Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Viernes, 24 de octubre de 2014
  • Actualizado a las 12:55

15 de noviembre de 2011

Funcionarios de la era Pinochet detallan el episodio

Cómo se gestó la cláusula de contrato de Enami para proteger el cobre chileno

La Enami dirigida en 1978 por el general Luis Soto Mackenney licitó el 100% de La Disputada (hoy Los Bronces) en US$100 millones a la Exxon. Para evitar que se culpara al gobierno de Pinochet de vender el cobre chileno a extranjeros, ex funcionarios del organismo estatal redactaron la cláusula que permitiría recomprar un 49%. Sin embargo, 33 años más tarde esta fue ignorada. El Mostrador publica el contrato que fijó las bases para ejercer la opción, fechas y precio.

En 1978 La Disputada de Las Condes era el activo más valioso de la Empresa Nacional de Minería, pero dejaba pérdidas. Entonces, el organismo encabezado por el militar (r) Luis Soto Mackenney –rector delegado de la Universidad de Chile entre 1982 y 1987- decidió licitar el yacimiento.

Funcionarios de la época, que no quieren ser identificados, sostienen que Exxon presentó la mejor oferta -US$100 millones- y se hizo dueña del 100% de la mina de la discordia en 1978.

Explican que para evitar que se culpara al régimen de Pinochet de vender el cobre chileno a extranjeros, el equipo legal de la Enami redactó la cláusula que daba derecho a ese organismo a recomprar un 49% de La Disputada (hoy Los Bronces).

“Conversando con Lucho Soto dijimos con el tiempo esto se puede dar vuelta. Cuando se vaya Pinochet, van a volver los socialistas y vamos a ser los únicos responsables. Nos van a acusar de vender la riqueza de Chile. Tenemos que meter una cláusula que nos permita defendernos”, sostienen los redactores de la cláusula que Codelco, sucesora de los derechos de Enami, decidió ejercer en octubre pasado con bombos y platillos.

El equipo directivo de la Enami había trabajado para la Braden Copper Company cuando era la dueña de El Teniente. Y fue testigo del proceso de chilenización del cobre durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva y de la nacionalización en la administración de Salvador Allende que dejó a la Braden sin el yacimiento que pasó a ser propiedad del Estado de Chile.

Los que redactaron la cláusula no previeron que 33 años más tarde sería ignorada por Anglo American al cerrar la venta de un 24,5% de la propiedad a Mitsubishi el pasado jueves 9 de noviembre. “Actuaron de mala fe en un país serio”, dicen los ex funcionarios de la Enami. Un argumento débil porque los negocios se hacen para ganar dinero, no por buena fe.

La cláusula dejó un flanco abierto, porque no prohibía a la dueña de La Disputada venderle a terceros aún cuando Codelco, a la que Enami vendió su derecho, anunciara su intención de ejercer la opción. Además, está restringida a hacerlo en el mes de enero cada tres años (2009, 2012, 2015, 2018, 2021, 2024 y 2027).

El contrato redactado en 1978 fue actualizado en 2002 durante el gobierno de Ricardo Lagos (ver documento adjunto). Allí se fijó la fórmula para fijar el precio: el promedio de las utilidades de los cinco años previos a ejercer la opción, multiplicado por ocho, más utilidades retenidas y préstamos. Un valor que, usando ese sistema de cálculo,  es inferior al de mercado, ya que el alza del cobre no queda reflejado en las utilidades de Anglo en el último quinquenio.

“Conversando con Lucho Soto dijimos con el tiempo esto se puede dar vuelta. Cuando se vaya Pinochet, van a volver los socialistas y nos van a acusar de vender la riqueza de Chile. Tenemos que meter una cláusula que nos permita defendernos”, sostienen los redactores de la cláusula que Codelco decidió ejercer en octubre pasado.

Anglo vendió el 24,5% de La Disputada a Mitsubishi en US$5.390 millones valorizando el total de la empresa en US$22.000 millones. Codelco ofrecía US$6.100 millones por el 49% asignándole, por tanto, un precio de US$3.050 millones al 24,5%. Y de US$12.448 millones al 100% de las acciones de la ex Disputada.

Codelco también quería hacer un buen negocio con Mitsui que le otorgó el crédito para la compra de hasta el 49%. La japonesa podría adquirir la mitad en US$4.880 millones.

“Todos son generales después de la batalla. Pudimos haber redactado la cláusula en forma distinta, pero también pudimos no haberla incluido y dejar que La Disputada quedara en manos de privados sin opción de recompra”, se defienden los que participaron en la operación de venta en 1978.

  • Lea los documentos:

Convenio de Enami con Anglo American (Parte I)

Convenio de Enami con Anglo American (Parte II)

Transacción ENAMI (Parte I)

Transacción ENAMI (Parte II)

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.