Carolina Rossetti se puso díscola: “El canciller no me puede pedir la renuncia” - El Mostrador