Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 13:34

Universitarios habían acordado “rechazar la reforma” por no participación de actores sociales

“Bancada estudiantil” pide participación del movimiento social en proyectos y genera puente con el Mineduc

por 2 junio 2014

“Bancada estudiantil” pide participación del movimiento social en proyectos y genera puente con el Mineduc
La tarde de este lunes los diputados Giorgio Jackson, Gabriel Boric, Camila Vallejo y Karol Cariola se reunieron con la Confech para solicitar que la reforma educacional del gobierno considere la participación del movimiento social. La cita coincidió con el anuncio realizado por el principal asesor del ministro Eyzaguirre, Miguel Crispi, de desarrollar un plan nacional de participación respecto de la reforma impulsada por el Ejecutivo.

La idea surgió tras el impasse protagonizado por la presidenta de los estudiantes de la Universidad Católica, Naschla Aburman, hace poco más de tres semanas, cuando puso en duda su continuidad en la vocería de la Confech debido a que el colectivo estudiantil se negaba a una condena transversal al uso de la violencia en las manifestaciones. En las conversaciones que permitieron aliviar la tensión –y que a la larga posibilitaron que Aburman permaneciera en la mesa ejecutiva–, surgió la idea de reunirse con la llamada “bancada estudiantil”.

Esa idea se concretó este lunes cuando la dirigencia nacional de la Confech se juntó con los diputados que antes fueron dirigentes estudiantiles. La cita fue convocada por la timonel de la FEUC a través de un correo electrónico enviado a los parlamentarios, y en ella se firmó una alianza entre los parlamentarios y los universitarios. “Ninguna reforma puede construirse sin la participación de quienes han sido protagonistas en la lucha por lograrla”, señaló tras la reunión la ex presidenta de la FECH, Camila Vallejo.

La solicitud de participación, y de incidencia real en los proyectos que se envien al Congreso, se concretó algunas horas después que el principal asesor del ministro Nicolás Eyzaguirre, Miguel Crispi, anunciara que el Mineduc abriría espacios de participación a los actores relacionados con el mundo de la educación.

“Refirmamos nuestro compromiso para abrir todos los canales de participación posibles y demandar que existan esos espacios de incidencia. Vemos con buenos ojos que el movimiento estudiantil, en este caso la Confech, muestre su vocación transformadora y sus ganas de poder incidir, porque el movimiento estudiantil se ha ganado el derecho a incidir, y parece bastante inexplicable que actores sociales se hayan enterado por la prensa de los detalles de los proyectos de ley”, dijo el ex presidente de la FEUC, y actual diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, tras la cita.

Antes de asumir sus cupos parlamentarios, los cuatro diputados pertenecientes a la llamada “bancada estudiantil” ya habían mostrado su fuerza durante febrero, al reunirse a tomar un café en Providencia cuando Claudia Peirano había sido nombrada subsecretaria de Educación. Peirano mantenía vínculos con el mercado educacional debido a su participación en una Agencia de Asistencia Técnico Educativa que había asesorado a los colegios con fines de lucro que posee su ex marido, el DC Walter Oliva. Luego de la fugaz reunión de los cuatro parlamentarios, Peirano dio un paso al costado y declinó asumir el cargo.

 PARTICIPACIÓN E INCIDENCIA

Si bien en el Confech se manejaba la idea de generar una reunión de todo el movimiento social por la educación con las autoridades del Mineduc tras el discurso del 21 de mayo de la Presidenta Michelle Bachelet, no se habían dado pasos concretos para lograrlo. A eso se sumaba que en las últimas semanas la agenda de los universitarios se había centrado en condenar los “montajes” contra estudiantes acusados de agredir a Carabineros, dejando en punto muerto su participación en la reforma educacional. Incluso, en sus últimas asambleas los dirigentes habían acordado “rechazar” los proyectos enviados al Congreso por el gobierno –fin al lucro, selección y copago en la educación escolar, creación de una subsecretaría de Educación Parvularia y la creación de la figura del interventor estatal en universidades que hayan cometido irregularidades–, ya que no habían contado con la participación del movimiento social.

En la última Confech, realizada el fin de semana en la Universidad de Antofagasta, la Mesa Ejecutiva de la instancia comunicó que tenía agendada una reunión con la “bancada estudiantil”, lo que fue aprobado por los asistentes. Este lunes, y tras reunirse por más de tres horas, los diputados salieron flanqueando a Melissa Sepúlveda y Naschla Aburman para pedir participación e incidencia del movimiento social en los futuros proyectos que envíe al Congreso el Mineduc.

Antes, la semana pasada, los dirigentes universitarios ya se habían reunido con la diputada PC Camila Vallejo. En la cita, la parlamentaria les expusó el proyecto de ley de su autoría que busca eliminar el lucro en todo el sistema educacional.

La presidenta de la FECH, Melissa Sepúlveda, aseguró que les presentaron a los diputados los cinco ejes programáticos definidos en sus asambleas –fin al lucro en todo el sistema, mejorar condiciones laborales de trabajadores de la educación, democratización del sistema, mejorar el acceso a la educación superior y condonación de la deuda para los endeudados de la educación–, y que se busca “posicionar por sobre todo el debate programático, cuáles son los elementos centrales que deben regir una reforma educacional que apunte a cambiar estructuralmente el modelo de educación que tenemos hoy día. No estamos dispuestos a avalar medidas que solamente apunten a regular el mercado educacional, y no apunten a cambiar las condiciones de los estudiantes y sus familias que hoy se ven afectados por este modelo educacional”, indicó.

En la misma línea, la timonel de la FEUC, Naschla Aburman, dijo que no se van a quedar tranquilos con sólo una reunión, sino que se debe asegurar la incidencia en los proyectos, “no nos vamos a quedar contentos ni tranquilos porque tengamos una reunión donde no sabemos cuáles son las garantías de incidencia, en la que no sabemos cuáles son los objetivos a largo plazo ni cuáles son los actores que van a participar”.

La alianza conformada por los actuales y los ex dirigentes del Confech incluye la solicitud de iniciativas que permitan el fortalecimiento de la educación pública. Gabriel Boric, diputado de la Izquierda Autónoma y ex presidente FECH, señaló: “Concordamos en que en los anuncios del gobierno hay una gravísima ausencia, que es la necesidad de fortalecer la educación pública en nuestro país, no basta con regular al sector privado”. Incluso, el diputado aseguró a título personal que no “concurrirá” a votar los proyectos que no incluyan al movimiento estudiantil. “Piano, piano, acá lo importante es la incidencia de los movimientos sociales y el fortalecimiento de la educación pública, que está ausente. Hagamos las cosas bien, no queremos otro 2007”, le dijo en un mensaje directo al ministro del ramo, Nicolás Eyzaguirre.

LA AGENDA DEL MINEDUC

Algunas horas antes de la “cumbre estudiantil”, el principal asesor de Eyzaguirre, y militante de RD, Miguel Crispi, había anunciado que en los próximos días se lanzará un plan nacional de participación en los proyectos de la reforma, anticipándose a la solicitud de los dirigentes y los parlamentarios. “Iniciaremos un proceso de diálogo denso de participación donde podremos dialogar con la ciudadanía, con los actores más organizados, con los líderes sociales del movimiento estudiantil y del movimiento social por la educación, de manera que en lo que viene, que es la construcción de un nuevo sistema educativo, puedan sentirse parte y decir que al final del día tienen un espacio en el cual entregar sus posiciones y hacer sus aportes a la reforma”, aseveró luego de reunirse con organizaciones de padres y apoderados.

En una entrevista con La Tercera este domingo, Crispi había dicho que el rol de los estudiantes es “insustituible”, y que si “el movimiento estudiantil no sigue insistiendo, quizás los cambios en educación no lleguen”.

Una de las principales opositoras a las reformas anunciadas por Educación, la ex titular del ramo y militante DC que actualmente trabaja de la mano con el liberal Andrés Velasco, Mariana Aylwin, también tuvo una reunión clave este lunes. A eso de las tres de la tarde, y en paralelo a la cita de los estudiantes, Aylwin llegaba hasta el Ministerio de Educación para conversar con Eyzaguirre.

En la ocasión, que se dio en el contexto de una invitación del ministro a quienes ocuparon la cartera en los últimos años, la DC presentó sus objeciones a los proyectos anunciados y escuchó atentamente el desglose de la reforma hecho por Eyzaguirre.

A la salida del encuentro, Aylwin se mostró confiada y aseguró que en los próximos días podrían verse “cambios” en la discusión educacional. “Él tomó nota de las inquietudes que le expresamos por este tema. Seguramente habrá cambios en la discusión", señaló.

A la cita también llegaron los ex ministros Sergio Molina y José Pablo Arellano.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes