Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Viernes, 24 de octubre de 2014
  • Actualizado a las 17:05

22 de septiembre de 2012

En el día calificado de “amor al Profeta Mahoma”

Musulmanes en el mundo protestan pacíficamente con excepción de Pakistán

Washington decidió ampliar la alerta ante la posibilidad de que grupos islámicos convocasen protestas frente a sus embajadas en diversos países, como China, Azerbaiyán, Nigeria o Bangladesh. El Departamento de Estado avisó asimismo de posibles protestas frente a la legación diplomática en Mali, donde incluso se activó la alerta terrorista debido al incremento de la actividad en el norte del país del grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Miles de indignados musulmanes volvieron a tomar hoy las calles en todo el mundo en un día calificado de “amor al Profeta Mahoma”, que solo se convirtió en un nuevo “viernes de la ira” en Pakistán, donde al menos 14 personas murieron cuando las protestas se tornaron violentas.

Según la cadena de televisión local Express, los incidentes más cruentos se registraron en las ciudades de Peshawar (norte) y Karachi (sur), donde grupos de exaltados atacaron diferentes comercios y algunos cines en protesta por la difusión de un vídeo y de nuevas viñetas del profeta Mahoma consideradas blasfemas.

Fuentes de la Policía local informaron a Efe de que en Karachi, la capital económica pakistaní, al menos 12 personas perdieron la vida y más de un centenar resultaron heridas de diversa consideración.

En Peshawar pereció un manifestante, mientras que un operario de una cadena televisiva murió a causa de un disparo de origen no aclarado.

Pakistán, al igual que la mayoría de los países musulmanes, había extremado la seguridad este viernes después de que la publicación satírica francesa “Charlie Hebdo” publicara este miércoles las citadas caricaturas.

El origen de la irritación que cunde en el mundo musulmán desde hace diez días es, no obstante, un extraño vídeo de 14 minutos de duración, difundido a través de internet, en el que se ridiculiza a Mahoma.

Su divulgación despertó la cólera de miles de musulmanes, que al grito de “muerte a los blasfemos” asaltaron la semana pasada la embajada norteamericana en El Cairo y el consulado en la ciudad libia de Bengasi, ataque este último en el que murió el embajador Chris Stevens.

El pasado viernes, cerca de una decena de personas perecieron en incidentes violentos similares frente a las misiones norteamericanas en Túnez y Jartum, mientras que un manifestante murió en un protesta en el norte del Líbano.

Sin embargo, la condena unánime de los gobiernos occidentales, unida a las llamadas a la contención desde las autoridades musulmanas, políticas y religiosa, parecen haber tenido efecto positivo en esta jornada.

En Egipto, solo dos pequeños grupos de manifestantes se congregaron en torno a las sedes diplomáticas francesas en El Cairo y Alejandría, donde expresaron su indignación contra las viñetas y exigieron que los responsables de su publicación sean llevados antela Justicia.

La marcha más numerosa tuvo lugar, no obstante, en la localidad libanesa de Baalbeck, donde miles de personas convocadas por el partido chií Hizbula clamaron contra el vídeo y contra los polémicos dibujos.

Durante la concentración se quemó una bandera israelí, se corearon eslóganes como “Muerte a Estados Unidos e Israel” y se izaron banderas de Hizbulá junto a retratos del presidente sirio, Bachar al Asad, al que apoya.

“Quieren empañar la imagen del islam. Desde aquí les decimos que son idiotas porque quisieron causar un conflicto entre musulmanes y cristianos, y han conseguido lo contrario, ya que nos han unido más”, destacó el presidente del Consejo Consultivo del movimiento chií libanés, jeque Mohamed Yazbek.

Las protestas también alcanzaron países europeos como Alemania, donde el anuncio de la revista “Titanic” de publicar nuevas viñetas, unida a la decisión del grupo radical e islamófobo “Pro Deutschland” de proyectar la supuesta película en su totalidad han disparado todas las alarmas.

La marcha más numerosa se celebró en Friburgo, donde más de un millar de personas, entre ellas mujeres y niños, salieron a la calle con pancartas en las que se podían leer “No a la libertad de blasfemia” y “Nuestro profeta Mahoma es tabú”.

La movilización discurrió de forma pacífica, como ocurrió también las localidades de Münster (oeste) y Cuxhafen (norte), en las que participaron centenares de personas.

Horas antes, el gobierno alemán había instado a la comunidad musulmana, que se calcula en 3,5 millones de miembros en el país, a no dejarse arrastrar por las provocaciones.

Aún así, dos mezquitas de Göttingen (norte) aparecieron con pintadas de caricaturas del profeta, lo mismo que el local de una organización islámica.

La policía detuvo a un joven de 26 años que se confesó autor de las pintadas, abrió una investigación y anunció que el dispositivo de seguridad se mantendría durante el fin de semana.

Washington también decidió este viernes ampliar la alerta ante la posibilidad de que grupos islámicos convocasen protestas frente a sus embajadas en diversos países, como China, Azerbaiyán, Nigeria o Bangladesh.

El Departamento de Estado avisó asimismo de posibles protestas frente a la embajada estadounidense en Mali, donde incluso se activó la alerta terrorista debido al incremento de la actividad en el norte del país del grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.