Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Miércoles, 23 de abril de 2014
  • Actualizado a las 18:19

19 de marzo de 2013

Cambios estructurales remecen industria financiera y gatillan la salida de ejecutivos del Santander, JP Morgan y Celfin

20 ejecutivos dejan Celfin. Del Santander salen 5 en abril y no serían los únicos. Tres históricos parten de JP Morgan.

La industria financiera chilena está cambiando a pasos agigantados y es casi irreconocible respecto a lo que era hace 18 meses. El boom económico chileno ha creado un mercado altamente competitivo y con una liquidez que está atrayendo gigantes de la banca mundial que quieren un pedazo del negocio.

El año pasado BTG Pactual compró Celfin, un gigante financiero peruano compro IM Trust, BanChile profundizó sus lazos en la banca de inversión con Citigroup, su socio americano. A eso hay que sumar la expansión de JP Morgan al mundo del corretaje, la llegada de Credit Suisse y la inminente apertura de la oficina de Goldman Sachs. Ni siquiera nombramos los detalles de la compra de un par de AFP por parte de dos pesos pesados de la industria financiera de Estados Unidos.

Todas estas movidas tienen como objetivo captar parte de los más de US$ 150.000 millones que tienen las AFP para invertir, los miles de millones que tienen los family offices que proliferan en Chile y el cada vez más grande negocio de las multinacionales chilenas. No hay más que recordar que fue JP Morgan que le prestó la plata a Horst Paulmann para que financiara la compra de Carrefour Colombia.

Los cambios están resultando en un mercado más competitivo, nuevos estándares y forzando también un recambio generacional. Y esa combinación de factores es el origen de la partida de ejecutivos de niveles altos y medios de Celfin, Santander y JP Morgan. Del banco de inversión fundado por Jorge Errázuriz, Mario Lobo y Juan Andrés Camus y adquirido por la brasileña BTG Pactual salieron 20 personas. Las áreas afectadas son las de administración de altos patrimonios, las de ventas de fondos mutuos —un negocio en el que Celfin aún es pequeño—, la mesa de dinero y soporte.

Las exigencias impuestas a los ejecutivos son mayores para acomodarse con el estilo de trabajo de BTG en Brasil. También el foco cambió. El interés ahora son los negocios corporativos estructurados, es decir, fusiones, adquisiciones, aumentos de capital acompañados de financiamiento. Asimismo hay interés en captar clientes de altos patrimonios, pero el corretaje resulta menos atractivo.

Cuatro conocidos operadores de acciones de Celfin emigraron a Euroamérica: Rodrigo Vicuña, Luis Fernando Jaramillo, Cristián Bianchi y Francisco Peñafiel.

Los tres primeros llegaron como equipo a formar la mesa de intermediación de renta variable para clientes institucionales y extranjeros.

En noviembre Celfin despidió a 70 personas, equivalente al 10 % de su planilla, como resultado de la compra por parte de BTG Pactual. Al interior de la compañía afirman que las próximas salidas no forman parte del mismo proceso, ya que algunos abandonan sus cargos en forma voluntaria y en otros casos el rendimiento no fue el esperado.

En el Santander dejarán sus cargos Andrés Heusser, gerente general de la aseguradora Zurich-Santander y uno de los rostros emblemáticos del grupo, y Max Winter, gerente de gestión inmobiliaria. A ellos se suman Lya Macaya, gerenta del área de reclamaciones que se fusiona con calidad, y otras dos personas. A fines del año pasado, Carlos Volante, gerente del segmento personas, dejó el grupo.

No serían los únicos movimientos. Se espera que se produzca la salida de hasta 10 ejecutivos en el corto plazo. Fuentes al interior del Santander dicen que los cambios son parte de una adecuación de estructuras como parte del nuevo plan estratégico.

Desde afuera se explica que ello obedece a la presión que está poniendo la matriz sobre su filial chilena, que el año pasado cedió el primer lugar en utilidades y colocaciones al Banco de Chile, y que también vio caer su rentabilidad. Igualmente obedece a la necesidad de darle un recambio generacional a ciertas divisiones del banco y dar oportunidad a ejecutivos más jóvenes.

La inminente baja de la tasa máxima convencional, cuyo proyecto de ley se tramita en el Congreso, ha tocado el negocio y algunas sucursales de Banefe, la división de consumo orientada a los segmentos más bajos, se han transformado en sucursales del banco. Una señal de que el nicho Banefe sufrirá un recorte, pero hasta ahora ello no ha implicado cambios ni despidos.

JP Morgan vive un recambio generacional: Vicente Monge, su actual presidente y anterior gerente general, con 26 años de carrera, deja el banco en abril. Carlos Ruiz de Gamboa, quien manejaba la línea de negocios de derivados en Chile, lo hizo el viernes pasado. El primero será reemplazado por Alfonso Eyzaguirre, actual director ejecutivo del banco; el segundo, por Gonzalo Montes, quien viene de Goldman Sachs, donde era director para mercados emergentes.

Otro que deja el banco es Juan Ignacio Langlois, codirector de la banca de inversiones, pero la fecha de su partida aún no se conoce.

Fuentes al interno de JP Morgan cuentan que los cambios se deben a que desde diciembre del año pasado hay un nuevo ejecutivo a cargo de la región en Nueva York, Martin Marron, y él está haciendo cambios. “Monge, Langlois y Ruiz de Gamboa son ejecutivos con años en el banco y probablemente llegaron a un acuerdo que le conviene tanto a ellos como el banco”, detalla la fuente, aunque destaca que Langlois probablemente podría haberse quedado si hubiese querido.

La misma fuente cuenta que el 2012 no fue un gran año para el banco en Chile comparado con los anteriores y eso podría haber sido un factor gatillante de los cambios.

El consenso es que para la industria en general en Chile las exigencias seguirán aumentando. “El negocio está cambiando y las demandas a los ejecutivos son mucho más exigentes, por lo que la presión seguirá aumentando y se verán incluso más cambios”, señala un ex alto ejecutivo de un banco de inversión.

Agrega que para los que están entrando a la industria ahora, la pista se les viene mucho más pesada, ya que están compitiendo con personal calificado de Colombia, Argentina, Perú e incluso España.

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.