sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:06

Programa energético de Bachelet incluye plan de emergencia eléctrica y otras prioridades

por 17 octubre, 2013

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El energético es uno de los capítulos del programa de gobierno de Michelle Bachelet sobre el que menos se ha conocido hasta ahora y respecto del cual más se especula.

Pese a lo anterior, la información que Eduardo Bitran, asesor en estas materias de la ex presidenta, entregó hace unas semanas en el foro "Energía Presidencial", sirvió de base para buscar y acceder a mayores detalles de los principales ejes de la hoja de ruta que la candidata presidencial de la Nueva Mayoría tiene previsto desplegar en caso de llegar por segunda vez a La Moneda.

En este sentido, una de los puntos que se despejó a través de sondeos con cercanos vinculados a la campaña y los antecedentes, que a estas alturas de la carrera electoral ya están disponibles, es el rol que tendrá la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), pues se descartó que el plan sea dar a la estatal un rol protagónico en áreas distintas a aquellas en las que ya está presente.

De hecho, el propio Bitran indicó en el foro, organizado por la iniciativa Escenarios Energéticos, que no es partidario de que el Estado se convierta en un productor de electricidad, pues "hay empresarios interesados en venir a Chile a invertir", dijo.

En esta misma línea, ayer en Punta Arenas, la propia Bachelet dijo que la intención es "comprometernos a largo plazo y dar un nuevo impulso a la ENAP".

Acciones urgentes de corto plazo
La amenaza de que hacia 2015 ó 2016 el Sistema Interconectado Central (SIC) no sea capaz de cubrir plenamente la demanda, debido a la sequía de nuevos proyectos de generación -producto de la acción de distintos factores que han provocado que desde marzo de 2010 hasta ahora sólo se haya iniciado la construcción de 152 MW de capacidad de base- es "una crisis de gran magnitud". Así lo manifestó el propio Bitran en el citado foro y es una idea que, en general, comparten los expertos que han sido mencionados como parte del equipo de la ex presidenta. A raíz de lo anterior, un plan de emergencia eléctrica es una de las prioridades de Bachelet y fue mencionado entre los 50 compromisos para los primeros 100 días de su eventual gobierno.
Los antecedentes disponibles apuntan a que al momento de asumir se daría a conocer y se activarían en forma inmediata un set de medidas de corte técnico, que provocarán efectos en el corto plazo y que en estos momentos son manejadas en absoluta reserva.

Fortalecer institucionalidad
Fortalecer una institucionalidad que acrecentó su fragilidad en el gobierno actual tras la intervención del Presidente Piñera en el proyecto Barrancones, según declaró Bitran en el foro, es otro de los ejes del programa energético de Bachelet.
Una de las líneas de acción en este sentido es todo lo relativo con las materias ambientales, en particular la implementación definitiva y correcta de la nueva estructura, de Ministerio, Superintendencia y Tribunales ambientales, así como el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, que no se ha constituido aún. Además, figura mejorar lo relativo al ordenamiento territorial, que es otro de los focos que impulsa la judicialización, que impide la instalación de nuevas unidades eléctricas.
En paralelo, en su intervención en Energía Presidencial, el ex ministro de Obras Públicas dijo que otra tarea será mejorar la calidad de los proyectos eléctricos que se tramitan. Los antecedentes disponibles indican que en algunos casos los proyectos presentan problemas de fondo y de forma que dejan opciones para la judicialización o bien que complican la evaluación por parte de los servicios públicos. En este sentido, el plan de gobierno apunta a normar los estándares de las iniciativas, como ya se hizo con las termoeléctricas y la normativa que regula sus emisiones, que comenzó a tramitarse durante el gobierno de Bachelet.
Se destaca que a nivel internacional han prosperado regulaciones que fijan estándares para las centrales hidroeléctricas de pasada, así como para otras tecnologías, porque al fijar estándares baja la incertidumbre y aumenta la predictibilidad.

Beneficios para comunidades
El establecimiento de mecanismos de compensación para las comunidades donde se emplazan los proyectos eléctricos es visto como una de las fórmulas para destrabar la instalación de nueva capacidad de generación.
En este sentido, durante el foro "Energía Presidencial" Eduardo Bitran dijo que el programa de Michelle Bachelet también considera un mecanismo de este tipo que permita que los beneficios que son nacionales, a nivel local produzcan algo más que costos.
Lo que se escucha al sondear entre distintas fuentes es la instalación de conceptos de "participación de largo plazo en los beneficios económicos de los proyectos". Lo anterior bajo un esquema institucionalizado que entregue los recursos a los gobiernos locales.
Este modelo no considera la figura de "compensaciones" a pagar por parte de las empresas que buscan instalarse en un determinado lugar, lo que descarta que en un eventual nuevo gobierno, Michelle Bachelet insista con el proyecto que impulsó en su administración anterior y que se conoce como "Ley Tokman", pues según consta en los documentos disponibles la idea es afinar un mecanismo que vaya más allá de un pago puntual, por un monto que no supere el 1% de la inversión pagado en varias cuotas.
Trascendió que aún no hay claridad respecto de cuál será el esquema de este mecanismo, aunque la oposición que estas figuras han generado entre los grupos ambientalistas debería desaparecer cuando se hable de "participar de los beneficios".

Impulso a las ERNC
Mejorar los mecanismos de licitación es un tema fundamental para promover la entrada de nuevos actores y elevar la competencia en la industria eléctrica y el impulso de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) es parte de este plan.
En este sentido, en el foro Bitran mencionó la posibilidad de incluir estas fuentes en las licitaciones de suministro de las distribuidoras, lo que ahora es imposible por los requerimientos de abastecimiento regular que exige el proceso. En este sentido, el programa de Bachelet considera buscar mecanismos para evitar esta exclusión, incluyendo estas tecnologías que operan en forma variable, para que puedan participar eventualmente en el proceso 2016-2018.
Aunque el interés es impulsar las ERNC, Bitran dijo en el foro que el compromiso adecuado es la meta del 20% de la matriz al año 2025, que contempla la Ley recientemente promulgada. Los antecedentes disponibles indican que ese es el nivel es factible para el período de un gobierno.
En lo que respecta a geotermia, que no ha logrado despegar en el país pese a que es casi la única ERNC que opera en base, el programa establece adoptar mecanismos en los que el Estado asuma parte del riesgo de la etapa de exploración, Uno de ellos podría ser a través de Corfo.
En paralelo se extenderá el beneficio para la instalación de paneles solares residenciales, pues los retrasos en la implementación de este sistema redujeron su alcance. Además, se estudiará la inclusión del gas natural en el transporte público de la Región Metropolitana.

La viabilidad de Hidroaysén
A ocho años desde que Endesa comenzó a plantearse seriamente la posibilidad de construir un complejo hidroeléctrico en la Región de Aysén, y posteriormente sumara a Colbún en la iniciativa, se sigue hablando de HidroAysén y su viabilidad.
Michelle Bachelet ha declarado públicamente que en su condición actual el proyecto no le parece viable. Eduardo Bitrán entregó en el foro "Energía Presidencial" un dato adicional para justificar esta postura: el uso de las cuencas no sería el adecuado.
El asesor energético de la campaña, quien suena como candidato a convertirse en Ministro de Energía si la ex presidenta regresa a La Moneda, conoce bastate este proyecto pues cuando fue ministro de Obras Públicas participó en las gestiones que, en 2007, derivaron en la reducición de 36,7% de la superficie total de inundación del complejo.
Al respecto es conocida la posición que Bitran tiene respecto de este punto pues lo ha planteado en varias instancias, como una columna publicada por DF en enero de 2012 donde indica que "se deben establecer obligaciones adicionales a HidroAysén. (...) Se debe aprobar con la condición que se limite el margen de operación de modo que se reduzcan significativamente las fluctuaciones de caudal respecto del flujo natural de los ríos".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV