Advirtió que todas las operaciones en que participó y que son parte de la investigación de la SVS “se ciñeron y sometieron rigurosamente a los sistemas y mecanismos bursátiles autorizados por la normativa”, lo que reconoce incluso la acusación de la SVS.

Incluso traspasó la responsabilidad a la autoridad, asegurando que dichas normas que rigen las operaciones ahora cuestionadas fueron “expresamente” aprobadas por la SVS, “mediante resolución fundada de puño y letra por el superintendente de turno”.

Pero luego dio paso a una severa crítica a Coloma: “Lamento profundamente el proceso de la superintendencia de Valores y Seguros, que descontextualizó declaraciones mías prestadas de buena fe, para concluir aviesamente que haber conocido la identidad de la contraparte en una operación simultánea aislada del año 2008, con acciones que no son de las sociedades cascadas, significaba que sabía quiénes eran las contrapartes en las operaciones bursátiles de mis empresas el año 2009”.

Vial se refiere a la actuación de la SVS como aviesa, es decir, malintencionada o torcida, al momento en que interpreta y utiliza una declaración en que manifiesta que él conoció el nombre de una contraparte en operaciones anteriores a las cuestionadas.

“Como lo sabe cualquier persona que participe en el mercado de valores, no tiene nada de extraño o irregular, ni infringe ninguna regulación haber conocido a la contraparte de una operación simultánea, pues se trata de una forma de financiamiento y no de una operación de compra y venta tradicional de acciones”, agregó Vial en su declaración, cuestionando el razonamiento de la SVS en la formulación de cargos del 31 de enero pasado.

Aún más, Vial se quejó por la inexistencia de un debido proceso, aludiendo a las filtraciones a la prensa de detalles de las formulaciones de cargo y el carácter de escándalo que ha adquirido el caso.

“Entiendo como nadie y siempre he apoyado el necesario rol fiscalizador de la Superintendencia; pero en este caso la investigación no ha garantizado mis derechos ciudadanos y el debido proceso… Constantes filtraciones y trascendidos con tono de escándalo, de una investigación de carácter reservado, han dañado mi reputación y la de Larraín Vial S.A. Corredora de Bolsa, en un contexto de mínimas oportunidades de defensa. Todo ello, además, sobre la base de operaciones que fueron conocidas por la Superintendencia en su época y que tienen más de cuatro años de antigüedad”, sostuvo.

Vial hizo ver su molestia con el caso y el rol de la SVS que dirige Coloma, citando como ejemplo del escenario de injusticia que dice estar viviendo un segundo elemento de la investigación. “La interpretación malintencionada que se le ha dado a mi declaración, en la cual señalé que los ejecutivos Manuel Bulnes y Felipe Errázuriz de Larraín Vial S.A. Corredora de Bolsa, eran quienes me ofrecían negocios”.

Apunta que ambos ejecutivos realizaban esa labor “debido a mi condición de inversionista calificado, como lo hacen habitualmente todos los corredores de bolsa con sus respectivos clientes inversionistas calificados e institucionales, pero eso no significa ni remotamente que me otorgaran un trato preferente y mucho menos que me revelaran la identidad de los clientes contrapartes, porque no lo hacían, ni lo hacen”.

Con todo ello, Vial termina sus descargos, a través de El Mercurio, afirmando que defenderá con toda su energía y con todos los medios que le permita la ley, su honorabilidad y su prestigio, al igual que el de la empresa que dirige, sus socios y ejecutivos, “hasta demostrar la absoluta improcedencia de los cargos que se imputan”.

En tanto, el abogado de Vial, Alfredo Alcaíno, acusó a la SVS de actuar con una “desmesura brutal” y afirmó que la SVS desconoce cómo funciona la actividad bursátil.

Las palabras de Vial se suman a las críticas de la defensa de Ponce, que aseguró que no ha habido debido proceso y que han denunciado ante el Ministerio Público la filtración de los oficios de cargos, lo que afecta su defensa. También los argumentos de Vial, en cuanto a que a la SVS desconoce que las operaciones cumplieron con la norma, son similares a los de Jorge Bofill, quien alegó desconocimiento del mercado por parte de los reguladores.

La propia Bolsa se sumó al coro de defensa de las operaciones que, según la SVS, formaron parte del esquema que habría ideado Ponce Lerou. En 29 de octubre sostuvo, por medio de un comunicado, que “todas las transacciones efectuadas en la Bolsa de Comercio de Santiago son ejecutadas en conformidad a la reglamentación bursátil, y forman parte de un mercado regulado con altos niveles de supervisión, realizándose bajo el principio de la buena fe y la confianza”. Esto choca de frente con la investigación y los cargos de la SVS, que indican que si bien hubo cumplimiento formal de las normas, sólo se buscaba aparentar dicha legalidad.

Asimismo, en ese momento el presidente de la entidad, Pablo Yrarrázaval, descartó evaluar la continuidad de Leonidas Vial en el directorio, debido a que no había acusaciones en su contra. “Es evidente. En este momento no existe ninguna acusación sobre ningún miembro ni ninguna corredora de la Bolsa de Comercio, por tanto, no vamos a prejuzgar (…) Creo que la imagen de la Bolsa no está afectada. Las operaciones se han hecho de acuerdo a la reglamentación vigente”, dijo.

El directorio de la Bolsa viró en su discurso el viernes pasado, una semana después de conocerse los cargos contra Vial, afirmando esta vez que, mientras no haya un fallo, no corresponde prejuzgar.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV