Viernes, 26 de agosto de 2016Actualizado a las 01:52

En un partido mediocre Colo Colo no pudo con Atlético Mineiro

por 11 marzo 2016

En un partido mediocre Colo Colo no pudo con Atlético Mineiro
El hombre de la cancha fue para mi gusto el DT de Colo Colo José Luis Sierra que se atrevió a cambios que fueron audaces y le resultaron bien.

El empate de Colo Colo con Atlético Mineiro ayer en la noche dejó la sensación de un equipo poco sólido e impreciso, que si sigue jugando de la manera que lo hizo, no es mucho más lo que puede dar en la Copa Libertadores.

La defensa es lo más sólido que muestra el equipo nacional, con jugadores notables y parejos como Barroso, y donde se nota la mano del técnico José Luis Sierra, a la hora de reemplazar jugadores. Lo de Araya fue un notable acierto pues el juvenil tuvo un desempeño parejo y aplomado que no desentonó con el resto de la defensa, pese a estar debutando. Pero es en la apuesta de Baeza como central donde el Coto Sierra anotó los mayores puntos. Realmente este jugó un partido disciplinado y notable, prácticamente sin errores, y se complementó de maravillas con Barroso. Hasta ahí, bastante bien, con Justo Villar con una atajada de gol y sin mayor exigencia por parte de los brasileños.

Los problemas van del medio hacia arriba. Enormes vacíos en la media cancha, donde la abundante recuperación de balones se debió principalmente a yerros e imprecisiones del equipo brasileño. Fue notoria la imprecisión en la entrega de balones de Jaime Valdés, lo que cada vez que ocurrió dejo a contramano al equipo. No hubo un segundo armador, el enganche de Paredes fue defectuoso y más lento que otras veces y, en general, pese a haberse labrado una par de ocasiones excepcionales en los pies de Juan Delgado y Martín Tonso, la delantera se mostró ansiosa, insegura y poco creativa.

Dos puntos aparte. Jean Boseajour es uno de los mejores laterales de ataque del fútbol sudamericano actual. Tiene un físico privilegiado y una técnica no desdeñable, además de personalidad. Pero se enreda en el ataque en el área rival y tiene tendencia al juego hacia atrás o a los centros desmedidos. Tampoco dispara al arco. Así, su enorme capacidad de juego se transforma de algo que podría ser letal en fuegos de artificio. Es lamentable pues ya no le quedan tantos años de juego.

Con Jaime Valdés pasa que es bueno en el mejor sentido de la palabra, es creativo, imprevisto en muchas ocasiones y tiene un buen remate. Pero es blando, bastante impreciso para su función, quita poco y tiene una tendencia a jugar para si mismo que le juega malas pasadas. Requiere de un apoyo cercano que lo ayude y juegue para apoyarlo y entonces luce. Pero para una campaña de alto rendimiento es demasiado intermitente y anoche se notó.

Fue una suerte que no estuviera Robinho ayer en la cancha. No lo digo porque no sea anulable, sino por lo que ayer vimos, sobre todo con los minutos que estuvo Dátolo dentro de la cancha. Jugadores rápidos y hábiles arrancando desde la mitad y contramano de un impreciso mediocampo chileno -especialidad de Robinho- hubieran complicado más el partido para Colo Colo.

Atlético Mineiro no mostró mucho, excepto la rudeza de Donizete que dio un par de patadas dignas de expulsión. Está bastante lejos, al menos en lo exhibido anoche, del estandar de los equipos brasileños. Veremos qué pasará en la revancha.

El hombre de la cancha fue para mi gusto el DT de Colo Colo José Luis Sierra que se atrevió a cambios que fueron audaces y le resultaron bien. A excepción del colombiano Javier Reina que entró a reemplazar a Paredes en los últimos minutos y se desplegó sin temperamento y como si estuviera en un entrenamiento. Suavecito.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes