viernes, 22 de junio de 2018 Actualizado a las 11:17

Estudio cifra en US$ 1.000 millones inversión mínima en carretera hídrica

por 9 octubre, 2012

Luego de varios meses de trabajo, ayer la firma francesa Vinci y la Fundación Chile presentaron los resultados del estudio preliminar sobre la posibilidad de construir una carretera hídrica, proyecto que fue bautizado como “Aquatacama”.

El desarrollo consiste en la toma de agua desde algunos ríos de la zona centro-sur, posiblemente Rapel, Maule o Biobío para enviar hacia el norte del país. Esto mediante un tubo que iría bajo el mar. Para esto, dijo la firma, la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP ya habría pedido algunos derechos de agua.

El destino del agua sería tanto para uso urbano como industrial, desde minería a agricultura.

Según el estudio, el trazado iría desde distintos puntos a partir de Valparaíso y potencialmente hasta Arica. A lo largo del trayecto, cada 100, 200 ó 300 kms se incluirían puntos de descarga, dependiendo de la demanda. Entre éstos estarían Quilimarí, Coquimbo/ La Serena, Caldera para Copiapó, Antofagasta, Iquique y Arica, entre otros, señala la firma francesa.

La inversión variaría en función tanto de la distancia como del caudal: entre 
US$ 1.000 millones para proyectos de una sola etapa con un caudal reducido, hasta US$ 15.000 millones para proyectos muy largos con numerosas etapas.

El ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, presente en el lanzamiento de los resultados del reporte, dijo estar “muy contento de que se concluya esta primera fase, esta primera etapa donde se hace este análisis preliminar. Hay cifras y una serie de preguntas abiertas aún, que deben continuar siendo respondidas en los próximos meses. Se ha planteado un cronograma de trabajo, pero esto es una visión sobre la cual debemos soñar”.

Lo que viene

Tras el término del estudio preliminar, financiado por el gobierno francés -que aportó 576 mil euros- y la propia empresa, ahora viene realizar estudios complementarios durante los próximos dos años, los que llevaría a una licitación del proyecto.

De aprobarse la idea, el primer tramo podría operar a fines de 2016, si la decisión de lanzar los estudios complementarios se tomara a fines de este año o comienzos de 2013. Los tramos siguientes podrían ponerse en servicio al ritmo de uno por año. El final del proyecto más largo (por ejemplo, Biobío-Arica) se concretaría a más tardar a fines de 2025.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV