Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Jueves, 18 de diciembre de 2014
  • Actualizado a las 10:22

BBC Mundo

9 de enero de 2011

Autor es un estudiante de 22 años

Tiroteo en Arizona conmociona al ambiente político de EE.UU.

El baleo a una congresista muestra, según algunos, la naturaleza volátil y febril de la política estadounidense, que -inmediatamente después de conocerse la noticia- provocó una disputa entre la izquierda y la derecha". Otros apelan a que debe haber una revisión como país y que se debe dejar de lado los discursos fanáticos que sólo conducen a la intolerancia.

El suceso ocurrido este sábado en Tucson, Arizona, en el que un hombre abrió fuego, mató a 6 personas e hirió a 13 –entre las que se encuentra la congresista demócrata Gabrielle Giffords– ha conmocionado la política estadounidense.

Pudo conocerse que Jared Loughner, sospechoso de haber disparado su arma automática, es un estudiante de 22 años del condado de Pima, en Arizona.

En una conferencia de prensa, el sheriff de Pima, Clarance Dupnik, dijo que “puede que se trate de un individuo mentalmente inestable, susceptible a la retórica” febril de los últimos tiempos.

“Creo que tenemos que revisarnos como país. Los discursos fanáticos sólo conducen a la intolerancia (…) pronto no encontraremos a gente que quiera servir como funcionario público”, afirmó Dupnik.

“Tragedia nacional”

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó la balacera como una “tragedia incalificable” y añadió: “aún no tenemos todas las respuestas, pero lo que sí sabemos es que actos tan absurdos y terribles de violencia no tienen lugar en una sociedad libre”.

Entre las personalidades políticas que también se refirieron al hecho se encuentra la ex presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien sostiene que el “terrible acto de violencia es una tragedia nacional”.

“Hoy es un día muy triste para nuestro país. Giffords es una brillante y valiente congresista. Es especialmente trágico que haya sido atacada mientras se encontraba reunida con sus electores, a quienes sirve con tanta dedicación y distinción”, agregó.

También lo hizo el senador de Arizona y ex candidato republicano a la presidencia de EE.UU., John McCain, quien dijo sentirse “horrorizado por el ataque violento, producido por una persona malvada sin compasión ni sentido de la justicia”.

“A quienes lo hicieron, por la razón que sea, les digo que son una desgracia para Arizona, para este país y la raza humana y se merecen el desprecio de toda la gente decente y el mayor castigo de la ley”, concluyó McCain.

Críticas a Palin

Mark Mandel, editor para temas de Estados Unidos de la BBC, señala que “aunque aún se desconocen las razones reales del hecho, el tiroteo es una muestra de la naturaleza volátil y febril de la política estadounidense, que -inmediatamente después de conocerse la noticia- provocó una disputa entre la izquierda y la derecha”.

Según Mandel, el nombre de la congresista Gabrielle Giffords es uno de los 20 contenidos en la “lista negra” publicada por la ex candidata a la vciepresidencia por el Partido Republicano Sarah Palin, que además contenía gráficos de una mira telescópica parecida a la de un rifle.

“Palin, por supuesto, quiso decir que los miembros de la lista eran un blanco a abatir en las elecciones de mitad de período”, señala Mandel.

Giffords ya había denunciado que el caldeado ambiente político había despertado amenazas y actos vandálicos contra su oficina.

En una entrevista con el canal MSNBC, la congresista se había referido al mapa de objetivos electorales de Palin y al hecho de que fue señalada con lo que parece la mirilla de un rifle.

“Cuando las personas hacen eso, tienen que darse cuenta de que hay consecuencias para esas acciones”, dijo la congresista.

Luego del tiroteo, la página de Facebook de Palin se llenó de comentarios de personas que la culpaban por “crear una atmósfera en la que hechos como este pudieran ocurrir”.

De igual forma, en la red social Twitter, simpatizantes de derecha culparon a los izquierdistas por reaccionar antes de que se conociera qué fue lo que ocurrió realmente.

“Sinceras condolencias”

A pesar de la polémica, Palin emitió un comunicado en el que expresó sus “sinceras condolencias”.

“En nombre de Todd y mi familia, rezamos por las víctimas y sus familias, por paz y justicia”, dijo.

Mark Mandel, de la BBC, concluye su análisis diciendo: “puede que el tiroteo no tenga nada que ver con política. Sin embargo, ya forma parte de la historia política de este país”.


 

Envíenos sus columnas y cartas a: opinion@elmostrador.cl