Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Jueves, 23 de octubre de 2014
  • Actualizado a las 10:30

30 de noviembre de 2011

Reino Unido retira a parte de su personal diplomático en Irán

Ayer un grupo de estudiantes asaltaron la embajada del Reino Unido en Teherán, arrancaron la bandera británica, saquearon documentación y causaron otros daños, al término de una manifestación convocada contra el Gobierno británico.

Parte del personal diplomático del Reino Unido en Irán abandonará este miércoles ese país tras el asalto sufrido ayer martes por la embajada británica en Teherán, confirmó el Foreign Office.

“El Primer Ministro y el Ministro de Exteriores han dejado claro que asegurar la seguridad de nuestro personal y de sus familiares es nuestra prioridad inmediata”, indicó hoy el ministerio británico de Asuntos Exteriores en un comunicado.

En la nota oficial, el Foreign Office señala que “a raíz de los acontecimientos de ayer y para garantizar la seguridad, algunos empleados (del personal diplomático británico) se marcharán de Teherán”.

Este ministerio no precisó el número de trabajadores que se retirarán del país al recordar que el Gobierno no comenta sobre sus “planes de contingencia”.

La nota del Foreign Office añadió que hará “próximos anuncios relativos a la embajada y su personal cuando sea apropiado”.

Ayer un grupo de estudiantes asaltaron la embajada del Reino Unido en Teherán, arrancaron la bandera británica, saquearon documentación y causaron otros daños, al término de una manifestación convocada contra el Gobierno británico.

Los asaltantes gritaban “vamos a apoderarnos de la Embajada británica”, en recuerdo de la invasión en 1979 de la legación de EEUU, que estuvo ocupada por estudiantes islámicos, apoyados por el régimen del ayatolá Ruhola Jomeini, durante 444 días.

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.